Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 2 2005 Madrid LOS FUTUROS RASCACIELOS 39 INCENDIO EN EL CORAZÓN FINANCIERO DE MADRID MADRID AL DÍA SALVE, SALVA IGNACIO RUIZ QUINTANO L En la imagen se observan los nuevos edificios de gran altura previstos a lo largo de la Operación Chamartín AYUNTAMIENTO Torres arriba y un distribuidor de tráfico abajo La antigua Ciudad Deportiva no sólo tendrá sobre ella los cuatro mayores rascacielos de Madrid: bajo ella también habrá, como ahora en Azca, un anillo distribuidor de tráfico y aparcamientos subterráneos. Precisamente el jueves pasado, el mismo día que el Ayuntamiento acordaba la ruina inminente y el derribo de lo que queda del edificio Windsor, ese mismo Gobierno municipal aprobaba la contratación, mediante concurso, de las obras para construir este distribuidor subterráneo. La obra costará al Ayuntamiento 99,2 millones de euros, y comenzará a mediados de año. Incluirá 1.100 metros de vía con tres carriles de circulación y otro de incorporación, además de los accesos a los futuros aparcamientos. Tendrá cinco accesos para canalizar el tráfico procedente de la M- 30 Oeste y Sur, M- 607, Sinesio Delgado, Monforte de Lemos, Pío XII, Castellana Norte y Sur, A- 1, y M- 11. Las obras también incluyen la construcción de un túnel exclusivo para autobuses que conectará con la A- 1 y la M- 607. Tendrá dos carriles- -uno por sentido- -y discurrirá bajo Monforte de Lemos y Sinesio Delgado hasta el paseo de la Castellana, donde se bifurcará en dos túneles, uno hacia la plaza de Castilla y otro hacia la Estación de Chamartín. El Ayuntamiento construirá el anillo distribuidor subterráneo y los propietarios de los rascacielos se encargarán de los viarios de acceso a los aparcamientos de las parcelas. a reencarnación política de Angelito Galarza es este Méndez que nos manda en Madrid. Un día mandó prender a unos militantes de la oposición que habían sido retratados en una manifestación. Y otro día no supo impedir que la insurgencia septentrional -por decirlo en lenguaje de progreso- -estacionara un coche- bomba en la puerta principal de Arco horas antes de su inauguración. Al volar aquel coche, volaron las pocas posibilidades de Madrid 2012, pero Méndez no se marchó por donde había venido, pues él es un hombre de progreso, y los hombres de progreso, una vez en la cucaña, no retroceden jamás. La Historia nos dice que la mayor parte de los mandamases de Seguridad nombrados por los regímenes de progreso no son como para ampliar el santoral, y algunos, de estar al frente de la Policía, debiera ser por correr ante ella. ¿Qué dirá de Méndez la Historia? Pues dirá que inventó la caza fotogénica, una cosa que Ortega tomó por amaneramiento inglés. La actividad de la Kodak- -explicaba- -se comprende ante la novia floreciente, la torre gótica, el portero de fútbol o la pelambre de Einstein, pero es por demás inadecuada frente al compadre jabalí que hoza en la espesura. Y quien dice el jabalí, dice el opositor que vocea en una manifestación. La causa del progreso exige sacrificios, y ahí está Méndez, que ahora, tal vez por los litros de taurina que han estado chupando todos para sacar el sí en el referéndum, también quiere presumir en los toros, y para presumir en los toros lo primero que ha hecho ha sido echar del palco venteño a Juan Lamarca, el único presidente que sabe de toros. Se trata, al parecer, de que en la plaza mande el pueblo, con el consentimiento de la señora marquesa, que se contenta con que la dejen sonreír en la barrera. ¿Quién es el pueblo? Después de Méndez, un señor al que llaman Salva. Salve, Salva saludan políticos y empresarios, monosabios y ganaderos. En cuanto a los toreros...