Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes LIGA DE CAMPEONES REAL MADRID- JUVENTUS MIÉRCOLES 23 2 2005 ABC ASÍ JUGARON E. O. REAL MADRID CASILLAS: notable. Muy metido en el partido, sacó los tres remates peligrosos que le llegaron. Bien en el juego aéreo. MÍCHEL SALGADO: sin calificar. Una patada de Nedved le mandó a la caseta (m. 8) HELGUERA: notable. Su gol llegó en un momento importante y puede tener un gran valor. Se equivocó en los pases largos, pero atrás estuvo seguro, con anticipación y bien colocado salvo un par de despistes. SAMUEL: bien. Jugar el balón sigue siendo una complicación para él, pero defendiendo estuvo sobrio y contundente. En las acciones a balón parado siempre fue protagonista y remató al poste (m. 77) ROBERTO CARLOS: bien. Le faltó profundidad por su banda, sobre todo en la primera mitad, en la que tuvo ocasión de entrar hasta la línea de fondo en tres ocasiones y se quedó a mitad de camino. Un par de buenos centros y seguridad atrás. BECKHAM: notable. Uno de sus mejores partidos en las últimas semanas. Jugó como segundo medio centro, rara vez se dejó caer en la banda derecha, recuperó muchos balones en la medular y sus pases en profundidad fueron los que pusieron en más aprietos a la adelantada defensa italiana. Pase del gol. Le faltó mover el balón con más fluidez para redondear un gran partido. GRAVESEN: notable. Extraordinaria demostración de fuerza. Bien colocado y apoyando siempre a los compañeros, perfecto en las coberturas, sólo se equivocó en presionar a veces de forma alocada y perder la posición con riesgo para su defensa y en que a la hora de jugar necesita un par de toques como mucho. Se ganó al Bernabéu con su fiereza, que le costó una tarjeta. FIGO: bien. No brillante, pero terriblemente luchador. Al final, cansado, abusó de conducir mucho el balón, pero se ofreció en todo momento y realizó un gran desgaste en su nueva posición de media punta, en la que se echan en falta sus entradas por la derecha y sus centros. ZIDANE: notable. Estuvo mucho más presente que en otros partidos pero sin llegar a la plenitud. Abusó de sus famosas ruletas sobre todo porque las hizo lejos del área contraria. RAÚL: bien. Sólo una ocasión para rematar y estaba en fuera de juego, pero fue quien mejor interpretó los movimientos hacia el medio campo para enlazar las líneas. Muy activo, aunque le obligaron a jugar mucho de espalda, algo que no va con su juego. RONALDO: mal. Dos remates hasta que terminó siendo sustituido entre división de opiniones. Thuram y Cannavaro le conocen bien y no le dieron respiro, pero tampoco estuvo muy por la labor. No está en su mejor momento de forma. RAÚL BRAVO: regular. Resolvió la papeleta de jugar de lateral derecho lo mejor posible. Se sintió siempre cohibido, aunque su velocidad fue importante en un par de acciones cerca de su área. Nulo en ataque. EL TÉCNICO: VANDERLEI LUXEMBURGO. Regular. Renunció a la banda derecha todo el partido y tardó mucho en hacer los cambios. Un hombre en la zona ancha como Guti podría haber oxigenado en el último cuarto de hora, cuando Figo y Zidane estaban muertos Casillas observa a Buffon despidiéndose de Samuel CASILLAS VS. BUFFON Uno de los duelos más interesantes del partido se vivió a más de cien metros de distancia, con sus protagonistas, los porteros, que sólo se cruzaron en el saludo inicial Iker apareció cuando se le necesitó TEXTO MANUEL FRÍAS MADRID. No es fácil mantener la concentración cuando el trabajo escasea. De ahí el mérito de Casillas, casi siempre espectador pero que supo dar la talla en las pocas oportunidades en que se aproximaron con peligro los jugadores del Juventus. Gran mérito del portero, a quien ni el frío ambiente le dejó nunca estático. Tres nada más fueron las llegadas peligrosas del Juventus en todo el partido y en las tres tuvo que emplearse a fondo el meta madridista, que acertó a despejar el balón con agilidad felina. La primera, al mandar a córner un peligroso tiro de Emerson (m. 29) La segunda, al despejar un disparo a botepronto de Olivera (m. 61) Y la tercera, al más puro estilo de portero de balonmano, al rechazar con las piernas el envío de Ibrahimovic (m. 81) Casillas demostró tener una mayor agilidad y reflejos que su colega rival, Buffon, en uno de los duelos de porteros más interesantes que se puede ver. Buffon lo tuvo más complicado. Era lógico. El Madrid dominó más, tuvo más llegadas a la meta rival y, por consiguiente, más trabajo que Casillas. El meta italiano no estuvo tan brillante como su colega rival, a quien saludó con un beso en la presentación de los dos equipos. Sabedores de su mayor envergadura y, por tanto, mejor definición en el juego aéreo, los jugadores del Madrid no abusaron de los balones bombeados y dejaron la faceta del despeje con los puños para que la utilizase en los centros que llegaban cruzados desde las bandas. Incluso el gol le llegó tras un remate inverosímil de Tres veces tuvo que emplearse a fondo y resolvió bien; a su rival le salvaron los dos balones al palo Helguera, haciendo el balón una vaselina sobre un meta de gran envergadura y que estaba prácticamente con los pies en el suelo. Incluso, de no haber sido por la fortuna, el meta italiano hubiese salido aún peor parado porque dos balones madridistas se estrellaron en los postes de su portería. En el primero, el de Raúl al larguero nada más comenzar el partido, no pudo hacer nada, más que salir alocadamente y tapar la mayor superficie posible. En el segundo, enviado por Samuel en la segunda parte, podía haber hecho más. Sus reflejos sólo los pudo exhibir en dos ocasiones por las tres de Casillas. En un tiro lejano de Ronaldo (m. 55) que despejó a córner (m. 55) y en otro de Zidane (m. 56) que despejó con muchos apuros. Casillas fue el vencedor de este duelo particular de divos. Le ganó a su rival en agilidad, reflejos y colocación, mientras que hubo tablas en el juego aéreo.