Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 20 2 2005 ABC Responsabilidades Cartas al director Mikel Buesa puntualiza Permítame introducir una puntualización acerca de la información en la que, con referencia al profesor Peces- Barba, se señala que yo tildé de superflua su presencia en el acto que organizó la Fundación Fernando Buesa en Vitoria. Tal información es errónea y seguramente se ha producido por un cruce de fuentes no suficientemente matizado. Con ocasión del referido acto, Popular TV tuvo el empeño de entrevistarme acerca de la figura de mi hermano y también sobre algunos acontecimientos de actualidad. Una de las preguntas se refería a la creción de la figura del Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo; y a esa pregunta contesté señalando mi opinión de que ese cargo me parece superfluo puesto que la Administración del Estado ya cuenta con una estructura, dentro del Ministerio del Interior, que durante los últimos años ha venido realizando una labor muy meritoria, bien organizada, capaz de resolver los problemas, atenta a la sensibilidad de las víctimas del terrorismo y atendida por personas que no sólo cuentan con un alto grado de profesionalidad, sino que exhiben un perfil humano capaz de albergar un genuino sentimiento de compasión con los que hemos sufrido los terribles efectos del terrorismo. Por tanto, afirmo que es superfluo el cargo que se le ha encomendado al profesor PecesBarba; pero no digo que sea superflua su presencia en un acto en el que se recuerda la memoria de una víctima del terrorismo, en este caso mi hermano. Es más, enfrentado ante el inevitable acontecimiento de que su nombramiento Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es nos coloca en una situación de hecho en la que el Alto Comisionado simboliza la relación entre el Estado y los ciudadanos que hemos sido víctimas del terrorismo, me parecería encomiable que su presencia se extendiera por cuantos actos de reconocimiento se convocan. Y no entiendo bien esa presencia selectiva que parece significar que, para los actuales gestores del Estado, hay unas víctimas que lo son más que otras o que merecen, a la vista de quienes ejercen las altas magistraturas, una atención más que otras. Pero resignémonos. El cambio gubernamental surgido de las últimas elecciones generales parece haber conducido a una politización de la relación del Gobierno de la Nación española con las instituciones que reúnen a las víctimas del terrorismo. Y esa politización no consiste en que las víctimas optan por tal o cual op- ción partidaria, pues esto ya existía antes, sino más bien en que los partidos que sustentan a ese gobierno sólo quieren reconocer como dignas de compasión a las víctimas que muestran una actitud condescendiente con sus designios. Mikel Buesa. Madrid. La negligencia, impunidad y manipulación informativa del tripartito del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat respecto a la destrucción y pérdida de viviendas para muchas familias en el barrio del Carmelo llevan a ciertas reflexiones. Los vecinos afectados se hubieran visto extremadamente arropados en sus protestas por la virulenta indignación de partidos de izquierda, sindicatos y mayoría de medios de comunicación si el mencionado barrio se encontrara, por ejemplo, en Galicia. Si en Barcelona y Cataluña nos gobernasen otros partidos, las asociaciones culturales de artistas, cantantes, cineastas y demás profesionales de la protesta hipócrita no darían abasto con tanta pegatina de Mai Més Las televisiones abrirían sus informativos durante días desde la zona destruida. Chaves en vez de ir a darse abrazos al tirano Castro iría a arropar a muchos vecinos de origen andaluz que lo han perdido todo. Nadie dimite, nadie se responsabiliza. Ya se sabe, cuando es la izquierda la que está en el poder la bula que tienen es tan grande como la tragedia que han cometido en este barrio barcelonés. Eduard Serra. Barcelona. y sus lectores Los lectores siguen descubriendo a diario en las páginas de ABC demasiados errores y faltas. Uno muy frecuente es el que denuncia LUIS CALVO FERNÁNDEZ aparecido en la sección Viernes de Estreno en un artículo donde se decía ...servicio metereológico en vez del correcto servicio meteorológico Por su parte, PEDRO GARCÍA LOPERA, escribe: En la sección de Madrid, que suele ser interesante de contenidos, detecto con frecuencia errores en la denominación de los pueblos. Lo peorfue eldía 11, cuandoenuna noticiadesucesos aparecía escrito Morazalzar en vez del correcto Moralzarzal. Se repetía dos veces, por lo que supongo que no se trata de una errata sino de que el autor de la noticia ignora el nombre correcto de ese pueblo. Y por si fuera poco, líneasmásabajo, escribía Matarpino refiriéndose con seguridad a Mataelpino. Glorioso Hay más. JUAN JOSÉ ENRÍQUEZ DE DIOS nos pide el máximo cuidado a la hora de usar el verbo ajusticiar En el periódico del día 10 de febrero, página 35, se escribe refiriéndose al portero asesinado por el psicópata de la baraja que fue vilmente ajusticiado Comprenderán que un despreciable asesino no ajusticia sino que asesina Tienen ustedes un magnífico Libro de Estilo. Respétenlo, por favor También GABRIEL DORADO se refiere a un error cometido en un titular de la sección de Nacional el pasado 25 de enero: No volveré a presentarme por el PSOE mientras no escuche el grito de las víctimas Y aclara: Entiendo que lo que se quiere decir es justo lo contrario (o sea, sobra el no No volveré a presentarme por el PSOE mientras escuche el grito de las víctimas Es sorprendente lo extendido que está este error en España. Alguien debería hacer algo, a ver si por lo menos los políticos y los medios de comunicación tratan de evitarlo... Resulta sorprendente leerlo hasta en los titulares Los lectores hilan muy fino. Así, ÍÑIGO ARMÁN DE ECHEVERRÍA nos felicita por la noticia publicada el 7 de febrero sobre el nacimiento de una cría de rinoceronte negro en Kenia después de 25 años, pero lamenta que la fotoque la acompañaba corresponde auna hembra y su cría de rinoceronte indio (Rhinoceros unicornis) y no, como se afirma en el pie de foto, a una hembra y su cría de rinoceronte negro (Diceros bicornis) Por último JOSÉ MARÍA SEGOVIA CABRERA escribe sobre el término vuelos domésticos que aparece con frecuenciaen la sección de Economía. Tras repasar con ironía las acepciones de la Real Academia sobre la palabra doméstico ninguna de lascuales seadapta a vuelos y rutas de aviones, concluye que se tratadeuntérminoque procededelinglés, donde la palabra domestic tiene varias acepciones, entre ellas las de nacional o interior, y así todosdecimos vuelos nacionaleso vuelos interiores, todos menos lascompañías aéreas, quehan optado por lo de vuelos domésticos o tarifas domésticas, seguramente por pereza mental