Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 2 2005 91 China es ya el país que más consume en todo el mundo, tras superar a Estados Unidos Accionariado del BBVA Chase Nominées Limited (en nombre de sus clientes) 5,743 Consejo de administración 1,3 Aviocartera 0,275 Accionariado de Sacyr Somague 5,26 Fernando Martín 5,96 Participaciones Agrupadas 6,12 Manuel Manrique 7 Bolsa 72,682 Juan Abelló 8,84 José Manuel Loureda 11,54 Bolsa 36,10 Juan Miguel Sanjuán Jover 3,84 Corporación Caixa Galicia 2,84 El futuro se complica a corto y medio plazo para todos los actores Francisco González saldrá victorioso en la próxima junta de accionistas de BBVA, pero el acoso de Sacyr ha puesto de manifiesto la dificultad de gobernar un banco con un consejo que apenas representa poco más del 1 del capital de la entidad. Seguirá trabajándose los fondos de inversión extranjeros, como siempre lo ha hecho, pero es indudable que no contar con un amplio respaldo del Gobierno limita las posibilidades de actuación del presidente del segundo banco del país. Del Rivero y sus socios han ganado dinero, más de 149 millones de euros, que podrán invertir en cualquier otra parte, pero su credibilidad ha bajado muchos enteros y es una losa con la que ahora deberán convivir con vistas a sus nuevas inversiones. Perder una batalla de estas características siempre marca. Por lo que se refiere al Gobierno Zapatero, también ha sufrido heridas en esta batalla empresarial. Ha consensuado una política de desalojo paulatino de presidentes nombrados por el PP, de la que carecía antes de que empezara la ofensiva de Sacyr, pero ha puesto de manifiesto muchas debilidades, que aprovecharán sus adversarios políticos. Además, los ejecutivos nombrados por el PP ya saben de qué va el cambio de Gobierno y se han pasado la consigna de resistir. Fondos de inversión extranjeros 20 Autocartera 0,11 Luis del Rivero 12,75 Infografía ABC González y Del Rivero, dos personalidades empresariales totalmente opuestas Del Rivero y González han sido los principales actores de este culebrón. Del Rivero es un constructor originario de Murcia que desde Sacyr se ha hecho millonario y que no ha dejado de dar golpes sorprendentes en los últimos años, como fueron las compras de ENA y Vallehermoso. Incluso estuvo a punto de hacerse con Dragados, pero no ofreció lo que exigía Emilio Botín. Aglutina en el consejo de Sacyr a una lista que incluye a algunos de los empresarios más ricos de España, como Juan Abelló, Demetrio Carceller o Fernando Martín. Por su parte, Francisco González tiene un origen empresarial vinculado a la Bolsa, igual que algunos de los presidentes de grandes empresas nombrados por el PP, como César Alierta- -que fue propietario de Beta Capital- -o Manuel Pizarro- -que fundó Iberagentes- González, gallego de Chantada, hizo su fortuna con la sociedad de Bolsa FG Valores, vendida en 1996 a Merril Lynch. Después fue nombrado por el PP presidente de Argentaria en sustitución de Francisco Luzón. Luego de privatizar la banca pública, la fusionó con el BBV y accedió a la presidencia única cuando los anteriores responsables del Bilbao Vizcaya abandonaron la entidad financiera. González ha rechazado en todo momento abrir negociaciones con Sacyr para pactar su entrada en el banco de forma amistosa, cosa que intentó la constructora cuando vio que su ofensiva inicial de solicitar hasta cinco consejeros por una participación del 3,6 era rechazada de plano por el banco y no contaba tampoco con la aprobación del Banco de España. En este sentido, hubo todo tipo de especulaciones sobre los cambios que pretendía hacer Sacyr en el equipo del BBVA. Inicialmente se hablaba de la salida de su presidente y el nombramiento de otro, aunque siempre se apeló a la posibilidad de que el consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri, ascendiese a la presidencia. Conmoción política La operación de acoso al banco levantó desde el primer momento una fuerte conmoción política. El proyecto de Del Rivero ha sido objeto de todo tipo de cruces de acusaciones entre los dos primeros partidos políticos e incluso de preguntas de control al Gobierno en el Congreso. El pasado día 2, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negó en el pleno de Congreso que su Gabinete haya intervenido en operaciones de empresas privadas y, en concreto, en la de Sacyr sobre BBVA, garantizando que tanto el Ministerio de Economía como el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores han actuado con firme autonomía en este caso. De esta tor quiso aclarar que su operación era puramente empresarial y planteada a iniciativa propia para salir al paso de las sospechas que comenzaban a surgir en algunos sectores respecto a si el plan escondía una maniobra del Gobierno para relevar a González de la presidencia del BBVA. De igual forma, garantizaba que el proyecto buscaba favorecer a los accionistas, empleados y clientes de ambas sociedades e incrementar su valor bursátil y anunciaba su intención de mantener al actual equipo ejecutivo de la entidad, dada su demostrada y sobrada capacidad profesional con el fin de lograr un acercamiento al consejo del banco. La postura de este último fue siempre de rechazo frontal a la operación de Sacyr. Pese a ello, el consejo de Sacyr continuó confiando en el proyecto de su presidente, al que el pasado mes de enero volvió a autorizar, esta vez sine die para ejecutar la entrada en BBVA. Francisco forma respondía a las dudas expresadas por el presidente del PP, Mariano Rajoy, respecto a las casualidades que, en su opinión, se habían encadenado en torno al intento por parte de Sacyr de entrar en BBVA. No obstante, para Sacyr la operación ha sido muy rentable económicamente, al haberse embolsado la constructora un beneficio de más de 149 millones cuando ha vendido en el mercado las opciones que poseía del BBVA.