Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 2 2005 Cultura 61 Expolian más de cien metros de la Gran Muralla china para pavimentar una carretera El tramo destruido, de gran valor artístico, data de la Dinastía Ming (1368- 1644) b El monumento se ha convertido en una enorme cantera por la riqueza de sus materiales. Otros 400 metros fueron arrancados el año pasado ante la permisividad legal con estos delitos PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Tras resistir durante más de 2.000 años salvajes embestidas, la Gran Muralla china vuelve a sufrir un acoso igual de feroz en pleno siglo XXI. Pero dichas acometidas no vienen esta vez de la mano de las tribus más bárbaras de Asia, sino del progreso desenfrenado que ha invadido al país y que no se detiene ni siquiera ante su legado histórico. Más de cien metros de esta colosal obra, declarada en 1991 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, han sido expoliados, supuestamente, para pavimentar una carretera. Es lo que sospecha la Policía de la región Hui de Ningxia, ubicada al noroeste del país y conocida como el Museo de la Gran Muralla por el extraordinario valor monumental de los tramos que abarca. En concreto, la parte dañada, que ha quedado totalmente destruida, pertenece a los tramos erigidos durante la Dinastía Ming (1368- 1644) entre la vecina provincia de Gansu y Ningxia. Situada en la aldea de Xinxing, a 30 kilómetros de la ciudad de Zhongwei, la sección de la Gran Muralla arrasada no fue descubierta hasta finales de enero, por lo que los investigadores creen que los saqueadores desmantelaron el muro en sólo dos noches. El motivo de tan aberrante robo no es otro que la riqueza de los materiales con que se levantó la inexpugnable barrera, compuesta en dicha región por una mezcla compacta de tierra arcillosa y bloques de piedra que, debido a su especial consistencia y dureza, resulta muy apropiada para cualquier construcción. Una mezcla de tierra y piedra Según explicó a la agencia Xinhua el vicepresidente de la Academia de la Gran Muralla, Dong Yahoui, el problema radica en que entre el 60 y el 70 por ciento de los tramos de Ningxia contienen tales elementos, por lo que perderemos la mayor parte de nuestro más importante tesoro artístico si la gente se dedica a destruirlo sin miramientos No es la primera vez que la Gran Muralla china es víctima de canteros desaprensivos o albañiles sin escrúpulos. El año pasado, otros 400 metros fueron arrancados de cuajo en la misma zona. Desde entonces, la Policía sigue buscando a los expoliadores, que podrían ser los mismos que han vuelto a protagonizar este nuevo asalto al también denominado Muro de los 10.000 Li Una multa de sólo 8.000 euros De todas maneras, y aunque fueran detenidos, no se puede decir en este caso aquello de que el peso de la ley caerá sobre los culpables. Y es que la legislación china, especialmente severa en la persecución de otros delitos y bastante proclive a dictar y ejecutar penas de muerte, aún no contempla la gravedad de estos salvajes atentados contra el patrimonio his- Imagen de la Gran Muralla china, tomada en julio de 2003 tórico. Como alertó el vicepresidente de la Academia de la Gran Muralla, un maestro cantero que expolió el monumento hace varios años sólo fue condenado a una multa de 80.000 yuanes (8.000 euros) mucho menos de lo que le AFP hubieran costado los materiales de construcción que necesitaba Lo peor de todo es que esta enorme cantera mide 6.000 kilómetros, atraviesa buena parte de China y forma parte de su Historia.