Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 2 2005 Espectáculos 73 CLÁSICA Ciclo cámara y polifonía Obras de Mozart y Haydn. Intérpretes: ONE Cámara y Cuarteto Mosaiques. Lugar: Auditorio Nacional. Madrid. DEBUT DE LA ONE CÁMARA ANTONIO IGLESIAS La Europa feudal protagoniza la Historia Universal Larousse b Mañana, lunes 21 de febrero, ABC ofrece a sus lectores el octavo tomo de esta imprescindible obra de referencia, que analiza la etapa que va de 1148 a 1328 ABC MADRID. La Europa feudal es el título del volumen de la Historia Universal Larousse que ABC ofrece mañana a sus lectores. Al proseguir con su análisis cronológico de la Historia, llega al periodo que se extiende desde mediados del siglo XII a principios del XIV, que ha sido calificado por los historiadores como la época clásica de la Edad Media occidental. El incremento de la población y de la producción, la mejora en el rendimiento agrícola y nuevas condiciones de seguridad que favorecieron el crecimiento de las ciudades y el desarrollo de un importante comercio son las claves que marcan este periodo. Paralelamente, se produjo en la civilización occidental un auge cultural identificado con el nacimiento del arte gótico y de las universidades, lo que viene a contradecir la visión que algunos historiadores tienen de toda la Edad Media como una etapa oscura y de transición. En la Península Ibérica, el proceso de reconquista avanzaba tras la caída de los almohades. Fernando III de Castilla y Jaime I de Aragón hicieron retroceder las fronteras musulmanas de forma destacada. El hijo y sucesor de Fernando III, Alfonso X, ha pasado a la posteridad como El sabio debido a las numerosas empresas culturales que se llevaron a cabo en su reinado. De gran formato y perfectamente ilustrada, esta nueva entrega de la Historia Universal Larousse pretende modificar la imagen de retroceso que se tiene de la Edad Media, desde el rigor científico que aportan historiadores del prestigio de Georges Duby, profesor del Còllege de France, o el catedrático de Historia de la Universidad de París VIII Claude Mossé. Enrique Morente, durante una actuación JULIÁN DE DOMINGO FLAMENCO Festival Caja de Madrid Cante: Enrique Morente. Guitarra: Manuel Parrilla. Palmas y coros: Antonio Carbonell, Angel Gabarre y Pepe Luis Carmona. Percusión: El Bandolero. Lugar: Teatro Albéniz. Fecha: 18- 02- 05 Mayor San Juan Evangelista. Entonces, estuvo más en la línea de la tradición que del experimentalismo. Y le salió todo bordado. Sorprende y convence En el Albéniz ha querido tratar los cantes con más personalidad desde la caña inicial a los poemas de Manuel Machado y otros poetas cultos, con los que cerró su paso por el festival madrileño, pasando entre otros palos por una bella ristra de fandangos comarcales y por unas alegrías que sonaron tristes, algo que no deja ser original. Sí, porque, aunque barajara continuamente letras antiguas, como la que dice: ¿Qué es lo que suena? Son los presidiarios con sus caenas continuamente se empeñó en manejar los tercios a su modo y manera, y también dando sitio al coro, quizás otorgándole demasiado protagonismo en determinados momentos, sobre todo en algunos remates. Y es que Morente siempre sorprende y siempre convence a su público, que le aplaudió con verdadera pasión. LAS AVENTURAS DE MORENTE MANUEL RÍOS RUIZ E nrique Morente es uno de los poquísimos artistas flamencos que, como única figura en el cartel, llena un teatro. Lo cual es un signo indudable de su categoría en el género. Por otra parte, por regla general tiene la virtud de no ser repetitivo en sus programaciones, sino que cambia de repertorios y enfoques en sus conciertos habitualmente. En esta ocasión, por el título- La belleza de la creación -suponíamos que ofrecería lo más evolucionista de su acervo estilístico. Y, efectivamente, el cantaor granadino forjado en los madriles arriesgó en demasía, al plantearse y desarrollar conceptos interpretativos un tanto distintos de los que llevó a cabo el pasado 29 de noviembre, en el escenario del Colegio Enrique Morente es uno de los poquísimos artistas flamencos que, como única figura en el cartel, llena un teatro l renovar el sentido programador del ya veterano Ciclo de Cámara y Polifonía de la Orquesta y Coro Nacionales de España (OCNE) se han creado dos conjuntos: la ONE Cámara y ONE Actual, cuyas respectivas funciones se desprenden de sus mismos enunciados: el clasicismo y los siglos XX y XXI. Su formación será variable sgún lo exija el repertorio a interpretar por cada uno de estos conjuntos. La realidad del nacimiento de la ONE Cámara se aplaude muy sinceramente, deseándole a los veintitrés seleccionados profesores toda serie de aventuras y felicitar a los organizadores. Otra novedad importante: integrar en los primeros atriles a los siempre prestigiosos conjuntos invitados del Ciclo de Cámara y Polifonía. Así, en el concierto que nos ocupa, actuaron conjuntamente la ONE Cámara y el Cuarteto Mosaiques, que, nacido en Viena y formado por los violinistas Erich Höbarth y Andrea Bischof, viola Anita Mitterer y violonchelo Chrsitophe Cin, un día después ofreció su actuación en solitario. La recién nacida agrupación orquestal, no teniendo director permanente, sería enriquecida con los cuatro músicos vieneses, quienes desempeñarían el inevitable criterio rector de sus versiones. Sus primeras notas, las que Mozart integró en su Sinfonía K 76 (42 a) serían seguidas en la primera parte de la sesión por dos páginas de Haydn: el Adagio de la Sinfonía núm. 13, Hob. 1: 139 que, no siendo aconsejable desgajarla de la entera obra, sirvió para que admirásemos a un excelente violonchelista, y la Núm. 8 subtitulada como Le soir La segunda parte la ocuparía otra Sinfonía haydniana, la Núm. 85, Hob. 1: 85 El total interpretativo de las cuatro composiciones, ejemplos meridianos del mejor clasicismo, sirvió para apreciar la categoría de la ONE Cámara recién nacida: ajuste logrado en un tanto por ciento muy elevado, criterio de rigor no externo de vibración interior con pianissimi bien logrados, categoría expositiva en los soli (concertino, violonchelo, contrabajo, flauta, oboe, dos trompas) y bien establecidos planos. Cabe esperar una sonoridad que, por propia, solamente llegará tras su rodaje y mayor articulación en los pasajes rápidos, en aras de lograr el más claro virtuosismo. Enhorabuena y adelante. A