Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 MARTES 22 2 2005 ABC Madrid El trabajador quedó sepultado por los escombros y tardó 90 minutos en ser rescatado. Sobre estas líneas, la futura y última estación que irá al Pau de Vallecas EFE Muere un obrero ecuatoriano, sepultado por un forjado en la ampliación de la Línea 1 de Metro La constructora asegura que la estructura fue revisada hace tres días b La comisión de seguimiento de Ocho muertos desde 1998 Ampliación Línea 1. Con el de ayer es el quinto trabajador fallecido en accidente laboral relacionado con las obras del Metro desde que en 1998 se registrara el primero en Rivas- Vaciamadrid. Línea 1: Sol. El obrero fallecido trabajaba en una galería subterránea, donde se hacían labores de reparación. Cayó de una altura de 15 metros el 20 de noviembre de 2004. Metrosur. Sólo en las obras de esta línea perecieron cuatro personas, según fuentes de CC. OO. Dos siniestros sucedieron en Alcorcón, otro en Getafe y, el último, en Móstoles. Ampliación de la Línea 9. Rivas Vaciamadrid. 1998. Un operario perece aplastado por una excavadora cuando trabajaba en las obras de ampliación de la línea 9. Fue la primera víctima. Ventilla. 1999. Un trabajador magrebí se mató al quedar sepultado en una zanja de 3,5 metros de profundidad a la que cayó cuando picaba junto a la boca del Metro. constructora para aclarar las causas del siniestro. Aprovechó para recalcar que lo sucedido es un mero accidente laboral, al ceder el encofrado que se emplea en todo tipo de obras, como la edificación de viviendas, y que no tiene nada que ver con los trabajos específicos de construcción del Metro que se realizan bajo tierra, ni con las tuneladoras en clara alusión a los derrumbamientos de varios inmuebles en el barrio del Carmelo (Barcelona) Además, la Consejería recalcó que las me- las obras advirtió en enero de que la estructura estaba mal hecha La Comunidad afirma que se respetaban las medidas de seguridad M. J. ÁLVAREZ MADRID. Pudo haber sido aún peor. El accidente laboral que se produjo ayer en las obras de ampliación la Línea 1 de Metro, desde la estación de Congosto hasta el PAU del Ensanche de Vallecas, acabó de forma trágica al perecer un trabajador ecuatoriano de 46 años que cayó desde una altura de unos cinco metros. También se precipitaron al túnel otros siete compañeros suyos, que corrieron mejor suerte. Los hechos se produjeron en las inmediaciones de la avenida Real de Arganda, en el cruce con la Gran Vía del Sureste, sobre las 11.33 de la mañana cuando el grupo de operarios, pertenecientes a Prodesant S. L. especializada en estructuras y encofrados, contratada por la empresa adjudicataria, Ferrovial, se encontraba sobre el forjado, inyectándole hormigón con una bomba. De súbito, la estructura cedió en la parte central, y con ella, todo el amasijo de cemento y hierros que la componían. A consecuencia de ello, el cimbrado sujección que sirve de apoyo al encofrado, -elaborado con los mismos materiales que, una vez que la losa se consolida, es retirada- -también se derrumbó, por lo que un importante volumen de materiales cayeron junto con los operarios y les atrapó. Otros siete heridos, tres graves Tres de ellos lograron salir por su propio pie instantes después del accidente. Otros cuatro fueron rescatados por sus compañeros de tajo. El Samur- Protección Civil, que desplazó a siete dotaciones y una el Summa, habilitó un hospital de campaña y atendió a los lesionados que luego fueron trasladados a diversos hospitales. Tres de ellos se encuentran graves a causa de los múltiples politraumatismos que sufrieron, indicó Javier Quiroga, jefe de guardia. Mientras, la víctima, Egdar Ruiz Mosquera, quedó sepultada y tuvo que ser rescatada con ayuda de perros por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que emplearon en su liberación 90 minutos. Lo lograron pasadas las 14 horas. Estaba bajo ocho centímetros de cemento y ferralla, dijo Rafael Ferrándiz. La labor fue complicada y arriesgada pues el hormigón nos llegaba por la rodilla y nos hundíamos Nada que ver con el Carmelo El trabajador pereció por la caída y no por aplastamiento, según la Comunidad. Tenía todos los papeles en regla, residía en Parla y estaba contratado, al igual que su hermano, en Prodesant. Era muy buen trabajador, es la primera vez que nos sucede algo así indicó esa a Efe. Ya había estado empleado en dicha entidad en otra ocasión. Estaba casado y tenía dos hijos. La consejera de Transportes e Infraestructuras, María Dolores de Cospedal, declaró en el lugar del suceso que ha solicitado un informe técnico a la El accidente se produjo por la caída del encofrado del vestíbulo, no por los trabajos subterráneos ni por las tuneladoras, recalcó la Comunidad