Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid INCENDIO EN EL CORAZÓN FINANCIERO DE MADRID VUELTA A LA NORMALIDAD MARTES 22 2 2005 ABC La reapertura de los grandes almacenes en la zona Azca, ayer, simboliza el primer paso para la vuelta a la normalidad de un área muy castigada por el incendio. Los pequeños comercios afectados, sin embargo, aún no han podido recuperar el ritmo ¿Y por qué hay que tener miedo? TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTOGRAFÍAS: JAIME GARCÍA MADRID. A las 9: 55 de la mañana, varias personas esperaban en las diferentes puertas de acceso a El Corte Inglés del paseo de la Castellana para entrar en el establecimiento. La apertura de estos grandes almacenes era el símbolo de la normalidad que poco a poco vuelve a la zona cero En apenas 48 horas de trabajo ininterrumpido, esta firma ha levantado dos muros de contención que independizan la zona del inmueble afectada por el incendio del Windsor del resto del edificio. Y han limpiado, repintado y recolocado mercancías y material, comprimiendo los espacios para mantener su oferta comercial completa pese a contar con 10.000 metros menos de superficie. El muro no es visible desde la tienda: está cubierto con paneles decorados. La zona del supermercado- -que quedó inundada a consecuencia de la extinción del fuego- -ha sido limpiada, y repuestos los alimentos perecederos. Dori Druet, vendedora con 36 años de antigüedad en la casa, estaba muy tranquila: Abrimos con ilusión, después de estos dos días de trabajo, y sabiendo que se han tomado todas las medidas de seguridad Los clientes pululaban por el interior con toda calma, preguntando, las más de las veces, dónde estaba ahora tal o cual departamento. Yo estoy tan tranquila- -decía Monchi Martínez, cliente habitual de esta cadena de centros- ¿Por qué hay que tener miedo? Durante la semana- -de lunes a lunes- -que ha permanecido cerrado el establecimiento, Monchi se ha desplazado a otros centros de El Corte para efectuar sus compras. Las puertas de El Corte Inglés se abrieron ayer en su centro de Castellana, parcialmente afectado por el incendio del Windsor Volvió el Metro De paso. La línea 6 de Metro reanudó ayer el servicio en su totalidad, desde las 6.00 horas de la mañana, excepto en la estación de Nuevos Ministerios, por donde circulan los trenes pero sin efectuar paradas. La boca del Metro que da a la calle Orense estaba igualmente clausurada. Sí paraban, no obstante, en esta estación los trenes de las líneas 8 y 10. Renfe. También se reabrió ayer el único acceso que aún permanecía cerrado de la estación de Renfe ubicada junto al edificio Windsor. Pero aunque la normalidad volviera poco a poco a El Corte Inglés, no pasaba igual con el resto de establecimientos pequeños incluidos en el área de seguridad: todos permanecían cerrados. De 20.000 a 30.000 clientes al día Es lo mismo que han hecho otros miles de clientes, según confesó el director de relaciones externas de la firma, Ángel de Barutell: Lo hemos constatado, y es algo que agradecemos Un agradecimiento que hizo extensivo a los bomberos, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y todos aquellos que han hecho posible que hoy abramos Entre 20.000 y 30.000 personas acuden diariamente a este centro de El Corte Inglés, más en fin de semana. A todos ellos, Barutell les garantiza seguridad absoluta: Los inspectores del Ayuntamiento nos han dicho que hemos hecho incluso más muro del que ellos nos exigían No han realizado aún cuantificación de las pérdidas, que no serán sólo en ventas sino también en material dañado o perdido, aún por inventariar. Los daños en el edificio, según el informe municipal, se centran en el impacto directo que sufrió por los derrumbamientos de la fachada lateral de la torre, que caían incendiados sobre la cubierta Los pequeños, cerrados En el Burger King esperaban la llegada de los técnicos municipales para saber exactamente qué medidas debían adoptar para poder abrir; Promod, Rodilla, Springfield y la sucursal bancaria de esa misma calle seguían cerradas a mediodía. Dos centenares de comerciantes afectados por el incendio han empezado a recabar datos para evaluar daños y pérdidas. Diecinueve han pedido a la junta municipal de Tetuán justificantes del cierre obligado por el incendio. La zona de Azca recupera la normalidad, mientras las grúas terminan de montarse