Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Los domingos DOMINGO 20 2 2005 ABC LA CARA OSCURA DEL NACIONALISMO La rebeldía de Mapi de las Heras Irse no es en ocasiones una marcha definitiva, sino una forma de buscar oxígeno para sobrevivir. Yo no he dejado mi ciudad. De hecho, paso más tiempo en San Sebastián que en Madrid. Tengo la familia repartida, dos hijos aquí y uno allí, y por eso estoy divida entre un sitio y otro. Por eso y porque de vez en cuando necesito respirar. Este ambiente llega a ser asfixiante, a oprimirme hasta extremos insoportables Aire. A Mapi de las Heras, viuda de Fernando Múgica, le falta el aire, a veces. El daño infligido, el más demoledor, no la ha derribado. Me rebelo frente a la situación. Aquí hay gente muy buena, como en todas partes, y a mí me paran con frecuencia por la calle, para darme abrazos o ánimo. Pero hay comentarios significativos de los que te ofrecen su apoyo cuando te dicen que conste que no me importa que me vean con usted Esta es la situación con la que convivimos los vascos bajo la pretendida máscara de la normalidad Cada quien reacciona de una manera. Uno de mis hijos decidió que si algo pasaba se marcharía para siempre y así lo hizo. Los otros dos optaron por lo contrario, viven aquí y yo ahora me enfrento a las preguntas de mi nieto mayor. Nunca le engaño, pero no sé qué le diré cuando su curiosidad vaya más allá También ha recibido el calor de algún nacionalista, a título individual. A veces parece que están junto a ti, pero cuando asesinaron a Korta se les escapaba cómo ha podido ocurrir si era uno de los nuestros Esos nacionalistas que condenan la violencia justifican sin embargo los diálogos y los acercamientos. Algo habrá que hacer dicen. ¡Pero, señores, si ya se hizo algo! Si las cárceles se abrieron de par en par en 1977, si ya hubo generosidad extrema. Si esas cárceles se han vuelto a llenar es porque los angelitos a cuyas familias subvenciona el Gobierno vasco han manchado sus manos de sangre. No lo debemos olvidar nunca. Estamos hablando de la lucha por la libertad y por la vida. Las víctimas tienen que estar siempre presentes en cada paso que se dé Mapi de las Heras (a la derecha) viuda de Múgica, con Consuelo Ordóñez años le parecen una eternidad por el desgarro que supuso dejar en San Sebastián a su mujer y a sus cinco hijos. Los viajes de fin de semana suplen muy precariamente la normalidad familiar del día a día. En su caso, el cúmulo de hostigamientos y presiones cuando ejercía la docencia en la Universidad del País Vasco desembocó, en un momento dado, en el punto de no retorno de las amenazas directísimas, expresadas a través de un artefacto explosivo con los cables sueltos. Su vida peligraba. En ese momento tuve la fortuna de recibir la ayuda de la Comunidad de Madrid, a la que estoy profundamente agradecido. Coincidió además que se estaba creando la nueva Universidad y me surgía esta oportunidad de venirme en comisión de servicio Casadevante no se sintió amparado frente a ETA en una sociedad anormal, que convive con la ausencia de libertad como si nada pasara. Si no acatas determinados comportamientos, estás en el punto de mira Ahora se siente aún más preocupado por el lamentable espectáculo de la presentación en el Congreso del plan Ibarretxe. Ahí se pudo ver que ese personaje no tiene ninguna intención de dialogar. Zapatero, como otros en Madrid, yerran al pensar que la buena disposición arreglará algo. Simplemente los nacionalistas buscan dar un paso más en la radicalización, y el PSE está tentado por la zanahoria del poder si se acerca al PNV. Pero no creo que esas fisuras entre los constitucionalistas lleven a ninguna parte A Casadevante le gustaría seguir de cerca, como hizo a lo largo de tantos años, las evoluciones del histórico Real Irún, ganador de cuatro Copas del Datos para la reflexión Éxodo. Entre 1975 y 2004 se calcula que más de 200.000 personas han dejado el País Vasco por la presión directa o indirecta de la violencia. Apellidos. Sólo un 20,5 por ciento de los ciudadanos de la Comunidad autónoma tiene sus dos primeros apellidos vascos, mientras que más del 11 por ciento del resto de los españoles tiene alguno de sus apellidos vascos. Deslocalización. Un 30 por ciento de las empresas que han trasladado sus instalaciones desde el País Vasco a otros puntos de España admite que el terrorismo ha pesado en su decisión. Mercado. Las medianas empresas vascas apenas tienen algo más del 20 por ciento de su mercado en la propia autonomía. La proporción no llega al 15 por ciento para las grandes empresas. PIB. Entre 1975 y 2000 El País Vasco, con un 62,2 por ciento, ha sido una de las regiones españolas con menor crecimiento del PIB anual acumulativo. Sólo superó a Asturias. Fuente: Foro de Ermua Rey, del que llegó a ser presidente. Pero la extorsión lo siega todo, desde lo más sagrado, como es la vida en familia, a la pasión por un equipo de fútbol. Voy a San Sebastián todos los fines de semana- -relata- -y no hay que estar muy despierto para darse cuenta de que determinadas personas pasean con escolta o que nunca se habla de política Aquí ha habido un mar de fondo- -considera- -por consentir de forma sistemática que no se cumplan las reglas del juego. Si en las fiestas de San Muchos somos más emigrantes que exiliados al lado de lo que han sufrido otros. Pero sabemos cómo se ha erradicado la tolerancia y cómo han cambiado nuestras ciudades ¿Que hay que hacer algo? Pero si ya se vaciaron las cárceles en 1977. La generosidad fue extrema. Las han vuelto a llenar porque tienen las manos manchadas de sangre Sebastián se enarbolan todas las banderas menos la española, ¿dónde está el subdelegado del Gobierno para atajar la ilegalidad? Los trastornos de tener que dejar tu casa no son sólo afectivos, aunque ese capítulo sea el más importante, por supuesto. A mí y a mi familia también se nos causa un perjuicio económico. Yo gasto mucho en viajes a San Sebastián y me he tenido que hipotecar hasta las cejas para comprar un apartamento minúsculo en Madrid. Es un daño para mi patrimonio y para el futuro de mis hijos El decano se pregunta dónde está, para nosotros, el Estado de Derecho y enumera dejaciones inaceptables en la educación o en consentir que se cree un cuerpo de Policía, como es la Ertzaintza, al servicio de un partido Con el tiempo, dice, la intensidad del dolor se atenúa, pero dejas de sentirte parte del lugar del que te han expulsado. Allí, muchos se conduelen de tu situación, pero no hay la necesaria unanimidad en la rebeldía Como contrapartida, ha encontrado brisa fresca, en lo profesional. En Madrid prima lo académico, y no lo ideológico, y para mí eso ha sido un revulsivo en mi campo de trabajo, el Derecho Internacional Para el decano, católico, resulta doloroso el vacío de la Iglesia vasca para con las víctimas y los amenazados. Seamos realistas, es una Iglesia nacionalista y no se puede servir a dos señores, a la patria y a Cristo. Ellos han optado por Euskalherría Mi padre- -relata- -también sufrió amenazas. No era nadie especialmente relevante, trabajaba como contable en la Cámara de Comercio. Allí el único pecado es pensar de otra manera. No hay otros porqués ni hay que buscarlos