Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes LUNES 21 2 2005 ABC Siete finales de ocho posibles El éxito de la selección española de fútbol sala es innegable. Ésta era la séptima final a la que llegaba de las ocho posibles entre europeos y mundiales, y de las siete ha ganado cinco. Esta es la historia cronológica: Euro 96: España, 5; Rusia, 3. El Campeonato de Europa se jugó en Córdoba y España ganó a los rusos con un papel destacado de Vicentín, pues marcó cuatro de los cinco goles españoles. Mundial 96: Brasil, 6; España, 4. Era la primera final oficial de los españoles (hubo una oficiosa en el Mundial de 1985) que no pudieron con los brasileños, donde destacó el gran juego del brasileño Choco. Euro 99: Rusia, 3; España, 3. Una tremenda decepción para la afición granadina en particular y para la española en general. Se repitió la final de hace tres años y esta vez los rusos se tomaron la revancha en los penaltis. De cualquier forma, fue un partido maldito ya que España tuvo que remontar el marcador dos veces. Mundial 2000: España, 4; Brasil, 3. El equipo de Lozano llegaba a lo más alto con dos goles de Javi Rodríguez de doble penalti. Era la primera vez que Brasil, que contaba con jugadores como Schumacher, Tobias o Lenisio, perdía un título mundial. Euro 2001: España, 2; Ucrania, 1. Sólo tres meses después, España lograba el doblete gracias a un gol de oro de Javi Sánchez. Riquer había igualado el gol primero de Melnikov. Euro 2003: España cayó ante la anfitriona Italia, que nos dejó fuera en semifinales, siendo el único torneo en el que no llegamos a la final. Luego Italia ganaría el título en juego. Mundial 2004: Los de Lozano repitieron en Taiwán. Primero eliminaron a Brasil en semifinales y luego ganaron a Italia en la final con gol de Marcelo. Euro 2005: La de ayer fue la séptima final de ocho posibles, también saldada con un nuevo triunfo. La selección española posa con el trofeo de campeona de Europa EFE España, campeona de Europa de fútbol sala, firma su segundo doblete Venció a Rusia haciendo valer su experiencia y una gran defensa ESPAÑA RUSIA 2 1 Julio García, el capitán que se retira: Estamos haciendo historia Euforia en los jugadores españoles después de este nuevo triunfo. Fue una victoria que todo el equipo dedicó a Julio García, el capitán de la selección, que se retiraba del equipo después de este partido. El cierre, de 32 años, declaró que es emocionante que pueda despedirme de esta manera, con este grupo humano y este Europeo que hemos ganado Uno de los goleadores españoles, Andreu Linares, comentaría con firmeza que esta selección ha marcado una época consiguiendo el doblete de Mundial y Europeo como en 2001, y ha escrito una página de oro en la historia del fútbol sala español. Esta selección no se cansa de ganar, y las finales no hay que jugarlas, sino ganarlas Daniel, otro de los alas del equipo, calificó de increíble la sensación de lograr este título: Es lo más grande, era difícil conseguir una vez el doblete de Mundial y Europeo, pero más lo era repetirlo. Vamos a disfrutar este momento al máximo dijo el jugador del Boomerang Interviú, y se lo dedicó a Julio, que tiene una página inolvidable escrita con la selección España Luis Amado; Orol, Kike, Andreu, Javi Rodríguez- -cinco inicial- Fran Serrejón, Javi Limones, Cogorro, Julio, Torras, Rafa y Daniel. Rusia Zouev; Shayakhmetev, Maevski, Malyshev, Ivanov, -cinco inicial- Foukine, Markin, Khamadiyev, Douchkevitch, Korol, Gorbounov, Abyshev, Levin y Stepanov. Árbitros Torok (Ucrania) y Cumbo (Italia) Mostraron tarjeta amarilla al ruso Shayakhmetev. Goles 1- 0, m. 9: Andreu. 2- 0, m. 22: Cogorro. 2- 1, m. 31: Douchkevitch. Lozano: El equipo sabe asumir su cartel de favorito ABC OSTRAVA. Javier Lozano, seleccionador español, destacó que su equipo sabe asumir muy bien ese cartel que no ponemos nosotros. La pone la gente y no podemos evitarlo. Si por algo se distingue este equipo es porque sabe manejar las situaciones con una soltura tremenda. Cuanto más complicado es el partido, más trabaja la cabeza El entrenador campeón por antonomasia definió bien la grandeza de su selección: Este equipo tiene problemas en las fases clasificatorias, pero cuando llega a las semifinales o a la final, le encanta Señaló que en la primera parte no presionamos bien el balón, había tensión. Pero en la segunda salimos decididos a resolver el partido. Tuvimos muchas ocasiones, pero es que estamos fundidos, sin fuerzas. Nos faltó esa chispa que hace un mes sí teníamos para haber sentenciado EFE OSTRAVA (REPÚBLICA CHECA) La selección española de fútbol sala logró una trabajada victoria ante Rusia (2- 1) en la final del IV Campeonato de Europa, recuperó la corona continental que perdió hace dos años en Caserta y logró su segundo doblete de campeón europeo y mundial en el mismo año. No fue fácil, pero la selección hizo valer su experiencia. Rusia planteó la batalla a la contra, su mejor arma. El balón fue de los españoles en el arranque del partido. Marcaron el ritmo y atacaron a su rival con paciencia, sin arriesgar en los pases. Daniel, en el minuto siete, estuvo a punto de adelantar a España con un tiro al larguero. Fue el primer aviso de los campeones del mundo. El segundo, en el nueve, se convirtió en un bonito gol de Andreu con un tiro raso y cruzado. El guión cambió de inmediato. Los rusos salieron de su trinchera, pero los de Lozano mantuvieron su ventaja hasta el descanso sin muchos sobresaltos. El gol de Cogorro nada más comenzar el segundo tiempo cimentó el triunfo español aunque quedaba mucho partido y la selección española no se libró de sufrir. Rusia acortó distancias en el minuto 31 por medio de Douchkevitch y vivió algunos instantes de desasosiego, pero los campeones del mundo dieron una lección de coraje en la recta final del partido. Lejos de atrincherarse, plantaron cara a su rival. Adelantaron la defensa y acorralaron a los jugadores de Oleg Ivanov en su propia cancha. No les dejaron pensar, trabaron su salida desde atrás y, de paso, tuvieron ocasiones para conseguir un triunfo más amplio. Andreu, Daniel y Kike, con un remate al larguero, estuvieron a punto de ampliar la renta. Con la selección rusa lanzada a un ataque a la desesperada en los dos últimos minutos, con portero adelantado incluido, España se aplicó en defensa, derrochó esfuerzo para evitar el empate y rubricó otra victoria para el recuerdo.