Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional SÁBADO 19 2 2005 ABC Crece en Francia la intención de voto negativo a la Constitución Europea Partidarios y adversarios esperan beneficiarse de la consulta en España JUAN PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Francia espera un sí de España al proyecto de Tratado constitucional de la UE, cuando la inquietud creciente a un no francés ha precipitado la reforma urgente de la Constitución. Partidarios y adversarios esperan beneficiarse del voto español, a pe- Jacques Chirac AFP sar de la diplomacia del presidente Zapatero, que los analistas universitarios califican de imprevisible Le Monde destaca en su primera página el alcance europeo del voto español, con muchos flecos franceses; ya que, a su modo de ver al presidente Chirac le cuesta trabajo encontrar argumentos a favor del sí En seis semanas, las intenciones de voto favorables al Tratado han caído en siete puntos, pasando de un 61 a un 54 por ciento entre los electores franceses. Por el contrario, el no ha crecido de manera semejante, pasando de 39 a 46 por ciento. Todos los especialistas insisten en el mismo problema: Hay una dinámica favorable al no y los partidarios del sí no han sabido encontrar una línea de defensa sólida La falta de credibilidad personal del presidente Chirac; la mala cota de su gobierno; y la marea negra de la contestación social permanente solo deterioran las posiciones del sí favoreciendo el crecimiento de una sorda hostilidad contra la UE, criticada con severidad por la extrema izquierda, el PCE, la izquierda socialista, la derecha soberanista y la extrema derecha. Reforma de la Constitución Ante la proliferación de nuevos nubarrones, el presidente, el Gobierno y la oposición socialista esperan capitalizar el resultado del referéndum español. El presidente Chirac ha programado para el próximo día 28 el Congreso de la Asamblea Nacional y el Senado, para aprobar la indispensable reforma de la Constitución. Consumada tal reforma, Chirac fijará la fecha del referéndum francés, antes del verano. Gobierno de centroderecha y oposición socialista desean acabar cuanto antes con el expediente del referéndum. La reunión del Congreso, en Versalles, se ha fijado para ocho días después del voto español: se trata de intentar arrastrar a los electores franceses hasta la corriente de los electores españoles, de quienes se espera un voto europeo El referéndum francés se asociará al voto del Bundestag en Berlín, buscando el respaldo de otro vecino influyente. La confiada esperanza del gobierno y la oposición coincide con las primeras reservas de fondo sobre la diplomacia gubernamental del presidente Zapatero. Le Monde destaca en sus páginas de opinión un análisis muy matizado de Bernard Labatut, profesor en la universidad de Toulouse, subrayando las decepciones e incertidumbres que pesan sobre la diplomacia española. En el terreno de las decepciones, el profesor Labatut recuerda que, en verdad, en contra de lo esperado por el presidente Zapatero, el dúo franco- alemán ya no juega el papel motor esperado Agregando: El interés bien entendido de España exige una relación estrecha con los EE. UU. En el terreno de las incertidumbres, el universitario francés insiste en varios puntos sensibles: los aliados gubernamentales de Zapatero son hostiles al Tratado constitucional; no existe consenso entre PSOE y PP; y el método Zapatero ante el Plan Ibarretxe ha sido criticado por Felipe González.