Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 2 2005 51 Emisiones por sectores El Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión permite a las instalaciones afectadas emitir 513,6 millones de toneladas de CO 2 entre los años 2005 y 2007 en todo el territorio nacional. En 2005 se podrán emitir 173 millones de toneladas; en 2006, 171,2; y en 2007, 170,3. El sector de producción eléctrica cuenta con la mitad de los derechos (256,2 millones) que se desglosan en 153,2 millones de toneladas de CO 2 para la generación con centrales de carbón, 66,4 para las plantas de gas, 34,4 para las centrales extrapeninsulares y 2 millones para las térmicas de fuel. El sector cementero cuenta con derechos de emisión por valor de 82,6 millones de toneladas, seguido por el del refino del petróleo (45,7 millones de toneladas) cogeneración no incluida en el anexo 1 (36,7) siderurgia (33,6) pasta y papel (15,8) y tejas y ladrillos (14,2) Los restantes sectores con derechos son el de cal (7,3) vidrio (6,7) instalaciones mixtas no incluidas en el anexo 1 (4,7) azulejos y baldosas (2,6) y productos para fabricar vidrios y cerámicas (2) corporar nuevos derechos al mercado es utilizando los obtenidos a partir del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) que consiste en invertir en energías limpias en un país en vías de desarrollo y descontar así de la cuenta de emisiones el consiguiente ahorro que se produce en emisiones contaminantes. Estos son los principales puntos del régimen de comercio de emisiones, que pretende facilitar un cumplimiento más barato de los objetivos de reducción. Teniendo en cuenta los derechos asignados a las empresas españolas y los datos aportados por éstas en cuanto a sus necesidades y cómo se van a comportar en términos de producción, Teresa Rivero calcula un coste de 85 millones de euros por año hasta 2008 para que las empresas puedan cumplir sus compromisos. Según los datos de la Comisión Europea, el ahorro de costes en toda la UE alcanzará cada año como mínimo los 1.300 millones de euros durante la primera fase, es decir, el 35 por ciento de los costes que ocasionaría cumplir los compromisos sin mercado europeo de emisiones. Emisiones liberadas por la actividad industrial de una fábrica de papel en Durango tro toma nota de esta operación y la comunica al Administrador Central de Bruselas, que tiene que dar el visto bueno a la operación para que ésta quede anotada. Lo más probable- -explica Teresa Rivero- -es que surjan intermediarios para hacer más fácil casar oferta y demanda y garanticen de una manera muy parecida a la Bolsa las operaciones de compra y venta Cumplimiento de los derechos asignados. Los titulares de las instalaciones emisoras de gases de efecto invernadero deberán entregar, antes del 30 de abril de cada año, suficientes derechos para cubrir sus emisiones del año anterior. Si no es así, durante el primer periodo de funcionamiento del mercado (2005- 2007) la cuantía de la multa será de 40 euros por cada tonelada de dióxido de carbono emitida en REUTERS exceso. Y aumentará a cien euros por tonelada en el segundo periodo de funcionamiento del mercado, 2008- 2102. Actores del mercado. Además de las personas físicas o jurídicas titulares de actividades emisoras de gases de efecto invernadero, a las que inicialmente se les han asignado los derechos de emisión, podrán transferir sus derechos a cualquier otra persona física o jurídica, o cancelarlos en cualquier momento. Se abre así la puerta a la participación en el mercado- -con el único requisito previo de tener una cuenta abierta a su nombre en el registro- por ejemplo, tanto a brokers o intermediarios capaces de crear opciones, derivados y otras herramientas de gestión del riesgo, como a ONG ambientales que podrían comprar derechos de emisión sólo con el objetivo de cancelarlos inmediatamente, haciendo así más estrecho el mercado e incrementando en teoría el precio de esos derechos. Incorporación de más derechos al mercado. La única posibilidad de in- que los ecosistemas terrestres y marinos siempre han estado bajo la acción de un clima cambiante y que, por tanto, se pueden adaptar perfectamente. El problema es para la Humanidad. Nuestro desarrollo depende de unas condiciones climáticas estables, y las estamos alterando. El cambio climático no es broma. No me gustaría alarmar innecesariamente. La predicción del Panel Internacional se refiere al año 2100. Aunque ya estamos dentro del cambio, problemas como el de la erosión de las playas no son para mañana. Sin embargo, se equivoca el lector si piensa que entonces no hay que preocuparse. España forma parte del convenio de Kioto por decisión unánime de las fuerzas políticas representadas en el Parlamento. De acuerdo con dicho convenio teniamos derecho a aumentar las emisiones de CO 2 un 19 con respecto a las de 1990. En el año 2004 ya las hemos aumentado un 50 y quedan ocho años. Afortunadamente, el Gobierno actual ha elaborado el primer plan para introducir medidas correctoras. A pesar de ello vamos muy retrasados, a la cola de Europa.