Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 2 2005 27 El primer ministro palestino designa un Gobierno de tecnócratas hasta las legislativas del 17 de julio Un fuerte terremoto en Irán causa al menos 500 muertos y destruye cuarenta aldeas en el sureste del país No hubo entrevista entre Zapatero y Bush, quien dedicó siete segundos cordiales a saludar en español al presidente del Gobierno, que considera normal la relación con EE. UU. Hola, ¿qué tal, amigo? TEXTO LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL AFP Y REUTERS hington. Bush ha dado señales claras de que ya no tiene reparos al desarrollo de Europa, ni siquiera como proyecto de defensa, y quiso subrayar su comprensión con la idea de la UE mientras cenaba en la sede de la Comisión con su amigo José Manuel Durao Barroso. A partir de ahora, pelillos a la mar y a pasar página. No ha sido una fiesta con fuegos artificiales y bailes callejeros (si acaso manifestaciones de protesta) sino que todos han querido enmarcar esta especie de reconciliación en un tono de normalidad general. ¡Con lo que me habría gustado hacer historia! se lamentaba el primer ministro luxemburgués y presidente de turno, Jean Claude Junkers. BRUSELAS. Bush dedicó ayer un total de siete segundos a saludar a José Luis Rodríguez Zapatero en las reuniones que el presidente de Estados Unidos mantuvo en Bruselas con la UE y con la OTAN. Cinco segundos al comienzo y otros dos al final, en una jornada en la que Bush- -tras la cena de la víspera con Jacques Chirac- -desayunó con Tony Blair, habló con Silvio Berlusconi, se reunió con el presidente ucraniano, Víktor Yúshenko, tuvo tiempo para un encuentro con el primer ministro de Bulgaria, Simeón de Sajonia- Coburgo, e intercambió palabras hasta con el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell. Hoy, Bush cenará con Gerhard Schröder en Maguncia y mañana estará en Bratislava para, además de saludar al primer ministro eslovaco, Mikulas Dzurinda, entrevistarse con Vladimir Putin. El Gobierno había insistido en que no se buscaba un encuentro con Bush y en que no hay ninguna prisa por que se produzca una entrevista entre los dos presidentes, pero no dejaba de haber expectación entre los periodistas por la forma en que, previsiblemente, ambos se saludarían. Bush entró triunfal en la sala de la sede de la OTAN donde se celebraba la reunión y, de camino hacia su asiento, fue saludando a los mandatarios con los que se encontraba. Ayudado por una intérprete y escoltado por Miguel Ángel Moratinos, Zapatero charlaba con Blair, que le felicitaba por los resultados del referéndum europeo y se apuntaba a ellos para cuando se celebre en su país, donde tendrá difícil sacarlo adelante. En ese momento llegó Bush estrechando manos. Zapatero, que de reojo veía el paseo, dejó de hablar con Blair y se dispuso a dar la mano a Bush. Con una sonrisa, el presidente estadounidense saludó al jefe del Ejecutivo, dirigiéndose a él en su español plenamente texano: Hola, ¿qué tal, amigo? a lo que Zapatero contestó: Bien, ¿y tú? Después dio la mano a Moratinos y, alcanzado por Berlusconi, se fundió con éste en un cálido abrazo que el primer ministro italiano selló con un beso en la mejilla. Cordial, normal y razonable Por lo que respecta a Zapatero, cinco segundos para un saludo que el presidente español calificó después ante los periodistas como cordial, normal y razonable Por la tarde, dos segundos más de despedida cuando Zapatero, al acabar la foto de familia, se dirigió cordialmente a Bush para decirle adiós. El presidente del Gobierno aseguró a los informadores que cuando se produzca una entrevista formal con Bush tendrán el oportuno conocimiento pero que ayer no había ninguna agenda bilateral En cualquier caso, Zapatero se mostró sorprendido de que se le preguntara si achaca a una venganza personal o infantil que Bush no se reúna con él, mientras viene a Europa y se entrevista con líderes de países que, como Francia, no han hecho ningún esfuerzo en Afganistán ni lo van a hacer en Irak. Moratinos conversó con la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, sobre su futura visita a Washington, y portavoces gubernamentales pusieron de relieve que EE. UU. ha agradecido a España su aportación a la democratización de Afganistán y la actitud que mantiene en la reconstrucción de Irak. España asumirá el control de uno de los Equipos de Reconstrucción (PRT) en Afganistán y la formación en España de 40 expertos para la judicatura y la Policía iraquíes. REUTERS Y AP Bush y sus amigos europeos. El presidente de EE. UU en sus encuentros con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi; el secretario general de la OTAN, De Hoop Scheffer; el canciller Gerhard Schröder y el primer ministro sueco, Persson