Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Los domingos DOMINGO 20 2 2005 ABC EL PERFIL DE LA SEMANA EN LA ACERA ESCRIBÍ TU NOMBRE FERNANDO IWASAKI VANDERLEI LUXEMBURGO Entrenador del Real Madrid Llegó el 30 de diciembre y transformó al Real Madrid en un equipo nuevo desde Año Nuevo. Anoche, los leones se comieron su racha triunfal de siete victorias consecutivas La samba entrenada mo diría Butragueño, Vanderlei (Wanderley) Luxemburgo es un ser superior. El entrenador que ha sacado al Real Madrid de la crisis es una de las pocas personas de este mundo que se puede permitir el lujo de firmar con dos nombres distintos y ser reconocido con ambas rúbricas. Si usted va mañana al banco y firma de manera diferente no le dan un euro. A este brasileño, sí, aunque cambie la V por una W y la i por una y Su pasaporte expresa que se llama Vanderlei, pero firma Wanderley. La dualidad que tiene argumento. Firmó como Wanderley para falsificar su ficha y obtener la licencia en el comienzo de su carrera como futbolista. De paso, aprovechó la ocasión, como las artistas, para quitarse años. Declaró 17 y tenía 19. Presumido era desde joven y lo confirmaría con creces cuando se convirtió en un entrenador de categoría y en un comprador compulsivo de zapatos y corbatas. Si algún día no viviera del futebol podría poner dos tiendas de lujo: Shoes Wanderley y Ties Vanderlei Que tiemble El Corte Inglés. ZP no es lógico (es analógico) Co POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN D Un pobre que alcanzó otro sueño El cambalache de nombres le trajo problemas el año 2000. Fue citado a declarar por el Congreso de Brasil, que investigaba las irregularidades económicas y los documentos falsos que rodaban a sus anchas por el fútbol de su país. Su antigua secretaria, Renata Moura, despechada por desamor, le denunció por evasión de impuestos. Salió indemne por falta de pruebas. Claro, ¿a quién condenarían, al Vanderlei de 19 años o al Wanderley de 17? Un tipo listo este brasileño, que tiene faz de cantaor flamenco. No desentonaría con una guitarra. De momento, en Madrid ha demostrado que el chotis del fútbol lo borda. Nacido pobre hace 52 años en Nova Iguazú, un suburbio de Río, Vanderlei fue un niño de barrio que soñó con emular a Pelé. El fútbol y los estudios fueron sus ocupaciones hasta que, a los 19 años, se quitó dos para falsear su ficha y centrarse en el balón. Zurdo, su carrera de corto fue corta. Lateral izquierdo del Botafogo desde 1971, repartió su trayectoria como futbolista con el Palmeiras, para dejar de correr la banda en 1982 y colocarse al otro lado de ella en 1983, a los 31 años, dirigiendo al Campo Grande. El campo no le vino grande. Estrenó una segunda carrera que sería mejor que la inicial. Nada más debutar se proclamó campeón del Estado del Espíritu Santo, en 1983. Plusmarquista en mes y medio Pero la vida del entrenador es dura. Emigró a Arabia Saudí para dirigir al Jeddah en 1985. Su primer cargo de gran responsabilidad fue el Fluminense (86- 87) Allí nació su consolidación al más alto nivel. Demostró una pauta invariable: mandan la técnica y la calidad, asociadas a la disciplina, al sistema y a la primacía del juego colectivo sobre el individual. Compatibilizar tantas incompatibilidades le hizo triunfar en el Palmeiras (campeón de Liga 1993 y 1994) y en el Corinthians (98) antes de alcanzar su sueño: seleccio- nador de Brasil. Lloró cuando le ofrecieron el mando del fútbol en el país que manda en el fútbol. Subcampeón en el Mundial 98, derrotado por Zidane, se adjudicó la Copa América en 1999. El fracaso en los Juegos de Sidney 2000, después de atreverse a no convocar a Romario el vago, le despidió de la amarelha Si hubiera seleccionado a Romario habría roto su ideario. Ronaldo, ahora, ha vuelto a conocer sus exigencias. Se repuso. Conquistó el título nacional con el Cruzeiro (03) y el Santos (04) Es el único entrenador que suma cinco Ligas brasileñas. Esa mezcla de fútbol de samba con disciplina europea recuperó a un Real Madrid hundido. El brasileño igualó en mes y medio de trabajo en España la plusmarca liguera de Novoa, técnico del Sporting, al conseguir siete victorias consecutivas. Anoche, los leones le mordieron la racha. Pero espera alcanzar más plusmarcas. espués del fracaso del llamado pacto contra la telebasura, a la vista del rancho intestinal que reparten todas las cadenas de televisión y teniendo en cuenta los disvalores y actitudes antisociales que engendra la publicidad audiovisual, lo lógico sería que toda la televisión fuera codificada y que ZP no prometiera más licencias para nuevas cadenas de televisión. Pero ZP no es lógico, sino más bien analógico. Como todo el mundo sabe, los sentidos transmiten a nuestro cerebro la información de nuestras percepciones en forma analógica; es decir, lineal, gradual y continua. Las primeras máquinas inventadas para reproducir imágenes y sonidos fueron también analógicas, mas su calidad se reveló escasa y su exactitud poco fiable. Cuando la técnica permitió la irrupción de máquinas pensantes- -los ordenadores, por ejemplo- -quedó absolutamente demostrado que los sistemas analógicos eran poco sensibles y propensos al error. ZP no es ni sectario ni antidemocrático. No. ZP es analógico. La tecnología analógica es incapaz de almacenar, comparar, manipular, calcular y recuperar información con exactitud, equilibrio y equidad. ¿Por qué los planes de ZP en materia audiovisual parece que perjudican a unos y favorecen a otros? Porque ZP es analógico. No puede ser de otra manera y por lo tanto no se le puede exigir ni exactitud, ni equilibrio, ni equidad. Por eso algunas empresas tienen que mendigar lo que otras reciben a manos llenas. Ni siquiera es un problema de justicia, porque no puede ser justo quien no reúne las condiciones. Es lógico porque ZP es analógico. Cualquier técnico podría demostrar que las transmisiones electrónicas que combinan una amplitud variable con una frecuencia determinada- -léase cualquier señal telefónica o de radio analógica- -están expuestas a cortes, interferencias, controles e intercepciones. ¿Habrá algo más apetecible para una mente analógica como la de ZP? El apagón informativo del tripartito catalán no era lógico precisamente por analógico. ¿Cómo puede creer la gente que ZP sería capaz de renunciar a los cortes, las interferencias, los controles y las intercepciones? Las licencias de radio y televisión no seguirán un criterio lógico, sino estrictamente analógico. Finalmente, lo analógico supone siempre un proceso que fluctúa, evoluciona o cambia de manera permanente. Así, para una lógica analógica no hay sentencias, ni constituciones, ni leyes antimonopolios, ni marcos institucionales que valgan, porque todo eso conlleva reglas de juego duraderas que hoy nos pueden convenir pero mañana no. ZP anuncia un futuro digital pero se le ve el plumero analógico, porque lo único que ZP tiene de digital son las huellas. Si aquí hubiera lógica, lo suyo sería codificar toda la telebasura para que los heces- homo pagaran por revolcarse en la pus, pero lo analógico propicia negocios, chanchullos y privilegios. Me da igual quién se lleve el cerdo al agua, porque lo que me asquea es que todos quieran un charco más grande. www. fernandoiwasaki. com