Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 Espectáculos DOMINGO 20 2 2005 ABC Josephson: Nunca dije no a Hollywood; no me llegaron buenas ofertas El actor presentó en Madrid Saraband la última película de Ingmar Bergman JAVIER CORTIJO MADRID. Solamente el pulso le tiembla a Erland Josephson. Porque el resto de su figura y su espíritu permanecen erguidos y majestuosos desde la atalaya de sus casi ochenta y dos años, sesenta de ellos fusionados intelectual y artísticamente a su maestro y amigo Ingmar Bergman, desde que ambos se conociesen en el grupo de teatro que dirigía el autor de El séptimo sello Desde entonces hasta hoy, sus carreras se han duplicado en filmes tan indiscutibles como El rostro Pasión, Gritos y susurros y la inmensa Infiel dirigida por Liv Ullmann con guión del propio Bergman y en la que Josephson hace las veces de alter ego de su alma gemela. El último eslabón de tal sociedad es Saraband donde nos volvemos a encontrar a la no muy bien avenida pareja de Secretos de un matrimonio treinta y dos años después, cercados por diez duetos interpretativos magistrales en los que las obsesiones y traumas del cineasta de Uppsala se reflejan tan poderosos y vivos como siempre. Josephson estuvo en Madrid presentando esta obra de lo más maestra: Considero que la película es un canto a la solidaridad, a la necesidad de permanecer unidos aferrándonos a los seres queridos- -declara el actor- Algo que se está convirtiendo en una quimera en nuestra sociedad, que condena al fracaso a las relaciones humanas. Aunque, al final, hay una luz de esperanza en esta familia desestructurada, que Bergman refleja mediante la metáfora de la madre reconociendo a su hija después de muchos años de ceguera. El optimismo es nuestra única esperanza Algo escéptico a su papel de icono del cine europeo hace un tiempo me llamaron diva y me quedé algo sorprendido, por no decir otra cosa confiesa) lo que no se le puede negar a Josephson es su condición de tótem del arte y ensayo. Así lo demuestran sus trabajos junto a directores como Greenaway Prospero s books Angelopoulos La mirada Tarkovski fue quien más se parecía a Ingmar, tanto en su estilo como en sus preocupaciones éticas de Ulises Szavo Hanussen, el adivino o, sobre todo, Tarkovski: Quizá él fue quien más se parecía a Ingmar, tanto en su estilo como en sus preocupaciones éticas. Rodé junto a él Sacrificio mientras sentía que el verdadero arte cinematográfico era justo ése Sólo le ha fallado en su apabullante nómina continental algo del danés Dogma 95 y eso que con mi Parkinson sería el candidato ideal para intervenir en una película con cámara al hombro todo el tiempo Y es que, a diferencia del otro chico Bergman Max Von Sydow un tipo mucho más místico y hermético que yo matiza con ojos cómplices) Josephson no se rindió nunca a los cantos de sirena americanos. Ni siquiera cuando le propusieron el papel de Richard Dreyfuss en la secuela de Tiburón a lo que respondió que bastante tengo con las batallas intelectuales con Liv Ullman como para luchar contra escualos La verdad es que nunca dije no a Hollywood. Simplemente, no me llegaron buenas ofertas. Tampoco tuve necesidad de aceptar cualquier papel secundario de lujo sólo por el cheque. Siempre he preferido refugiarme en el teatro de mi Estocolmo natal El actor, en Madrid DANIEL G. LÓPEZ