Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 21 2 2005 ABC Nacional La alta abstención reduce a un tercio del electorado el apoyo al Tratado europeo El Gobierno se da por satisfecho y el PP acusa a Zapatero del fiasco de la baja participación b El 76 por ciento de los españoles se pronunció a favor y los noes sólo fueron destacables en los feudos de nacionalistas y socialistas catalanes ÁNGEL COLLADO MADRID. El empeño personal del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en someter a una consulta no vinculante el contenido del Tratado constitucional europeo se saldó con la participación ciudadana más baja de la historia democrática de España. La mayoría de los españoles- -exactamente el 57 por ciento- -no se molestó en ir a votar y un seis por ciento lo hizo en blanco. De los ciudadanos que acudieron a las urnas, el 76 por ciento lo hizo a favor, el dato más positivo de la jornada. En el lado más negativo está que sólo uno de cada tres consultados dio su respaldo al texto. Pese a la indiferencia demostrada por la mayoría de los ciudadanos, el Gobierno dio por cumplidos sus objetivos y se esforzó en presentar los resultados como una victoria. El principal partido de la oposición culpó a Rodríguez Zapatero de la baja participación- -Rajoy habló de fracaso -y los partidos de izquierda e independentistas que sostienen al Ejecutivo socialista destacaron el porcentaje de noes como un éxito. ERC y los grupos integrados en IU no sumaron en las elecciones generales más que el 7,5 por ciento de los votos y ayer se registró un rechazo al tratado del 17 por ciento. En las elecciones europeas del pasado mes de junio, las últimas celebradas en España y de contenido parecido al de ayer aunque con enfrentamiento entre partidos, se registró una participación del 45 por por ciento, dos puntos y medio más que en el referéndum. Mientras en el PSOE se agarraron a ese dato para quitar importancia a la escasa participación, en el PP destacaban el hecho de que en las tres consultas celebradas en España desde la restauración de la Monarquía se habían pronunciado entre el 60 por ciento en el caso del referéndum sobre la OTAN y el 77 por ciento en el de la reforma política de 1977. María Teresa Fernández de la Vega y José Antonio Alonso presentaron los resultados del referéndum EFE Resultados del Referéndum SI 76,73 10.804.464 votos Escrutado: 100 Nulo 0,86 %122.697 votos NO 17,24 %2.428.409 votos Abstención: 57,68 de Zapatero, la reforma de la ley de TV y hasta desastres como los derrumbes del Carmelo dejaron siempre en segundo lugar el tratado europeo. El presidente del Gobierno no quiso o no supo abrir en las últimas semanas un paréntesis en su acoso al PP, vinculó el voto a favor del texto con su victoria electoral del pasado mes de marzo y acabó por apelar a su propio electorado para salir del envite. El resultado es que, en general, los ciudadanos han hecho caso omiso de las urgencias del Ejecutivo en cuanto a participación se re- Blanco 6,03 %849.093 votos Infografía ABC pero sin dejar de poner pegas porque no les interesaba que Zapatero se apuntara el mérito de una gran participación, vieron cumplidos sus objetivos. Ganó el sí pueden acusar a Zapatero del desinterés ciudadano y, además, en líneas generales han logrado mantener la disciplina entre su electorado que, síes aparte, sólo se le ha desviado hacia la abstención. En sus feudos es donde con más holgura se apoyó el tratado y sólo en los distritos del centro de Madrid se deja ver un alto porcentaje de noes procedentes de sus fieles. Feudos nacionalistas El mapa de resultados más peculiar es el del País Vasco y Cataluña por el peso de votos negativos. Los feudos del nacionalismo más extremo, Guipúzcoa en el País Vasco, y Gerona en Cataluña, son las provincias con más rechazo al texto sometido a consulta: el 40 y el 33 por ciento. Por Comunidades autónomas, destaca el 28 por ciento de desaprobación en Cataluña, por la campaña en contra de ERC y los grupos de izquierda aliados de los socialistas. En el País Vasco, pese a que sólo EA y Batasuna propugnaban el no hubo un 33 por ciento contra el tratado. Campaña discreta Aunque el objetivo primero del Gobierno fue que acudiera a votar al menos la mitad del electorado, la campaña no llegó a centrar el debate político nacional ni una sola jornada. La ofensiva nacionalista con el plan Ibarretxe en primera línea, los tanteos de la negociación con ETA, el giro en la política internacional, las entrevistas secretas fiere. Ayer votaron 14 millones de españoles, mientras que en las últimas generales sólo el PSOE obtuvo 11 millones y el PP casi 10. Al advertir el escaso interés que despertaba el asunto entre los ciudadanos, desde el Ejecutivo empezaron a lanzar mensajes de que se conformaban con una participación del 40 por ciento e incluso por debajo. La operación les sirvió ayer para sostener que el 42,3 era un resultado honroso. En el Partido Popular, que habían hecho una clara campaña por el sí