Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional DOMINGO 20 2 2005 ABC Los portugueses deciden hoy si dan la primera mayoría absoluta a los socialistas, como apuntan las encuestas Ya estuvieron cerca de conseguirlo en 1999 pero entonces los sondeos electorales no acertaron b En la calle, durante las dos sema- JOSÉ SÓCRATES Candidato socialista PEDRO SANTANA Candidato conservador nas de campaña electoral, no se ha vivido demasiado entusiasmo político lo que podría augurar una importante abstención BELÉN RODRIGO, CORRESPONSAL LISBOA. Los portugueses deciden hoy quién gobernará su país durante los próximos cuatro años. Los sondeos para las elecciones legislativas anticipadas apuntan a una victoria del socialista José Sócrates y a un descenso del Partido Socialdemócrata (PSD) liderado por Pedro Santana Lopes. La derecha (CDS PP) el comunismo y la izquierda (BE) quieren ser la tercera fuerza política de Portugal. Esta noche se sabrá si los sondeos no estaban equivocados y el Partido Socialista logra su primera mayoría absoluta en Portugal. Ya estuvo cerca de conseguirlo con Antonio Guterres en 1999 pero en dicha ocasión las encuestas no fueron reflejo de lo que ocurriría después y se quedaron próximos. Los portugueses tendrán hoy su última palabra para elegir los 230 diputados que componen la Asamblea de la República. En la calle, durante las dos semanas de campaña electoral, no se ha vivido demasiado entusiasmo político, lo que podría augurar una importante abstención. Trasmite una imagen fría y calculadora y goza de la confianza del aparato Crea pasiones y odios, a nadie deja indiferente. Le gusta ser distinto a los demás El tapado del ex premier Guterres B. R. La democracia es el reino del compromiso Esta cita de Edward Berstein en El socialismo reformista está siempre muy presente en la cabeza del líder socialista José Sócrates. Nació hace 47 años en Oporto y pasó su infancia en la tierra natal de su familia, Covilhã. Con 16 años se afilió al grupo de los jóvenes del PSD, partido en el que su padre fue un histórico en su región, aunque apenas estuvo un año. Desde 1981 es militante socialista y su destacada labor en el distrito de Castelo Branco despertó la curiosidad de la cúpula socialista. Antonio Guterres le nombró ministro adjunto (1997- 1999) y posteriormente ministro de Ambiente (1999- 2002) Todavía hoy se le considera gueterrista Está separado y es padre de dos niños. Transmite una imagen fría y calculadora, aunque quien le conoce asegura que tiene sentido del humor. Un heterodoxo en las filas de la derecha B. R. Él mismo reconoce que los históricos de su partido, los llamados notables nunca estuvieron a su lado. Es heterodoxo y en la política da prioridad al sentido de responsabilidad con el deber. Lisboeta, 48 años, padre de cinco hijos tras tres matrimonios acabados. Es un hombre que crea pasiones y odios, a nadie deja indiferente, le gusta su manera de estar en la vida, ser distinto a los demás. Licenciado en Derecho, fue en la Facultad donde conoció a Durão Barroso, con el que tiene una fuerte amistad. Militante del PSD desde 1976, es máximo admirador de Francisco Sá Carneiro, su mentor y de quien fue su asesor jurídico. Ha sido eurodiputado, secretario de Estado de Cultura con Cavaco Silva, propietario de medios de comunicación, presidente del Sporting Club de Portugal y alcalde de Figueira da Foz antes de llegar al Ayuntamiento de Lisboa. ocasiones. Ninguno de los dos líderes cuenta con demasiada popularidad en Portugal, como se ha podido comprobar en las encuestas publicadas en las últimas semanas. La campaña electoral tampoco ha ayudado a mejorar su imagen y no ha despertado demasiado interés entre la población, para quien la política pierde cada vez más su interés. Sócrates transmite una imagen sobria y fría, ni si quiera en el cierre de campaña, con miles de portugueses gritando su nombre, fue capaz de relajarse y mostrar su lado más humano. Se ha ganado el apodo de robot Y Santana, mucho más natural y espontáneo con las personas, sigue siendo cuestionado por los portugueses. Puede que su pasado donjuanesco y su excesiva aparición durante años en los actos sociales pese demasiado sobre él. Se le acusa de ser una persona inconstante, que cambia de opinión con facilidad. Una cosa tienen en común, ambos se preocupan por la imagen. Sócrates ha sido elegido por algunos estilistas el político que mejor viste en Portugal, es fan de Armani, le gusta llevar ropa de marca y practica mucho deporte. Santana cuida igualmente su aspecto, se fija mucho en el vestuario y da importancia a la imagen de su gobierno hacia el exterior. Ambos están separados y no tiene a su lado el apoyo público de una mujer. Interrogantes En caso de una victoria de los socialistas sin llegar a la mayoría absoluta se abriría una serie de interrogantes: ¿Gobernará el PS solo o en coalición con la izquierda? ¿Seguirá Santana Lopes como líder de la oposición o habrá una revolución dentro del partido socialdemócrata? Además los partidos pequeños podrán tener un papel decisivo en función de los resultados de los dos grandes pues en caso de no existir una mayoría absoluta, podrán ser requeridos para formar un gobierno de coalición. Sócrates y Santana fueron rivales directos en la pequeña pantalla, en un debate semanal en la RTP en el que debatían los temas municipales de la capital lusa cuando Pedro Santana Lopes era el alcalde de Lisboa. Esta noche vuelven a medir sus fuerzas pero esta vez no serán sus palabras las que dicten un ganador sino los portugueses, que votarán en conciencia con lo dicho y hecho de ambos candidatos. Desde las ocho de la mañana hasta las siete de la tarde será posible acudir a los colegios electorales para ejercer el voto. Están llamados a las urnas cerca de 8,8 millones de portugueses (40.000 más que en los comicios de 2002) a los cuales hay que añadir casi 150.000 portugueses que residen en el extranjero. Se espera buen tiempo en todo el país aunque todo indica que la abstención será alta, como en otras Intenso calendario electoral Estas elecciones marcan también el comienzo de un apretado calendario electoral que podrá acabar dentro de un año y medio con el referéndum sobre la Constitución Europea. El próximo mes de octubre (día aún por determinar) los portugueses volverán a las urnas para elegir a los alcaldes de todas las localidades. Son los llamados comicios municipales que en Portugal tienen lugar en todo el país el mismo día. En las últimas elecciones (diciembre de 2001) los socialdemócratas conquistaron muchas de las alcaldías históricas de los socialistas y ante el giro político se produjo la inesperada dimisión del entonces primer ministro Antonio Guterres. Para comienzos del 2006 tendrán lugar las elecciones presidenciales que marcarán la sucesión de Jorge Sampaio, tras diez años como jefe de Estado. A diferencia de las legislativas, las presidenciales tienen lugar cada cinco años, y la Constitución lusa sólo admite el mismo candidato dos mandatos seguidos. Para muchos analistas las verdaderas elecciones serán las presidenciales y no las legislativas, aunque todavía falta por conocer el nombre de los principales candidatos. El mayor misterio es saber si se presentará el antiguo primer ministro, Cavaco Silva.