Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 2 2005 Sociedad 51 Medio Ambiente Diecisiete países africanos y 21 de la Unión Europea aventajan a España en sostenibilidad ambiental Está en el puesto 76, de 146, por el retraso en gestionar los recursos y controlar la contaminación b La puntuación obtenida por nuestro país es exactamente igual a la de Indonesia, con un PIB per cápita de 2.926 dólares, frente a los 19.362 de España ARACELI ACOSTA MADRID. Por detrás de España tan sólo hay tres países de la Unión Europea de los Veinticinco, Polonia, República Checa y Bélgica, por este orden, si bien no hay datos para Luxemburgo, Chipre y Malta. Esta clasificación es el resultado del Índice de Sostenibilidad Ambiental que dibuja un mapa mundi de 146 países situados según su desempeño en la gestión de los recursos naturales y manejo de los desafíos que plantea el desarrollo industrial. Pero si ya es sorprendente que España esté la cuarta por la cola de la UE, no lo es menos que por delante de ella en el ranking mundial aparezcan países como Gabón, Namibia, Ghana, Myanmar o Mongolia, por citar sólo a algunos de ellos. Y es que la puntuación en este índice sitúa a España en el puesto 76 de un total de 146 países analizados. La situación de España podría resumirse en que, a pesar de tener una alta capacidad para actuar en medidas ambientales y haber avanzado en la reducción de la vulnerabilidad, está retrasada en la gestión de sus recursos naturales y en el control de la contaminación. Este nuevo barómetro ambiental, elaborado por las universidades estadounidenses de Yale y Columbia, combina 21 indicadores de comportamiento ambiental que, a su vez, se dividen en más de 70 variables de estudio. Los primeros en conocer este análisis fueron los líderes políticos presentes en el Foro Económico Mundial de Davos y, a buen seguro, algunos habrán tomado buena nota. Al destacar a los países líderes y a los rezagados, algo que los gobiernos temen hacer, el Índice de Sostenibilidad Ambiental (ESI en sus siglas en inglés) crea una presión para que haya una mejora en los resultados afirma Daniel Esty, profesor de Yale y creador del ESI. Índice de sostenibilidad ambiental Los 10 mejores 1- Finlandia 2- Noruega 3- Uruguay 4- Suecia 5- Islandia 6- Canadá 7- Suiza 8- Guayana 9- Argentina 10- Austria 75- Indonesia 76- España 77- Guinea- Bissau 75,1 73,4 71,8 71,7 70,8 64,4 63,7 62,9 62,7 62,7 48,8 48,8 48,6 Países africanos por encima de España 12- Gabón 25- Rep. Centroafricana 32- Namibia 39- Congo 41- Mali 49- Ghana 50- Camerún 55- Túnez 57- Uganda 59- Senegal 60- Zambia 63- Tanzania 64- Madagascar 72- Gambia Los peores 142- Uzbekistán 143- Iraq 144- Turkmenistán 145- Taiwan 146- Corea del Norte 34,4 33,6 33,1 32,7 29,2 J. AGUILERA Buena nota sólo en el desarrollo España sólo obtiene buenas notas cuando se trata de cuestiones de desarrollo, lógico si se tiene en cuenta que ocupa el puesto 23 entre los países de la OCDE. Así, dentro del apartado de sistemas ambientales, sólo obtenemos buena nota en cuanto a la reducción de las presiones de población (puesto 26) puesto que este dato se basa en el crecimiento proyectado de la población entre 2004 y 2050 y en el índice de fertilidad, uno de los más bajos del mundo. Lo mismo ocurre con el indicador de la vulnerabilidad, donde España se sitúa en el puesto 22, gracias a una buena salud ambiental (10) -que evalúa la mortalidad de niños menores de cinco años y las enfermedades infecciosas intestinales y respiratorias- -y al acceso generalizado a recursos sanitarios básicos (22) -donde se analiza la malnutrición y el acceso al agua potable- y menos a la reducción de la vulnerabilidad frente a los desastres naturales (82) Datos favorables se desprenden también de la capacidad institucional y social (12) en cuanto a administración ambiental (13) responsabilidad del sector privado (10) y acceso y fomento de la ciencia y la tecnología (23) En el apartado de una administración global, España es el trigésimoctavo país en esfuerzos de colaboración y participación internacional, pero se sitúa en el puesto 141 cuando se trata de reducir presiones ambientales más allá nuestras fronteras. 61,7 58,7 56,7 53,8 53,7 52,8 52,5 51,8 51,3 51,1 51,1 50,3 50,2 50,0 nes bien distintas: no está muy industrializado y esto le enfrenta a presiones ambientales relativamente bajas, al tiempo que alguna fuerza económica y la existencia de instituciones políticas y sociales razonablemente buenas le aportan capacidad para actuar, según explican los autores del estudio. En el extremo opuesto de la tabla están Corea del Norte, Taiwán, Turkmenistán, Irak, Uzbequistán y Haití, todos con serios problemas ambientales, pobres respuestas políticas y, a excep- ción de Taiwán, con una capacidad institucional limitada. Llama la atención que entre los siguientes cinco países peor situados se encuentren Arabia Saudí y Kuwait, los mismos que casi dan al traste con la última Cumbre del Clima de la ONU celebrada en Buenos Aires. Su presencia al final de la tabla, junto al relativamente rico Taiwán, sugiere que el nivel de desarrollo económico de un país no determina exclusivamente su comportamiento ambiental. No obstante, muchas de las nacio- ACTUALIDAD NATURAL MÓNICA FERNÁNDEZ- ACEYTUNO YA NO SE VAN LAS GOLONDRINAS a fallado la comunicación en el informe sobre el cambio climático en España. Primero: se habla sobre el calentamiento de la Tierra en uno de los días más fríos del año, lo cual demuestra la insensibilidad hacia los paisanos que escuchan tiritando la noticia junto a una cocina económica. Les hablan de calor, cuando lo que de verdad les preocupa a los campesinos son los gases de la central térmica que al caer con la llu- De Finlandia a Corea del Norte La lista de 146 países va desde Finlandia, en cabeza, hasta Corea del Norte, en último lugar. Y es que los países nórdicos, Uruguay y Canadá ocupan los puestos más altos de la tabla. Exceptuando a Uruguay, estas naciones están altamente desarrolladas y gozan de valiosos recursos naturales, economías fuertes y bajas densidades de población. No obstante, como países industrializados, tienen presiones de polución, pero en general manejan bien sus retos ambientales. Uruguay, por su parte, se sitúa el tercero por razo- H via quema sus cultivos. Segundo: se presentan modelos de aquí a cien años. En cierta ocasión un gran ecólogo, el profesor Margalef, me espetó al preguntarle por el futuro de las generaciones venideras: Señorita, a nadie le importa lo que suceda más allá de sus nietos Tercero: se habla del papamoscas cerrojillo que, excepto para los cuatro gatos que tienen la cabeza llena de pájaros, suena a especie exótica, cuando hay golondrinas que no se han ido este invierno a África, según el fenólogo Antonio Morcuende. Cultivos más sanos, aire más puro, o que sean siempre verdad las rimas de Bécquer, me parecen motivaciones más eficaces que cualquiera de las que se ha presentado. nes que se sitúan cerca del final de esta clasificación sufren el desafío de la pobreza y de gobiernos débiles. Pero mientras es posible identificar a los líderes y a los rezagados y plantear hipótesis sobre sus posiciones en lo alto o bajo de la tabla, es muy difícil analizar los países que se sitúan en los puestos medios del ranking. Países en distintos niveles de desarrollo económico y humano, tamaño y localización obtienen valores en el ESI de entre 40 y 60 puntos sobre 100. Este hecho parece indicar que los desafíos de sostenibilidad se presentan en múltiples formas y combinaciones. La diversidad de las instituciones, incluyendo sistemas económicos, regímenes legales y siste (Pasa a la página siguiente)