Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad SÁBADO 19 2 2005 ABC Salud Cuando se cierre la temporada, más de seis millones de españoles se habrán lanzado a las pistas para disfrutar del deporte blanco. Pero la pasión por la nieve puede pagarse cara. Antes de ponerse las tablas, tome nota de las normas básicas para prevenir lesiones Pistas para no romperse en la nieve TEXTO: TERESA DE LA CIERVA MADRID. La afición por la nieve crece en España, como demuestra la saturación que cada fin de semana se produce en las principales estaciones. Más de 5.200.000 personas visitaron el pasado invierno las estaciones de esquí, de las que 4.700.000 eran esquiadoras, según datos del Comité de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña. El problema es que seis de cada 100 visitas terminaron en lesión. La falta de concienciación de los esquiadores sobre los riesgos que implica la práctica de este deporte acaban reflejándose en la sala de espera de las enfermerías. Aquí vienen chicos que se lanzan a deslizarse, sin haber practicado ningún deporte durante el resto de año, y con una forma física muy floja cuenta Eduardo Valenzuela, director de montaña de Cetursa Sierra Nevada. La mayoría de los casos que atendemos se deben a que asumen riesgos innecesarios como salirse de las pistas, confiando en unas habilidades, que muchas veces no están a la altura de las pistas añade. También se multiplican los casos de gente que se olvida de que la montaña nevada es un territorio hostil, y no llevan el equipo adecuado para afrontar las bajas temperaturas o la potencia del sol. Y es que la falta de dominio técnico, el exceso de confianza y la imprudencia con la climatología son las tres causas que originan un mayor número de accidentes. Las lesiones más frecuentes Según los registros de los servicios médicos de las estaciones, la lesión más frecuente en los esquiadores es la de rodilla (22,4 seguida muy de cerca de la de muñeca (11,3 y hombro (8,9 Las menos habituales se producen en cara, cabeza o tronco (6 El tipo de daños ha cambiado mucho en los últimos años explica Valenzuela. Se debe en gran parte a la evolución en el material de esquí añade. Las botas, por ejemplo, ya no son tan duras en la zona del tobillo, y por tanto se han reducido enormemente las lesiones de tibia y peroné, que antes suponían el 50 La lesión de rodilla, sin embargo, ha aumentado porque, con las nuevas tablas, se trabaja más con esa parte del cuerpo y soporta más presión. Otro cambio ha sido el que ha traído consigo el aumento de velocidad producido por la mejora de las pistas y la apari- ción de los esquíes carving más anchos en la cola y espátula que en el centro. Si hasta ahora la caída clásica se debía a una torsión de las piernas, la velocidad ha hecho que se apoye el hombro en el suelo en la caída, y las luxaciones o las fracturas de hombros y clavícula sean más comunes. El incremento de la velocidad aumenta la frecuencia de los impactos entre adultos. Es común que estos golpes produzcan heridas en la cara o la cabeza, o incluso pérdidas de consciencia momentáneas. Las pequeñas roturas del cuadriceps, derivadas de un entrenamiento insuficiente, están también a la orden del día. Otro percance que se da con asiduidad es el que afecta al dedo pulgar de la mano, producido por caídas bruscas y por la mala posición de las cintas que sujetan los bastones. Las lesiones más frecuentes suelen ser las menos graves (esguinces y luxaciones) seguido de la rotura de ligamentos y o menisco, en el caso de las rodillas. El incremento de la velocidad por la mejora de pistas y tablas eleva la frecuencia de los impactos entre adultos El exceso de confianza y la imprudencia con la climatología son las causas que originan más accidentes Cara 7,3 Espalda 3,6 Clavícula 0,9 Hombro 13,4 Cuello 1,4 Cabeza 6,0 En cuanto al snowboard no ha aumentado la siniestralidad, pero sí se observa que mientras la fractura de muñeca es la lesión más habitual en esta modalidad (24 los problemas de rodilla representan aquí tan sólo el 11 La causa es que las manos van libres y son la primera parte del cuerpo que el deportista apoya en su caída. En una y otra modalidad se producen también otro grupo de lesiones menores que no hay que descuidar. Como la hipotermia, que aparece cuando el cuerpo va perdiendo calor y no se recupera por el frío externo, y las quemaduras en piel y ojos. El uso de gafas inadecuadas puede producir queratitis actínica o ceguera de montaña y derivar en leucoma (cicatriz en la córnea) o fototoxicidad en la mácula, todas muy dolorosas e incómodas aunque de fácil tratamiento indica la doctora Sendagorta, oftalmóloga. Si hay un deporte en el que es imprescindible invertir en el equipo es en éste. Y no por estética. Es una cuestión de seguridad asegura Luis Santiesteban, ex monitor de esquí. Un buen chaquetón le puede ahorrar una hipotermia; con unas botas de calidad no se resbalará por el hielo; unos esquíes con los cantos bien afilados son la clave para no derrapar; y unas fijaciones que salten con las caídas le evitarán muchas torceduras y fracturas Vigilar las fijaciones Según Santiesteban, bastan unas pocas recomendaciones para hacerse con el equipo correcto. La primera es vigilar el estado de los esquís. Afile cada año los cantos y, sobre todo, revise las fijaciones. Está comprobado que más del 30 de las lesiones están relacionadas con el mal estado (o colocación) de las mismas. Si va a alquilar el equipo asegúrese de que esté en buenas condiciones y alquílelo solo en las tiendas autorizadas, porque le proporcionarán esquíes o tablas y fijaciones de acuerdo a su peso, estatura y nivel. De la calidad de las botas dependerá su comodidad y libertad de movimientos. Procure que incorporen un dispositivo de suspensión Cara 4,2 Cadera 1,4 Brazo 10,0 Clavícula 0,7 Mano 30,8 Cuello 0,6 Cabeza 6,0 Hombro 6,4 Espalda 3,9 Tobillo 5,7 Abdomen 0,6 Rodilla 10,8 Pantorrilla 2,0 Brazo 3,6 Pierna 1,7 Pie 1,4 Mano 11,4 Rodilla 32,8 Abdomen 1,0 Cadera 1,4 Pierna 3,4 Pantorrilla 6,3 Las lesiones más comunes Si la rodilla es la articulación que más sufre en las caídas del esquí alpino, las lesiones de muñeca son las más frecuentes en la práctica del snowboard El nuevo material ha reducido en los últimos años los daños en la tibia y el peroné, pero también están propiciando otros accidentes. Las nuevas tablas de carving más veloces, son las responsables del aumento de fracturas en el hombro Pie 1,5 Tobillo 4,1 J. AGUILERA C. G. SIMÓN