Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 2 2005 25 El ministro de Hacienda francés, Hervé Gaymard, se ve envuelto en un grave escándalo de alquileres El primer ministro palestino, Ahmed Qurea, no obtiene la aprobación de su Gabinete en el Parlamento El Gobierno de Estados Unidos está renovando la flota presidencial de limusinas y helicópteros, que además de ofrecer la máxima seguridad sirven como sofisticada publicidad para las empresas fabricantes Limusina presidencial 2006 cadillac DTS Motor Northstar V- 8 de 345 caballos Sistema musical para 10 cds Asientos traseros con ajuste automático Interior de cuero con escritorio abatible Altavoz y micrófono para poder hablar desde dentro Ruedas con revestimiento de gran dureza y flexibilidad Está construida a mano y la mayoría de las especificaciones son secretas Blindaje pesado en todo el cuerpo del vehículo y cristales Habitáculo sellado con su propio suministro de aire Capacidad para seis pasajeros Infografía ABC AFP to a esperar la respuesta de Damasco a la resolución 1.599 de la ONU, promovida por EE. UU. y Francia, antes de intentar aplicar sanciones. Los analistas alemanes son cautos y destacan del esperado reencuentro trasatlántico la ambigüedad de recalcar la unidad recobrada al tiempo que insistir en la vigencia de la posición propia. En todo caso, entienden que el necesario recalentamiento redundará en trabajar mejor en los varios focos de Oriente Próximo. El canciller federal se confesó muy contento del creciente compromiso estadounidense, en este segundo mandato, frente al conflicto palestino, un esfuerzo que calificó de bueno y justo lo que le hace albergar más que esperanzas para la región. Pese a las diferencias, Bush quiso reconocer en Maguncia la contribución vital realizada por Alemania en Irak, desde el entrenamiento de las nuevas fuerzas hasta la condonación de la importante deuda y la ayuda humanitaria. Entiendo las limitaciones de la contribución alemana observó Bush en referencia al pacifismo sociológico de este país. Schröder se mostró dispuesto incluso a reforzar el compromiso alemán con el desarrollo y democratización de las instituciones y la constitución iraquí. El presidente estadounidense visitó después en Wiesbaden a las tropas estacionadas en Alemania, antes de volar hacia Eslovaquia, donde está previsto un relevante encuentro con Vladimir Putin en Bratislava. Los vehículos fantásticos de Bush TEXTO: PEDRO RODRÍGUEZ, CORRESPONSAL WASHINGTON. Mandato nuevo, coche nuevo. Desde su toma de posesión en enero, el presidente Bush se pasea por el mundo con una rutilante limusina 2006 Cadillac DTS a la altura del apasionado romance de Estados Unidos con grandes vehículos impulsados por motores de combustión interna. Pese a que el Servicio Secreto- -encargado de proteger a los ocupantes de la Casa Blanca- -se ha negado a ofrecer detalle alguno sobre el carro presidencial, el resultado es una llamativa combinación de seguridad y publicidad. Aunque el diseño del flamante vehículo es top secret (incluido el número total de coches producidos, su precio y dimensiones exactas) este Cadillac de la General Motors ha sido descrito como lo más parecido a un tanque de lujo, sin cañón pero con tapicería de cuero. Para empezar, no es producto de una vulgar cadena de montaje, sino que ha sido ensamblado a mano, bajo especificaciones a la medida y diversos extras que harían morirse de envidia al mismísimo James Bond. Cuando el presidente Bush se baja de su nuevo Cadillac negro se puede comprobar que la limusina viene equipada con blindaje pesado alrededor de toda la carrocería y cristales tan herméticos como tintados. Ade- más de contar con ruedas casi indestructibles para garantizar una rápida escapada en situaciones apuradas, se supone que todo el habitáculo interior está protegido con filtros especiales y su propio suministro de oxígeno con el que hacer frente a posibles ataques con armas no convencionales. Para mover airosamente toda esta especie de pedestal sobre ruedas se supone que la limusina presidencial cuenta con un generoso motor NorthStar V- 8 de 345 caballos. En cuanto al interior, hay sitio de sobra para seis pasajeros y un escritorio abatible. El nuevo coche de la Casa Blanca forma parte de toda esa faceta simbólica de la Presidencia de Estados Unidos, con su generosa dosis de pompa y escaparate. Pero también de tragedia, como ilustra el descapotable 1961 Lincoln Continental de color azul que transportaba a John F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963 durante su fatal visita a Dallas. General Motors no ha querido ni tan siquiera confirmar si el nuevo Cadillac es una donación. Pero a nadie se le escapa toda la sofisticada publicidad que supone este vehículo, con una versión civil disponible a finales de este año. Además de la limusina, también se va a renovar la flota de helicópteros de los marines utilizados para cubrir sus necesidades de transporte de la Casa Blanca. Para frustración del suministrador tradicional, Sikorsky, el Pentágono se ha decantado por el modelo US 101 de Lockheed Martin con motores producidos por AugustaWestland, un consorcio de Gran Bretaña e Italia. Encargo de 23 aparatos por 1.600 millones de dólares que puede suponer una fortuna de pedidos adicionales por todo el mundo.