Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 2 2005 Madrid 41 Los inspectores de la Consejería de Sanidad y Consumo chequearon en julio 110 empresas que ofertaban viviendas nuevas en la región IGNACIO GIL Consumo detecta irregularidades en un 53 por ciento de las promociones de pisos Las multas por infracciones superaron los 3 millones de euros en 2004 b La Dirección General de Consu- Los problemas más comunes Los inspectores de la Consejería se centraron en 110 empresas de la región que ofertaban vivienda nueva. Tras el chequeo, 59 presentaban alguna irregularidad. Contrato. En el 12 por ciento de los puntos visitados no se disponía de modelo de contrato o de información sobre ese asunto. En 2004, los problemas con la compra- venta supusieron el 66 por ciento de las reclamaciones. Unas veces porque las viviendas no se ajustaban a la publicidad. Otras porque los materiales diferían a los establecidos en la memoria de calidades y el resto, por retrasos en la entrega. Precios. El IVA no figuraba en el 10 por ciento de las promociones. Tampoco aparecía en el 30 por ciento de los casos referencia alguna a las posibles cantidades entregadas a cuenta por los compradores. deficiencias aglutinaron el 74 por ciento de las reclamaciones. En muchos casos, los compradores acudieron antes a la empresa vendedora pero su petición no fue atendida. Los incumplimientos de contrato también fueron numerosos, bien porque los materiales no se ajustaban a la memoria de calidades o por los retrasos sufridos en la entrega. En total, supusieron el 66 por ciento de las reclamaciones. Las cláusulas abusivas y la falta de información a la hora de la firma completaron la lista de demandas de los usuarios. mo abrió 179 expedientes el año pasado. Los incumplimientos de contrato y los defectos en la construcción, entre lo más reclamado SARAH ALLER MADRID. Irregularidades en el 53 por ciento de las promociones. Este es el panorama que se encontraron los técnicos de la Dirección General de Consumo cuando inspeccionaron 110 empresas que ofertaban vivienda nueva en once municipios de la región. La campaña, que se realizó el pasado mes de julio en colaboración con los Ayuntamientos, pone en evidencia el rosario de incumplimientos que surgen a la sombra de una venta y demuestra que la falta de información al cliente es una constante en muchos casos. Las sanciones derivadas de éstas y otras irregularidades también son cuantiosas. De hecho, según los datos relativos a 2004, los responsables de la Consejería abrieron un total de 179 expedientes sancionadores por infracciones en materia de vivienda. La minuta resultante ascendió a 3.126.674 euros en multas. En el caso de viviendas aún sin terminar, el 44 por ciento de los incumplimientos detectados en la campaña de verano se referían a la falta de información sobre los plazos de entrega de los pisos. A esto se suma, a veces, la ausencia de documentación, una trampa en la que cayeron el 10 por ciento de las empresas que ofrecen pisos nuevos. Según los técnicos de la Consejería, estas compañías no tenían copias de los documentos que detallan las cantidades entregadas a cuenta por los compradores, a pesar de que son papeles que siempre deben estar a disposición del público y de las autoridades. Los contratos, dicen, también dan problemas. Unos porque no recogen el derecho del propietario a elegir notario- -16 por ciento- otros porque carecen de una redacción clara- -el 20 por ciento- -y el resto porque ni siquie- ra existían en ese momento- -el 12 por ciento. Las irregularidades alcanzan incluso a los folletos publicitarios, que no siempre se ajustan a la realidad de nuestro nuevo piso. Sesenta y tres promociones tenían estos folletos, pero el 20 por ciento no incluía los datos de inscripción en el Registro Mercantil, ni la superficie útil de la vivienda- -14 por ciento- ni referencias a la inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad. Obviar el IVA En cuanto a los precios y las formas de pago, las empresas tienden a obviar dos elementos fundamentales: el IVA y referencias claras a las cantidades entregadas a cuenta por el comprador, una negligencia que alcanza al 30 por ciento de las promociones. En la otra cara de la moneda se sitúa el Servicio de Orientación al Consumidor, que canaliza éstas y otras reclamaciones de los usuarios. Sólo el año pasado se tramitaron más de 850 quejas referidas al sector de la vivienda, la mayoría por problemas con pisos nuevos. Los defectos en la construcción se llevaron la palma. Grietas, fisuras, goteras, humedades... y una larga lista de La campaña de inspección se realizó el pasado verano en colaboración con los Ayuntamientos