Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 2 2005 Economía 89 Alemania cerró por tercer año seguido con un déficit público superior al tope del 3 Las cuentas públicas tuvieron un desfase de un 3,7 del PIB b Berlín presentó en noviembre un La Eurozona logra tener excedente comercial en 2004 pese al petróleo y la subida del euro ABC BRUSELAS. Pese a la subida de los precios del petróleo y a la fortaleza de la divisa única europea que penaliza sus exportaciones, la Eurozona registró en 2004 un excedente comercial de 74.400 millones de euros, casi 100. 000 millones de dólares, informa Afp. El superávit comercial de la zona euro fue mayor que el logrado en el año 2003, de 69.700 millones de euros, según primeras estimaciones publicadas ayer por la Oficina europea de estadísticas, Eurostat. Las exportaciones de la zona euro aumentaron un 8 y las importaciones un 9 en 2004 respecto al año precedente. En el conjunto de la Unión Europea (UE- 25) el comercio con el resto del mundo se saldó con un déficit de 60.900 millones de euros, tras un déficit de 57.800 millones de euros en 2003. La diferencia entre las dos zonas se debe fundamentalmente al enorme déficit comercial del Reino Unido (un país fuera de la zona euro) que fue de 87.900 millones de euros entre enero y noviembre de 2004. Según datos detallados disponibles para el conjunto de la UE- 25 en los primeros 11 meses del año (enero- noviembre 2004) el déficit en el sector de la energía- -vinculado a la subida de los precios del petróleo- -subió a 135.300 millones de euros, contra 118.600 millones en el mismo período de 2003. recorte de 8.000 millones de euros, que incluye planes de congelación salarial para los funcionarios y ahorro del gasto federal R. VILLAPADIERNA. ENV. ESPECIAL MAGUNCIA. El déficit fiscal alemán volvió a vulnerar en 2004 las condiciones de la unión monetaria, al alcanzar un 3,7 del PIB, superando el 3 establecido en Maastricht por tercer ejercicio presupuestario consecutivo, según confirmó la Oficina Federal de Estadística en Wiesbaden. El desfase del gasto fue sin embargo dos décimas menor al esperado 3,9 sumando 80.300 millones de diferencia entre los 953.600 millones de ingresos y 1,03 billones de gastos. El Ministerio de Finanzas asegura ser capaz de reducir el déficit fiscal en 2005 en ocho décimas y dejarlo en 2,9 al término del año. Las reglas del pacto de Estabilidad y Crecimiento, que garantiza una unión monetaria saneada, fueron introducidas bajo auspicios alemanes a mediados de los años 90 e imponen límites a la inflación y al gasto del Estado. Alemania, que ha sufrido dos recesiones técnicas en los últimos tres años y apenas termina de remontar la crisis, presentó déficit de un 3,7 en 2002 y un 3,8 en 2003. En un último esfuerzo por sanear las cuentas, tras años de caída de las contribuciones y paro en aumento, el Eje- Evolución del saldo de las administraciones públicas en Alemania 2 1 0- 1- 2- 3- 4 En porcentaje del PIB 1,3 -1,5- 2,2- 2,7- 3,3- 3,4- 2,8- 3,5- 3,9- 3,7 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 Infografía ABC FUENTE: Eurostat cutivo de Berlín presentó en noviembre pasado un recorte de 8.000 millones de euros, que incluye planes de congelación salarial para los funcionarios, ahorro del gasto federal y la venta de obligaciones de pensiones en antiguas empresas del Estado. La Oficina de Estadística rebajó ayer asimismo una décima en las cifras provisionales de crecimiento el pasado año, corrigiendo el 1,7 de aumento del PIB anunciado por el Gobierno en enero a un crecimiento real del 1,6 como venían temiendo las instituciones financieras. Las perspectivas para 2005, una vez en marcha el conjunto de reformas sociales y laborales forzadas por el Go- bierno, parecen ser más optimistas, al decir del Bundesbank y otros informes económicos independientes. Las exportaciones han aumentado sorprendentemente un 5 en 2004 pese a la carestía del euro y el índice de confianza empresarial también parece consolidarse. El paro, que rompió en enero la barrera psicológica de los 5 millones (10,8 seguirá aumentando sin embargo en los próximos meses, según admitió ayer el ministro de Economía y Trabajo al Financial Times Deutschland Wolfgang Clement espera sin embargo con optimismo la influencia sobre las empresas, a partir de mitad de año, de la flexibilización laboral introducida.