Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 SÁBADO 19 2 2005 ABC Madrid Robots manejados por control remoto ayudarán a derribar el edificio Windsor Sustituirán a los operarios para evitar riesgos en los trabajos en que haya que pisar el rascacielos que se va a demoler la torre incendiada comenzaron a instalarse ayer, y utilizarán láser, sopletes, lanzas térmicas y agua a presión SARA MEDIALDEA MADRID. Varios robots se utilizarán en las tareas de demolición y desescombro del esqueleto del edificio Windsor. Estos ingenios electrónicos, manejados por control remoto, actuarán en sitios puntuales donde resulta extremadamente peligroso que pisen los trabajadores. Las dos grandes grúas que derribarán el edificio empezaron a montarse ayer. Las labores de demolición del Windsor son de una enorme complejidad técnica. El edificio es ahora mismo como un enorme castillo de naipes, y los técnicos temen que cualquier mínimo movimiento pueda repercutir sobre el conjunto, desequilibrando cargas y provocando derrumbamientos parciales de las miles de toneladas de escombros acumulados en sus fachadas. Según explicaba ayer Emilio García de Burgos, jefe del departamento de Control de la Edificación del Ayuntamiento madrileño, en un principio se van a instalar dos grandes grúas, de la firma Peninsular. Ayer llegaron a la zona cero y comenzaron a realizarse los trabajos previos: se extendió arena para nivelar el suelo sobre el que se van a apoyar las grúas. Curiosamente, éstas son las mismas que subieron hasta la cubierta la grúa convencional que se estaba utilizando en las obras de remodelación del edificio. Y serán las que ahora la bajen: esta será la primera labor de que se encarguen dentro del plan de demolición. A las primeras dos grúas podrán añadirse otras más adelante, si los trabajos así lo aconsejan y si soportan el peso los sótanos y plantas bajas donde han de apoyarse. b Las dos grúas con las Así es el brokk 330 Peso. El robot que actuará en la demolición del Windsor pesa 4.200 kilos. Dimensiones. Tiene un ancho mínimo de 1.500 milímetros, una altura de 1.640, y una potencia del motor de 30 kilowatios. En la punta lleva retroexcavadoras, sierras, tijeras, martillos o pinzas. Se instalarán en la calle planchas de neopreno para amortiguar los posibles impactos por caída de escombros lición lo encabeza Emilio García de Burgos, a quien acompañan Carlos Molina, Manuel Suso, Antonio de Pablos, Martín de la Cruz y Carlos Hernández. La semana próxima se presentará el plan de derribo, con sus correspondientes plazos de ejecución. Como adelantó ayer ABC, se tardará menos de un año en desmontar el edificio. De momento, una vez que las grúas estén montadas, la primera misión de los operarios que las manejen será desmontar la grúa que permanece anclada en la cubierta del edificio. Habrá que bajarla a trozos, fraccionándola. Incógnitas A partir de ahí, las grúas irán descendiendo paulatinamente, cortando pedazos del edificio y bajándolos hasta el nivel del suelo. No saben cómo reaccionará el edificio cuando comience a trabajarse en él: Son muchas las incógnitas, porque nunca hemos trabajado en esas condiciones Dado el elevado riesgo que entraña la zona, los técnicos municipales han decidido apoyarse en la tecnología: sobre los techos de las plantas no pisarán operarios, sino pequeños robots que funcionarán colgados de las grúas. Estos elementos, de unas cuatro toneladas de peso, se moverán por un sistema de cadenas y los manejarán mediante control remoto. Los robots reali- Crujidos audibles Los restos del Windsor, según testigos presenciales, crujen de forma perfectamente audible desde los edificios más cercanos. De momento, estas dos enormes estructuras, de un vistoso color rojo, comenzaron su instalación. Podrán elevarse hasta 140 metros en vertical, y hasta 70 metros en horizontal. La carga que son capaces de soportar depende de su alcance: en el tope de 70 metros pueden cargar con seis toneladas de peso. Con menos longitud, tienen capacidad para hasta 35 ó 40 toneladas. El equipo municipal que se va a encargar de coordinar el trabajo de demo- Las grúas que se instalan junto al Windsor se elevarán 140 metros CHEMA BARROSO