Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional INCENDIO EN EL WINDSOR LA INVESTIGACIÓN LUNES 21 2 2005 ABC Los bomberos concluyen que la planta 16 alcanzó entre 100 y 400 grados a la hora en que se vieron las dos figuras Aseguran que es difícil pero no imposible que hubiera alguien en la torre b El informe encargado por la Policía al Ayuntamiento apunta que no se pueden aguantar esas temperaturas sin un traje como el usado por los bomberos C. MORCILLO M. OLIVER MADRID. El informe técnico de los Bomberos de Madrid concluye que en torno a las cuatro de la madrugada del pasado domingo la planta 16 del edificio Windsor podría haber alcanzado entre 100 y 400 grados de temperatura, según confirmaron a ABC fuentes de la investigación. Ésa es la hora aproximada en la que varios testigos- -dos de ellos cuentan con una grabación de vídeo a disposición policial- -aseguran que vieron a dos personas en el interior del edificio, en concreto en la citada planta, así como luces de linternas en movimiento. Pese a las elevadísimas temperaturas que se consideran, el Cuerpo de Bomberos no descarta de forma tajante que pudiera haber alguien dentro del inmueble. Según explican no es posible aguantar ese calor, pero el escrito añade que se precisaría de un traje especial- -como el que utilizan ellos- -y sólo se resistiría unos minutos. Para añadir intriga al asunto dejan constancia de que no hay nada imposible eso, una vez ofrecido un abanico de temperatura que varía en 300 grados. El documento, que había sido solicitado por la Policía a los Bomberos para despejar incógnitas sobre la posibilidad de que alguien hubiera permanecido en el Windsor tras el desalojo o bien hubiera accedido al edificio después, no aclara pues este extremo aunque insiste en la extrema dificultad de resistir tales calorías. Las dudas son tan amplias que fuentes del propio Cuerpo consideran que ni siquiera está tan claro que se alcan- Fallece Félix Alcalá- Galiano, el jefe policial que entró a frenar a Tejero el 23- F b Fue Inspector General de la Poli- cía Nacional hasta que ésta se fusionó con el Cuerpo Superior de Policía para crear el actual Cuerpo Nacional de Policía ABC MADRID. El general de división y ex inspector General de la Policía Nacional Félix Alcalá- Galiano falleció ayer en Guadalajara, casi veinticuatro años después de que el 23 de febrero de 1981 entrara en el Congreso de los Diputados para intentar que el teniente coronel Antonio Tejero desistiera en su actitud de dar un golpe de Estado, Alcala- Galiano tenía 82 años y murió a causa de una enfermedad en un proceso rápido en la Residencia Sanitaria de Guadalajara, según fuentes familiares citadas por Efe. Será enterrado hoy en el cementerio de esa localidad, tras una misa funeral de cuerpo presente en la iglesia de San Nicolás. Había nacido en Sayatón (Guadalajara) el 4 de enero de 1923 y perteneció a la Primera Promoción de la Academia Militar General tras la Guerra Civil. En 1984 ascendió a general de división. El 23- F, como subinspector General de la Policía Nacional, entró en el Congreso para hablar con Tejero. Según reveló en el año 2000 el propio Alcalá- Galiano al semanario El Decano de Guadalajara, cuando se encontraba en el interior de la Cámara recibió una llamada del entonces jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general Gabeiras, quien le aseguró que el golpista no tenía ninguna orden del Rey y añadió: Si usted es un hombre tranquilo y los tiene bien puestos, a ver si puede detenerle o matarle de un disparo Alcalá- Galiano, según su propio testimonio, contestó: Lo primero lo intentaré, pero dispararle, tal y como están aquí las cosas, es una locura En 1982 fue nombrado Inspector General de la Policía Nacional, cuerpo que se fusionó años más tarde con el Cuerpo Superior de Policía para crear el actual Cuerpo Nacional de Policía (CNP) En 1985 pasó a la reserva activa. La planta 21 del edificio fue el lugar donde se originó el incendio JORDI ROMEU La planta técnica pudo frenar el fuego La planta técnica del Windsor puede tener la clave de la presencia de dos personas en su interior mientras ardía el rascacielos. Manuel del Río, uno de los arquitectos autores del proyecto, apuntó que la planta que divide en dos el edificio pudo hacer de cortafuegos, en un primer momento, lo que hubiese permitido a esas dos personas deambular por su interior sin soportar altísimas temperaturas. La planta técnica- -dijo- -está todavía más reforzada de hormigón porque tiene la misión de soportar la estructura superior. Este material pudo amortiguar las llamas, lo que haría posible la presencia humana en el interior de la planta 16 zaran esas temperaturas dado que por encima de la 16 estaba la planta técnica, un auténtico colchón, que el edificio está muy compartimentado, lo que supone un freno, y que el calor tiende a ir hacia arriba Pero como en todo lo tocante al Windsor, surgen los matices. El efecto goteo acabó afectando hasta la planta quinta, con una carga de fuego muy destructiva; por tanto, todo es posible señalan estas fuentes. La investigación policial también sigue enmarañada. La Policía Científica no se ha pronunciado sobre la fiabilidad de las imágenes grabadas por un abogado a quien se tomó declaración el sábado por la tarde en Reus (Tarragona) donde vive. La hora que refleja la grabación, que se realizó desde un edificio situado enfrente, coincide con la llamada al 112, por lo que el peritaje del vídeo continúa. El juez, un sustituto Los investigadores insisten en la complejidad del caso tras la destrucción del edificio. Hoy, expertos de la Policía Científica acompañarán a los técnicos del Ayuntamiento en cuanto comience el desescombro. Los agentes se centrarán en proteger la planta 21, donde supuestamente se originó el fuego, para tomar muestras e intentar encontrar el foco o los focos principales y, si es posible, la causa de ellos. Los expertos reiteran la dificultad de llegar a una conclusión. La instalación contra incendios y la eléctrica serán revisadas con lupa. Esta semana también está previsto que los peritos de las aseguradoras accedan al edificio, si se garantiza su seguridad. Se da la circunstancia de que el juez que instruye de momento el caso no es el titular del Juzgado 28 de Madrid, sino un sustituto. La titular, Ana Revuelta, se incorporó pocos días antes del siniestro al Consejo General del Poder Judicial como letrada.