Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 2 2005 Los domingos 67 popularmente como el Vietcong, anunciaron un alto el fuego de setenta y dos horas. Al dar las doce de la noche en el delta del Mekong en Vietnam del Sur, las campanas de la iglesia de la ciudad de Mytho tañeron el año nuevo. Diez minutos más tarde, con las campanas aún repicando, una unidad de Vietcong apareció en el borde de un arrozal y cogió por sorpresa al Segundo Batallón de la Marina survietnamita, para matar a diecinueve infantes y herir a otros diecisiete. L année, je la salue avec sérenité manifestó en Nochevieja Charles de Gaulle, el alto y regio presidente de Francia de setenta y ocho años. Le doy la bienvenida al año 1968 con serenidad dijo desde el florido palacio en que llevaba desde 1958 gobernando Francia. Había reescrito la constitución para convertir al presidente de Francia en el jefe de estado más poderoso de cualquier democracia occidental. Llevaba entonces tres años de su segundo mandato de siete y veía pocos problemas en el horizonte. Desde una dorada habitación de palacio, dirigiéndose a la televisión francesa- -cuyos únicos canales estaban enteramente controlados por el Estado- declaró que otras naciones no tardarían en volverse hacia él y que sería capaz de negociar la paz no sólo en Vietnam sino también en Oriente Medio. Todo indica, por tanto, que nosotros nos hallaremos en posición de contribuir de la manera más eficaz a las soluciones internacionales En los últimos años se había aficionado a referirse a sí mismo como nosotros Aparte de De Gaulle, la industria informática estadounidense transmitió un raro deje de optimismo al predecir que 1968 sería un año récord. En la década de los cincuenta los fabricantes de ordenadores habían estimado que seis computadoras podrían cubrir las necesidades de todo Estados Unidos. Para enero de 1968 funcionaban en el país cincuenta mil ordenadores, de los cuales quince mil se habían instalado el año anterior. Las tabacaleras también se mostraban optimistas y esperaban que el incremento del dos por ciento en las ventas de 1967 se repitiera en 1968. Un ejecutivo se jactaban así: Cuanto más nos atacan, más suben nuestras ventas Pero, según la mayoría de cálculos, 1967 no había sido un buen año en Estados Unidos. Un número récord de disturbios violentos y destructivos había estallado en zonas urbanas deprimidas de mayoría negra en todo el país, incluyendo Boston, Kansas City, Newark y Detroit. 1968 sería el año en que negro se transformaría en de color En 1965, Stokely Carmichael, un organizador del grupo pro derechos civiles notablemente enérgico y creativo que era el Comité Coordinador Estudiantil de No Violencia, o SNCC, inventó el nombre de Panteras Negras (Black Panthers) al que pronto seguiría la expresión Poder Negro (Black Power) En aquellos tiempos el adjetivo black se utilizaba poco y tenía cierto deje poético. En 1968 empezaría a usarse para designar a los militantes de color, y para finales de año sería ya el término preferido por la gente. Negro (heredado del español) se había convertido en un adjetivo despectivo aplicado a aquéllos incapaces de defenderse por sí mismos. La gente de King entonaba ¡Libertad ya! La gente de Carmichael clamaba ¡Poder Negro! King trataría de convencer a Carmichael de utilizar el eslogan Igualdad Negra en lugar de Poder Negro pero Carmichael siguió con el suyo. El primer día del año, las Naciones Unidas anunciaron que 1968 iba a ser el Año Internacional pro Derechos Humanos La asamblea general inauguró las indicaciones para aquel año con un llamamiento mundial a la paz. Pero hasta el Papa, en su mensaje admitió que había obstáculos terribles para el logro de la paz en Vietnam La guerra de Vietnam no era la única amenaza a la paz. En el oeste de África el más prometedor de los estados africanos de reciente independencia, Nigeria, rica en petróleo, se había sumido en una guerra civil entre diversos grupos étnicos, con ocho de los doce millones de habitantes de una pequeña región oriental llamada Biafra. Resulta que en Biafra se hallaba el petróleo que podía enriquecer a Nigeria. El general Yakubu Gowon, jefe del estado nigeriano, anunció en su mensaje de Navidad: No tardaremos en volver la esquina hacia un periodo más feliz Pero hizo bien poco por promover la unidad nacional Como sucede con frecuencia con las guerras civiles, no cabía duda de que, de proseguir aquélla, iba a convertirse en un conflicto particularmente atroz y sangriento. En España, el generalísimo Francisco Franco se hallaba en su vigésimo noveno año de paz desde que asumiera el control del país durante la guerra civil. Pese a tratarse de una dictadura represiva, había que concederle que lo era menos que la de su vecino Portugal, gobernado por el autocrático Antonio de Oliveira Salazar. En años recientes la resistencia al régimen de Franco había sido aplastada mediante purgas sangrientas Al quedar destruida la resistencia, la represión se había suavizado. Incluso habían regresado algunos refugiados de la guerra civil. pero en 1967 una nueva generación- -de estudiantes- -empezó a manifestarse en contra del régimen. Arrojaban piedras y exclamaban: ¡Libertad! y ¡muerte a Franco! El 4 de diciembre, en el setenta y cinco cumpleaños de Franco, los estudiantes erigieron un cartel en que se leía: FRANCO, ASESINO, FELIZ CUMPLEAÑOS. Título: 1968. El año que conmocionó al mundo Autor: Mark Kurlansky Editorial: Destino Páginas: 560 Precio: 22 euros Fecha de publicación: 22 de febrero