Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 2 2005 Madrid 39 INCENDIO EN EL CORAZÓN FINANCIERO DE MADRID SECUELAS COMERCIALES Ocho de los nueve comercios de la zona cero tendrán que reforzar su seguridad Técnicos municipales señalan las medidas necesarias para poder reabrir b El negocio que permanecerá La línea 6 del Metro seguirá cortada La importante reducción del perímetro de seguridad- -de 500 a 60 metros de radio aproximado- -no ha afectado al subsuelo. La línea 6 de metro continúa cortada entre las estaciones de Cuatro Caminos y Avenida de América. La razón es que el túnel del metropolitano pasa exactamente bajo la zona de peligro, por lo que no se quiere correr el riesgo de un derrumbe o hundimiento con el Metro funcionando. La línea continuará cortada en este tramo hasta nueva orden. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, apuntó que las pesadas grúas que se están instalando para demoler el edificio deberán anclarse al suelo, y en algunos momentos pueden necesitar apoyarse sobre los túneles del Metro. Esto supone que tal vez en el transcurso de los trabajos, haya momentos en que el servicio pueda restablecerse entre estas estaciones, para posteriormente volver a cortarse de forma puntual, si se requiere y siempre con la seguridad como factor prioritario. clausurado es una cervecería que está situada íntegramente dentro del perímetro cerrado por el riesgo de derrumbes S. M. MADRID. Seis técnicos del área municipal de Urbanismo visitaron ayer, desde primera hora de la mañana, los nueve comercios afectados por el cierre perimetral de seguridad en torno al esqueleto del edificio Windsor. Comprobaron su situación y sus circunstancias para fijar ahora las medidas que tendrán que adoptar para volver a abrir. La vuelta a la normalidad se podría producir la próxima semana, excepto para uno de los establecimientos, que quedará clausurado. Los comercios que permanecen cerrados, situados en la zona afectada y principalmente en la calle Orense, son Burger King, Rodilla, un puesto de flores, una sucursal del Banco Santander Central Hispano, un Springfield, un Pan y Pica, una agencia de viajes Irving y un quiosco de prensa, además de El Corte Inglés. Los técnicos municipales recorrieron ayer todos estos establecimientos, y comprobaron las distintas circunstancias que se dan en cada uno de ellos. Doble entrada o reubicación Así, el puesto de flores ha sufrido graves daños a consecuencia de los desprendimientos del edificio, y debe reponerse; el kiosco habrá de cambiar de ubicación; el Burger King cuenta con dos entradas, una fuera del perímetro y otra dentro, que tal vez deba ser clausurada para poder reabrir la instalación. Con los datos recabados hoy, los técnicos fijarán las medidas de seguridad que deben adoptar los comerciantes en cada caso para poder abrir de nuevo a su clientela. En algunos casos, se apunta la posibilidad de tener que tapiar provisionalmente las ventanas, para evitar daños por caída de material o cascotes. Ocho de ellos podrán volver a la normalidad la próxima semana, mientras que uno, la cervecería situada en la zona interior de la plaza de Manuel Gómez- Moreno, deberá permanecer cerrada hasta que la demolición esté muy avanzada. Dada su situación, se teme que pueda verse afectada por los derrumbes parciales que se produzcan durante el desmontaje de la torre, o por algún hundimiento parcial del edificio. nueva, prometió el viernes a los comerciantes afectados por el nuevo perímetro de seguridad cauces de información permanentes. Una vez por semana mantendrán reuniones para conocer sus necesidades y el estado de la situación. Certificado de cierre Agentes de la Policía Municipal visitaron también ayer la zona que ha estado afectada por el cierre perimetral hasta el jueves- -de 500 metros de radio en torno al incendio- -y preguntaron a los comerciantes si necesitaban un documento que certifique que han estado incluidos en dicha zona de seguridad. Este documento- -que elaborará y entregará la junta municipal de Tetuán- -les resulta necesario para justificar los días de cierre ante sus compañías aseguradoras. Estos comerciantes afectados por el incendio, que han permanecido cerrados y sin actividad desde la noche del sábado pasado, se están organizando para constituir una asociación de damnificados. Uno de ellos, Víctor Sandoval, es quien ha promovido esta iniciativa. Los interesados se reunirán hoy en la junta municipal de Tetuán, que ha brindado sus instalaciones. Sandoval calcula que pueden estar afectados entre 200 y 300 comerciantes y profesionales- -abogados, dentistas, etcétera- Lo sucedido en el edificio, insiste, es muy grave, porque afecta al pan de nuestros hijos. Las grandes empresas tienen por dónde escapar pero al que tiene aquí su único negocio lo que le ha desaparecido estos días es el sueldo, directamente, por no hablar de los puestos de trabajo que se pierden si esto sigue así informa Efe. La zona cero era ayer centro de atracción turística JAIME GARCÍA Continúan instalándose las grúas que dividirán el esqueleto del edificio en más de 3.000 bloques de hormigón El subdirector general de Régimen Jurídico y Control de la Edificación de la Concejalía de Urbanismo, Enrique Torres, manifestó a Ep que si estos locales cumplen con los requisitos municipales podrán abrir al público la próxima semana, excepto la cervecería antes señalada. Respecto a las medidas concretas que tendrán que adoptar estos estable- Empleos en peligro El cierre durante varios meses de este local podría complicar mucho su continuidad, así como los empleos de los más de diez trabajadores con que cuenta este negocio. cimientos, señaló: Las características de los comercios son diferentes. En algunos casos basta con levantar un muro de dos o tres metros de contención para evitar problemas, pero en otros hay que delimitar zonas de seguridad que equivalen a media planta o una planta entera Después de visitar los comercios, los técnicos acudieron a la zona contigua, donde se están montando las dos grandes grúas que se utilizarán para la demolición del edificio. El sistema, como ya se ha anunciado, se basará en sujetar, cortar y bajar trozos del rascacielos, y se calcula que podrán recogerse así unos 3.000 bloques de hormigón. El consejero delegado de Economía del Ayuntamiento, Miguel Ángel Villa-