Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 2 2005 Nacional 21 INCENDIO DEL WINDSOR NUEVAS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN La Policía intenta averiguar si alguien pudo resistir dentro del edificio en llamas Encargan un informe a los bomberos sobre las temperaturas alcanzadas b Una mujer, empleada del Wind- Los dueños del Windsor contratan a un investigador privado b Se están revelando matices que nos obligan a apostar por una nueva línea de investigación para saber qué paso y, también, a depurar responsabilidades C. M. M. O. MADRID. Ante el cariz que están tomando los hechos y la incertidumbre que rodea el caso, la familia Reyzábal, propietaria del inmueble, ha decidido contratar a un investigador privado para que les ayude a desentrañar las causas del siniestro. Ha pasado ya una semana del incendio y se no ha averiguado nada. Y lo que es peor, cada día surgen nuevos misterios que van complicando la situación apunta un portavoz de la propiedad. Por lo que a nosotros concierne- -apunta- tenemos clarísimo que todo lo nuestro está bien, y que hemos actuado correctamente. Pero en los últimos días se están revelando nuevos matices que nos han obligado a optar por una segunda línea de investigación que nos ayude a saber qué paso y, sobre todo, a depurar responsabilidades. En el 11- S se vio cómo dos aviones se estrellaban contra las Torres Gemelas, pero aquí nadie sabe nada Los propietarios del inmueble consideran que una vez transcurrido los días hay que dejarse de hipótesis y trabajar en hechos concretos, porque lo que ha ocurrido hay que tomárselo muy en serio, ya que hay muchas familias que se han visto perjudicadas sor, fue la última persona que abandonó el edificio a las nueve de la noche, según han declarado los vigilantes de seguridad C. MORCILLO M. OLIVER MADRID. Las imágenes del videoaficionado que muestran a dos personas en el interior del Windsor casi tres horas después de que las autoridades desalojaran el rascacielos han añadido nuevas incógnitas a la investigación. Los testimonios de algunos vecinos del inmueble que coinciden en que vieron dos siluetas y luces, pero pensaron que eran bomberos, no contribuyen a despejar dudas. La investigación de la que se ocupa la Brigada de Policía Judicial y la de Policía Científica se centró ayer, por una parte, en determinar si es posible que una persona aguantara en el interior del Windsor casi cinco horas después de que se desatara el incendio, y, por otra, en peritar las imágenes tomadas por un videoaficionado para verificar su fiabilidad, según confirmaron fuentes de la investigación. Junto a estas pesquisas, agentes de la comisaría de Reus (Tarragona) tomaron declaración al abogado Carlos Just, que grabó dichas imágenes. Extraño, pero no imposible Los investigadores han encargado a los bomberos un informe exhaustivo con el fin de conocer qué temperaturas se pudieron alcanzar a esas horas en el interior del inmueble, así como en sus distintas plantas, si bien no es fácil llegar a esta precisión. Es complicado determinar qué temperatura había dentro, dado que los forjados actúan como una especie de colchón, depende de cuál fuera la carga de fuego, las corrientes de aire y muchos otros factores explicaron a ABC fuentes de bomberos. La táctica que seguimos habitualmente consiste en permanecer dos plantas por debajo de la que está ardiendo, pero eso en un fuego convencional, y el del Windsor, desde luego, no lo es. No obstante, no se puede afirmar de forma rotunda que la temperatura fuera inaguantable si estamos hablando de la planta 16 El delegado de CCOO de Bomberos del Ayuntamiento, Marcelino Sierra, considera extraño pero no imposible que pudiera haber personas dentro del Windsor a las tres de la madrugada porque en la planta en la que aparecen podría haber una temperatura de entre 300 y 400 grados A su juicio necesitarían como mínimo un equipo de respiración para poder permanecer en ese lugar. Fuentes consultadas por ABC no desechan la idea de que alguien, no necesariamente un bombero, pudiera haber entrado en el edificio provisto de un equipo autónomo y Sin empleados dentro Los propietarios del edificio Windsor aseguraron que ningún familiar o empleado se encontraba en el rascacielos en el momento en que un videoaficionado, quien ayer por la tarde fue interrogado por la Policía, grabó unas imágenes que muestran las siluetas de lo que parecen dos personas. No había nadie porque los bomberos desalojaron a todo el mundo afirmó uno de los miembros de la familia Reyzábal, propietaria del rascacielos, en relación con estas imágenes grabadas entre las 3.00 y las 5.00 horas del pasado 13 de febrero, cuando las proporciones del fuego eran de gran magnitud. Bomberos del Ayuntamiento de Madrid también dijeron que ninguno de sus efectivos se encontraba en el rascacielos, ya que lo desalojaron en torno a la una de la madrugada, y tampoco trabajadores de la consultora Deloitte, según declaró esta compañía, que ocupaba varias plantas de la torre. Fuentes de la consultora señalaron, además, que en la planta 16, donde localizaron las dos sombras humanas estaban los servicios de logística y no había documentos clave. JAIME GARCÍA Miles de curiosos toman la zona cero Las ruinas del Edificio Windsor se han convertido en la principal atracción turística de la capital. Miles de madrileños, y personas llegadas de otras ciudades, acudieron ayer a la zona para comprobar en directo el estado del rascacielos que tantas veces han visto por televisión en los últimos días. Cámaras digitales, teléfonos móviles, prismáticos y videocámaras fueron los aparatos más utilizados ya que nadie quería dejar pasar la ocasión de retratarse con el edificio de fondo. un traje de amianto- -algunas empresas disponen de ellos como medida de seguridad- dado que la escalera central era completamente accesible. Eso sí, antes tendría que haber burlado el control de seguridad montado por Policía Nacional y Municipal o bien no haber salido cuando se produjo el desalojo de la torre. En cuanto al peritaje de las imágenes, fuentes próximas al caso, reiteran que se siguen analizando aunque no gozan de total fiabilidad -no significa que hayan sido manipuladas- -y apuntan la posibilidad de que la cámara haya reflejado sobre el cristal las imágenes de alguno de los bomberos que se encontraban en las azoteas de los edificios aledaños vigilando el incendio desde fuera. Sobre el resto de indagaciones, de momento, se sabe que la última persona que abandonó el Windsor, en torno a las nueve de la noche, fue una empleada, al parecer, de la planta sexta a la que los vigilantes franquearon la entrada y salida dado que la conocían, según han declarado.