Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 22 2 2005 ABC Nacional PP y PSOE vuelven al choque frontal con la vista puesta en el 11- M y las elecciones vascas Los socialistas culpan a Rajoy de la abstención el 20- F, pero ocultan el no de sus socios b El presidente de los populares atribuye el sí en el referéndum a los votantes de su partido, mientras Blanco acusa a la oposición de favorecer el no J. L. LORENTE M. MARÍN MADRID. Las Ejecutivas del PP y del PSOE se reunieron ayer para analizar los resultados del referéndum sobre la Constitución europa. Tras confirmarse el sí al Tratado de la UE, la estrategia de ambos es pasar página cuanto antes y centrar esfuerzos en otros escenarios de batalla política como el aniversario del 11- M y las elecciones vascas. Precisamente, hoy se vuelve a reunir la comisión del Congreso que investiga los atentados de Madrid y en las próximas semanas los partidos pondrán en marcha sus maquinarias para los comicios. No obstante, populares y socialistas no eludieron ayer el cuerpo a cuerpo a cuenta del referéndum. Ninguno quiso ser ajeno a la escenificación del final de la pseudo- tregua que se habían concedido a regañadientes y se apresuraron a pasar las facturas acumuladas durante una campaña que no aconsejaba una guerra de trincheras en público. Los socialistas culpan al PP de la abstención, mientras ocultan el no de sus socios (ERC e IU) El líder de la oposición, Mariano Rajoy, quiso dejar claro que el sí en el referéndum se debió a los votantes del PP y que el resultado de la consulta no demuestra un respaldo personal al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, sino a España como país Rajoy se mostró indignado con las declaraciones de Zapatero tras el recuento de votos, en las que el jefe del Ejecutivo aseguraba que el referéndum formaba parte de su proyecto personal Pretender atribuirse lo que tampoco ha sido un resultado brillante es una falta clara de modestia y ganas de equivocar las cosas aseguró tajante el líder de la oposición. Además, el presidente del PP se esforzó por ofrecer datos que demuestran que sin la aportación de los votantes de su partido el resultado no habría sido el mismo. Según esos datos, de las diez provincias donde se produjo un mayor índice de participación, en 9 de ellas ganó el PP las últimas elecciones generales y europeas. Además, de las 10 provincias con mayor porcentaje de síes en siete los populares también vencieron. En la circunscripción electoral donde fue mayor el año pasado la ventaja del PP sobre el PSOE- -en Ávila- hubo el domingo un porcentaje de participación por encima del 50 y de síes superior al 80. Por el contrario, la provincia que registró la mayor ventaja del PSOE sobre el PP- -Barcelona- tuvo una participación de un 41,3 por ciento- -es decir, diez puntos menos que en Ávila- -y el numero de síes apenas sobrepasó el 60 por ciento. Altura de miras Las críticas de Rajoy al PSOE no se quedaron sólo en la resaca del referéndum europeo. El líder de la oposición arremetió contra los socialistas en materias tan diversas como el aniversario del 11- M, la política exterior del Gobierno de Zapatero o la proximidad de las elecciones vascas. En primer lugar, Rajoy descalificó el trabajo del alto comisionado para la atención de las víctimas del terrorismo, Gregorio Peces- Barba, del que dijo que su labor ha pasado de inútil a perjudicial para los intereses de España. En materia de política exterior, tachó de nefasto y cómico que Zapatero no pueda reunirse con Bush. En cuanto a la labor conjunta de populares y socialistas para frenar el plan Ibarretxe, Rajoy dijo que su oferta de comisión sigue en pie para que Zapatero no tome decisiones perjudiciales para el conjunto del país Eso sí, demandó altura de miras al PSOE para poner en marcha esa comisión y lamentó que sigue sin estar in- Rajoy, con Acebes y Sáez de Santamaría, presidió la Ejecutiva del PP en Génova El PP pasa la página de la consulta con severas críticas a Peces- Barba y a la cómica política exterior de Zapatero El PSOE acusa al PP de no celebrar el éxito legítimo del 20- F y de empañarlo con ataques al Gobierno formado de la la lucha antiterrorista ni de la reunión Zapatero- Carod. Por su parte, la reunión de la Ejecutiva socialista fue un análisis monográfico del 20- F con una triple conclusión: pese al alto grado de abstención, la cita resultó un éxito España y Eu- ropa se van a ver fortalecidas; y embestidas sin piedad al PP- -no así a sus socios de ERC e IU, firmes valedores del no que ha desperdiciado la ocasión de celebrar un éxito legítimo y ha decidido cambiar lo blanco por lo negro para empañar la jornada electoral y atacar al Gobierno Blanco negó que su Ejecutiva dedicase un solo minuto al análisis en clave de aval castigo a la gestión del Gobierno y se remitió a lo que interesa al PSOE: los votos afirmativos al texto europeo han superado a los negativos en proporción de cuatro a uno A partir de ahí, todo fueron continuos dardos al PP, al que acusó de haberse convertido en estímulo de la abstención y a cuyo líder tildó de contradictorio por haber defendido en la noche electoral de los pasados comicios europeos, con una participación algo superior a la de anteayer, que el PP era alternativa de gobierno Si a Rajoy le valía aquella El PSOE ve el camino despejado para discutir con el PP la reforma constitucional en la comisión que han pactado M. M. MADRID. La comisión que en enero acordaron constituir Zapatero y Rajoy para pactar las bases de las reformas constitucional y estatutarias dejará de ser un espejismo en las próximas horas. Poco o nada se supo de esta comisión después de haber sido anunciada con campani- llas. La respuesta al plan Ibarretxe y la inmersión en la campaña europea pareció aconsejar a PSOE y PP un mejor lo vemos después del 20- F Por eso, el PSOE anunció ayer a través de su número dos José Blanco, que esta semana hablará con el PP porque estamos en condiciones de dar un impulso a la comisión Más allá de la publicidad que ambos partidos decidan dar, y a expensas de que determinen quiénes compondrán esta comisión, ya hay un primer asunto del orden del día. En dos semanas, el Gobierno quiere remitir al Consejo de Estado su petición para que empiece a trabajar en la reforma constitucional. Pero antes, esa petición ha de ser negociada con Rajoy. Compromiso de Zapatero. Y antes todavía deben resolverse lo que Blanco definió como dificultades de recorrido el PSOE dice querer atacar lo sustancial y acusa al PP de enredarse en debates secundarios, como ver quién sale en la foto