Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 2 2005 11 Nuevo revés al PNV al rechazar el Consejo General del Poder Judicial sus candidatos para el Tribunal vasco Aunque se cumplan las previsiones más optimistas, aún habrá en España medio millón de personas sin papeles ra correspondencia con los sectores de actividad en el que suelen estar empleados unos y otros. Entre los datos dignos de mención habría que destacar el escaso número de peticiones en algunas zonas con gran presencia de mano de obra inmigrante como Andalucía, donde se han presentado 3.855 solicitudes frente a las 15.378 de Madrid o las 8.306 de Cataluña. Los empresarios murcianos tampoco han demostrado demasiada prisa- -1.769 peticiones- A la vista de los datos parece claro que además del servicio doméstico, el sector de la hostelería y la construcción preceden al de la agricultura en la que hay campañas donde los temporeros suponen la mano de obra fundamental. En Melilla, por ejemplo, donde reside un gran número de marroquíes no ha habido ni un solo intento de regularización; en Ceuta, sólo se han contabilizado dos expedientes. Las asociaciones de inmigrantes volvieron a denunciar ayer que se están produciendo despidos por parte de empresarios que no quieren contratar a quienes ya están a su servicio. Exigieron además al Gobierno que flexibilice los requisitos de la normalización para que no esté abocada al fracaso en clara referencia al certificado de empadronamiento. La Confederación Española de Policía se mostró una vez más muy crítica con el proceso: Queremos felicitar a Caldera por la sobrecarga de trabajo que ha dado a la Policía Nacional y la Guardia Civil durante la próxima década. Ha convertido a España en la patera de Europa declaró su portavoz, Rodrigo Gavilán. Caldera, acompañado por el titular de Interior, José Antonio Alonso, participa hoy en el primer debate que los 25 miembros de la UE mantendrán sobre la propuesta de crear un sistema de información y alerta previa en los casos de decisiones importantes sobre inmigración, como las regularizaciones. Esta reunión coincide con las críticas de Alemania y Holanda al proceso español. Trabajo suaviza trámites y acepta solicitudes a falta del certificado penal El Ministerio generaliza el sistema de cita previa para evitar colas b Los empleadores domésticos, el sector con mayor demanda, ya pueden inscribirse en la Seguridad Social al mismo tiempo que entregan la documentación C. M. MADRID. A golpe de realidad, el Gobierno ha ido improvisando soluciones a los problemas planteados a empresarios e inmigrantes los primeros días del proceso de regularización. El primero y más acuciante lo provocó el Ayuntamiento de Madrid que expidió miles de volantes en lugar de certificados de empadronamiento como exige el Reglamento. Llamada al orden, nuevas y masivas colas, pero al fin se encauzó con la apertura de las juntas de distrito, sólo por la tarde. Decenas de inmigrantes se quejan de que el horario es incompatible con su trabajo y arguyen que han tenido que esperar dos veces. Segundo problema: sólo se aceptaban expedientes que cumplieran todos los requisitos. Centenares de inmigrantes, ecuatorianos, rumanos y marroquíes sobre todo, no han logrado aún que sus Ministerios les envíen el certificado de penales. Trabajo ha decidido recoger las solicitudes pendientes de ese documento que los extranjeros podrán aportar a medida que lo obtengan. Tercera vicisitud: conseguir una ventanilla donde atiendan la petición. A partir de la primera semana en determinadas oficinas de la Seguridad Social de Madrid se formaron colas imposibles que amenazaban con crear un problema de orden público. Algunos inmigrantes llegaron a organizar la admisión con las consiguientes quejas de otros usuarios. El Ministerio empezó a implantar citas previas, igual que se estaba haciendo en otras Comunidades autónomas. Casi 20 días después, el sistema de ci- Inmigrantes hacen cola en Madrid para conseguir los papeles ta aún no se ha generalizado. Según fuentes de Trabajo, es probable que la próxima semana se ponga en marcha con carácter general Cuarto problema: como demuestran los datos, hasta ahora un 37 por ciento de los solicitantes pertenecen al servicio doméstico. Muchos empleadores, empleadoras para ser exactos, se enfrentaron los primeros días a otra condición desconocida para la mayoría. Tenían que estar dados de alta en la Seguridad Social como empresarios, un trámite añadido que debía realizarse en las Tesorerías de la Seguridad Social y en horario distinto al del proceso de normali- CHEMA BARROSO El Ejecutivo recalca que no se aceptará una prueba de estancia distinta al certificado de empadronamiento zación para desesperación de algunos. El Ministerio ha optado por facilitar esta parte del papeleo, de forma que el empleador del servicio doméstico puede inscribirse en el mismo momento en que acude con la solicitud de su asistenta. Los sindicatos y las ONG siguen demandando al Gobierno que se acepten como prueba de estancia en España antes del 8 de agosto documentos distintos al certificado de empadronamiento. Alegan que muchos inmigrantes no se empadronaron en su día por miedo, por desconocimiento e, incluso porque no se le permitieron. De momento, el Ejecutivo se muestra inflexible. Sólo se aceptará el padrón. En este punto también ha habido denuncias, sobre todo en Andalucía, donde por ejemplo una ONG permitió que se inscribieran en su dirección más de 500 personas. El Ministerio argumenta que son casos minoritarios y es fácil detectar la falsificación de ese documento.