Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 LUNES 21 2 2005 ABC Madrid Los negocios de la zona cero estudian acciones legales y evalúan las pérdidas y posibles despidos Un centenar de afectados se han constituido como asociación y esperan que se sumen otros tantos b A falta de un cálculo total, algu- Reapertura parcial del Metro La línea 6 del suburbano verá restablecido su servicio en el tramo en que quedó suspendido por razones de seguridad tras el incendio del Windsor. Se trata del trayecto entre las estaciones de Cuatro Caminos y Avenida de América. Así, la línea Circular, que transita bajo la zona cero podrá pasar a partir de hoy por ese lugar, aunque no efectuará paradas en la estación de Nuevos Ministerios, cuyo acceso sólo es posible para utilizar las líneas 8 y 19, y la red de Cercanías de Renfe. El centro de El Corte Inglés en el paseo de la Castellana, en el costado este del edificio quemado, reabrirá hoy sus puertas, pero parcialmente. Diez mil de sus metros cuadrados quedarán cerrados al público, sellados por un muro que se ha levantado, puesto que hay zonas bastante afectadas por los cascotes y el agua que entraron la noche de la catástrofe. A finales de la semana pasada, las dos empresas que trabajaban en el rascacielos destruido, el bufete Garrigues y la consultora Deloitte, aseguraban que no echarán a ninguno de sus empleados a la calle a cuenta del siniestro. De la segunda empresa, 300 de sus 1.200 trabajadores afectados se encuentran ya en la cercana Torre Picasso. Hay que tener en cuenta que en el listado de empresas afectadas no se contabiliza El Corte Inglés- -10.000 metros cuadrados de su centro comercial en Nuevos Ministerios continúan sin actividad comercial- que ha estado registrando pérdidas del cien por cien en esta tienda, a la que acuden diariamente 11.000 personas a comprar. Hoy reabrirá la parte que no ha quedado afectada, puesto que se ha levantado un muro de separación con las zonas que han quedado inservibles. nos pequeños comercios cuentan ya con 60.000 euros de pérdidas a causa del incendio y sus efectos. Los hay que tardarán meses en abrir CARLOS HIDALGO MADRID. Mientras la piqueta comienza a trabajar entre las ruinas del Windsor, los comerciantes afectados por el incendio echan mano de la calculadora. Por eso, ayer se pusieron manos a la obra, y un centenar de ellos se reunió en la Junta Municial de Tetuán, distrito al que pertenece el complejo empresarial Azca. Aunque no quisieron dar datos de pérdidas totales- -ayer se personaron sólo cien comerciantes, pero se calcula que más de doscientos pueden estar afectados por el siniestro- si atendemos a las cifras de algunos afectados, éstas se presumen bastante altas, incluso millonarias. Un ejemplo es el restaurante Rodilla de la calle de Orense, que estos días ha permanecido cerrado al público. Sus representantes cifran en 60.000 euros- -diez millones de pesetas- -la cuantía que han dejado de percibir a cuenta del incendio. Está previsto que la mayoría de los nueve comercios que permanecen aún cerrados reabran esta misma semana. La situación será peor para otros negocios, como Pan y Pica, que permanecerá cerrado varios meses. Otros, dependiendo de su envergadura y su situación geográfica con respecto a la Torre Windsor, han llegado a registrar entre un 70 por ciento y un 90 por ciento de pérdidas. Los hay, como un quiosco de prensa y un puesto de flores, que tendrán que ser reubicados. Por ello, estos pequeños y medianos comerciantes decidieron ayer, en asamblea, constituirse como asociación, por lo que esperan aparecer en el registro del Ministerio del Interior como tal el próximo miércoles. Un día antes, mañana, se reunirán con el consejero- delegado de Economía y Participación Ciudadana del Ayuntamiento, Miguel Ángel Villanueva; el consejero de Economía, Juan José Güemes; los sindicatos, y las asociaciones empresariales. Sobre la mesa, la petición de ayudas al sector y las posibles acciones judiciales que se están planteando, que han de ser concretadas por los representantes legales de la asociación. La grúa, a punto Mientras todo eso ocurre, la primera de las dos grúas móviles que acometerá las obras de desmontaje del desvencijado edificio ya está en marcha, a falta del permiso de la Comunidad para comenzar formalmente los trabajos. Asimismo, queda otra grúa por habilitar, aunque las actuaciones previas al inicio de las obras propiamente dichas llevan varios días en marcha. Sobre la grúa, ayer, ya podía verse personal en el interior de la cesta que cuelga. La expectación era total. En un principio, está previsto que las obras de desmantelamiento del Windsor, que por razones de seguridad se harán de arriba abajo, duren menos de 12 meses. O lo que es lo mismo, un año de calvario para vecinos y comerciantes. La primera de las grúas móviles empezó a trabajar ayer CHEMA BARROSO ¿Cuántos se irán al paro? Pero no todas las pérdidas son monetarias. Las profesionales son las que más preocupan, puesto que en el filo de la navaja están también muchos puestos de trabajo. No hay que olvidar que las obras de desmontaje del Windsor, por Hay negocios que ya han perdido entre un 70 por ciento y un 90 por ciento, dependiendo de su actividad y cercanía al desvastado edificio sus características especiales, tardarán menos de 12 meses; es decir, un año con menor afluencia de público y de molestias para quienes trabajen y pasen por allí. Eso, sin contar los 4.000 empleados que operaban en el Windsor y que ahora, evidentemente, han sido derivados a otras oficinas, no todas en la zona de Azca.