Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 JUEVES 24 2 2005 ABC Internacional El canciller Schröder y el presidente Bush pasan revista a la guardia de honor, ayer en el castillo de Maguncia Bush quiere a Siria fuera del Líbano, y Schröder a EE. UU. en la negociación con Teherán El presidente norteamericano pide una sola voz porque Irán no es Irak el pleno acuerdo con Washington en que el régimen iraní no debe poseer el arma nuclear y sí renunciar a todo derecho de producirla RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL MAGUNCIA. Los dirigentes de Estados Unidos y Alemania representaron ayer su esperado reencuentro en Maguncia, constatando tanto los matices distintos como la mutua dependencia entre socios para encarar perentorias tensiones en torno a Siria, Irán, Irak, China o el cambio climático. El proceso de recalentamiento trasatlántico, iniciado en Bruselas, encontró ayer en el camino una gélida Maguncia y a un enfermo canciller Schröder, junto a un Bush tenazmente sonriente, que incluso trata ahora al canciller como Gerhard con subrayada cordialidad anglosajona, y Alemania b El canciller subrayó se ha trocado de vieja en un país extraordinario en el corazón de Europa En este corazón maguntino- -cuando menos de la imprenta de Gutenberg- -la letra y el espíritu de lo visto revelan la renovada admisión de que ambos socios trasatlánticos necesitan del otro, sea en Israel como en Irán. Tenemos una comunidad de objetivos dijo el canciller Schröder. En el palacio del Elector Principal de Maguncia, Bush agradeció la callada pero efectiva cooperación antiterrorista alemana y subrayó la intención de ambos líderes de dejar atrás diferencias pasadas y concentrarnos en la gente de Irak, que quiere ser libre Schröder y Bush se concentraron sobre todo en Irán y Siria, dos cuestiones en las que europeos y americanos coinciden en preocupación, pero no siempre en solución. Bush ponderó la diplomacia europea y rehusó comparaciones entre la campaña contra Irak y respecto a Irán: Irán no es Irak subrayó, el esfuerzo diplomático está ape- En torno a la Biblia Desde San Bonifacio, en el siglo IX, el anglosajón más prominente que ha venido a Maguncia ha sido Bush I- -padre del actual presidente de EE. UU. quien en 1989 avanzó aquí la caída del Muro de Berlín y bendijo la reunificación, algo que según Die Welt los alemanes no sólo ya no recuerdan, sino que hasta dicen confiar más en Vladimir Putin que en este pródigo hijo. Bush II, o George W. Bush, como episcopaliano renacido, ha querido ver en persona el Museo Gutenberg, el que se dio a la impresión de Biblias y, de ahí, le dio a la gente por comprarlas y por leerlas, a Calvino y a Lutero por interpretarla, y la cosa acabó en guerra; y, andando el tiempo, en la fundación de los Estados Unidos por los fugitivos de aquélla. Aún ayer una pancarta de protesta, no está claro si contra aquella o esta guerra, pedía al mundo parar al anticristo personificado por estos protestantes en George Bush. nas comenzando y quiero agradecer a nuestros amigos (europeos) por tomar la iniciativa. Vamos a trabajar con ellos a fin de convencer a los ayatolás de que tienen que abandonar sus ambiciones nucleares Tras hora y media a puerta cerrada con Schröder, e interpelado sobre la falta de enganche estadounidense en la iniciativa europea, Bush quiso ser claro Quienes han causado este debate han sido primero los iraníes... cuando han sido cogidos enriqueciendo uranio después de firmar un tratado diciendo que no enriquecerían uranio... A ellos hay que pedir cuentas Pleno acuerdo El canciller subrayó el pleno acuerdo con Washington en que el régimen iraní no debe poseer el arma nuclear y sí renunciar a todo derecho de producirla Bush dijo que sería vital que Irán viera a los líderes del mundo hablar con una sola voz, en velada referencia a la bilateralidad de Rusia con el régimen islamista, y buscando ahora dar ejemplo aseguró la cooperación de Washington con la iniciativa de la UE, pese a la resistencia estadounidense a comprometerse en la negociación. Washington no comparte la disposición europea de ofrecer a Teherán incentivos comerciales por retomar un compromiso internacional. Respecto a Siria, Bush dijo que la posición de nuestro Gobierno es que tiene que retirar no sólo sus tropas, sino también sus servicios secretos del Líbano El presidente se dijo dispues-