Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional GIRA EUROPEA DEL PRESIDENTE DE EE. UU. MIÉRCOLES 23 2 2005 ABC MILLION DOLLAR BABY DARÍO VALCÁRCEL a América de Bush y de su fiscal general, Alberto Gonzales, tiene defectos demasiado terribles. Pero una sola película americana, Million Dollar Baby nos reconcilia con la América de hace 10, 200, 400 años: una sociedad libre, capaz de producir obras de arte mayúsculas, como esta. Ojalá Al Gonzales no prosiga la tarea de su predecesor, John Ashcroft, cercenador de libertades americanas. Mientras la obra de Clint Eastwood se proyecta en Madrid, Bush desembarca en Europa con un nuevo mensaje: Estados Unidos y Europa deben permanecer unidas. Ningún poder de la Tierra nos dividirá declaraban anteayer en Bruselas. Quizá esta retórica sea no sea digna de un presidente. Bush se reunió luego con Jacques Chirac; hoy está en Maguncia, con Gerhard Schröder. Días antes Schröder hacía pública una visión nueva de la OTAN. La Alianza ni siquiera es ya el principal ámbito donde los socios transatlánticos conciertan sus estrategias El problema consiste en que la Unión Europea es una alternativa a la América de Bush, aunque quiera mantener una relación transatlántica. Hay dos grandes cuestiones sobre la mesa: los problemas del corto plazo, que Bush ha de encajar en su estrategia a cuatro años, tiempo en que piensa, ni un día más. Y algo distinto: la nueva relación entre Estados Unidos y la Unión Europea de aquí, digamos, a la mitad del siglo. Un plan que debe construirse después de Irak, la más grave crisis transatlántica de las seis últimas décadas. Pero conviene recordar donde nace la invasión de Irak: el 11 septiembre 2001 condiciona la política interior y exterior de Bush. La UE se ha convertido en una poderosa máquina económica y jurídica (no olvidar lo último en un mundo gobernado, cuando hay paz, por el Derecho) La Unión avanza también, discretamente, en su política exterior común y, atención, de defensa común. El sábado Bush decía en su programa de radio: América y Europa son los dos pilares del mundo libre... Las esperanzas de paz en el mundo dependen de la continua unidad de las naciones libres... No aceptamos la caricatura falsa que divide a los occidentales entre una América idealista y una Europa cínica Después de Guantánamo y de Abu Ghraib, Bush podría haber invertido los términos. Pero volvamos al viaje. Bush tratará quizá de rectificar en el tono para mantener el fondo de su visión. Los dos mensajes de este segundo mandato, inauguración y estado de la Unión, han sido inequívocamente neoconservadores. Pero una cosa es lo que Bush predique y otra distinta es la realidad. La realidad de 2005, con Bush en Europa, reclama un acuerdo en que la UE anuncie su apoyo a la formación de las fuerzas iraquíes. Quizá el comunicado se haya publicado cuando esta nota aparezca. Habrá que leerlo despacio. Irak es inseparable de la política L El problema consiste en que la Unión Europea es una alternativa a la América de Bush, aunque quiera mantener una relación transatlántica común ante israelíes y palestinos y ante Irán: tres asuntos donde Bush no tiene más remedio que llegar a un acuerdo con la UE. Después viene Siria, con el asesinato de Rafic Hariri; China y el embargo de armas; Corea del Norte, Chechenia, Sudán, Cachemira... Bush ofrece a veces una imagen de infinita tensión. Europa plantea los problemas de otro modo: poder más descentralizado, orden, calma. Pero la UE no manda en el mundo y Estados Unidos, por hoy, sí. Los europeos creen que Bush ha entrado en Oriente Próximo con demasiada torpeza. Ha jugado con un panorama falso (armas de destrucción masiva en Irak) ha mentido al sostener que Sadam tenía vínculos regulares con Al Qaida, y ha ensuciado la imagen de América con la tortura en Guantánamo, Abu Ghraib y otras prisiones. Es inimaginable lo que esto representa para el nombre de Estados Unidos. Los soldados que en 1944 caían en Normandía morían en buena parte para luchar contra la tortura. En Estados Unidos se seguirá hablando de Guantánamo y de Alberto Gonzales en 2050. Hitler, que tendría hoy 116 años, dará la bienvenida a los torturadores en el otro mundo, oh, ustedes aquí, cuánto gusto en saludarles... Esta no es una nota sobre cine: pero no dejen de ver a Hitler en El Hundimiento Los europeos no son todavía una gran potencia política y militar. Pero tienen que reconocer que no se trata ya de tener o no razón, sino de aceptar sus responsabilidades de gran potencia. Es más, no sólo de aceptarlas sino Condoleezza Rice sonríe a los periodistas antes de sentarse para seguir la conferencia de prensa del presidente Bush, ayer en la sede de la OTAN en Bruselas de coordinar esas responsabilidades y de trabajar en sus prioridades con los americanos. Porque si todo se descoordina, pacificación de Irak, diplomacia europea en Irán, China, la alianza colapsará (Gary Smith, Academia Americana de Berlín) Para entendernos: Bush pasará. América quedará. La divergencia surge entre los dos modelos de sociedad, la de Bush, pensada para un hombre eterno; y el modelo europeo más efímero, más realista. Así lo explica Tony Judt en New York Review (todas nuestras referencias de hoy son americanas) La América de Bush, fundada en la riqueza y la abundancia- -modelos que tratan de subrogarse en la búsqueda de la felicidad- -resulta para los europeos poco soporta- AP ble en el plano estético y en el ecológico. Los grandes ejecutivos americanos ingresan hoy 475 veces lo que ingresa el empleado medio de una fábrica, opciones aparte (la diferencia era hace veinte años de 40 a 1) En Reino Unido la distancia es de 24 a 1; en Francia, 15 a 1; en Suecia, 13 a 1. En Estados Unidos una minoría tiene la mejor medicina del mundo pero 45 millones de americanos no tienen seguridad social (América, único país desarrollado sin cobertura médica universal) Según la Organización Mundial de la Salud, Estados Unidos es número uno del mundo en gasto sanitario, pero 37 por calidad del servicio. En Estados Unidos el 1 por cien de la población controla el 38 por cien de la riqueza producida: Bush favorece a esa capa de propietarios, mientras un 20 por ciento vive en la pobreza. Los europeos, cree Jeremy Rifkin, han conseguido situarse en el pulso del cambio que hoy trasforma el mundo... No se trata de tener mejores carreteras o trenes, hospitales y enseñanza universales. Se trata de adivinar los cambios posibles y de forzar algunos de esos cambios Quizá Bush viva en el pasado. Foto de las Azores. Los retratados querrían borrar esa imagen. Pero Lucrecio explicó ya hace 22 siglos cómo ni siquiera Dios puede convertir algo que ha sido en algo que no ha sido. La Unión Europea ha aguantado este embate como ha aguantado otros, terribles. Las construcciones sólidas tienden a sobrevivir, a veces milenios. La Unión Europea ha demostrado tener una piel dura, coriácea, con muchas conchas superpuestas, difíciles de agujerear.