Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional SÁBADO 19 2 2005 ABC La juez admite a trámite las dos primeras querellas por el derrumbe del Carmelo Maragall formaliza la petición de un pleno extraordinario para dirimir responsabilidades asume que ha perdido el control sobre la crisis del Carmelo y acepta el Pleno reclamado por la oposición pero sigue sin asumir responsabilidades D. MASSOT I. ANGUERA BARCELONA. La titular del Juzgado de Instrucción 33 de Barcelona dictó ayer un auto por el que admite a trámite dos querellas por el socavón que provocaron las obras de la Línea 5 del Metro en el barrio del Carmelo. La juez Elisabet Castelló Fontova ha actuado a tenor de la petición de Amparo Sala y Bernardo Aranda, propietarios de comercios hundidos el 25 de enero al producirse el corrimiento de tierras. El auto admite esta querella aunque únicamente por los delitos de estragos y daños por imprudencia, pero no considera que se produjera un delito de encubrimiento, por lo que acuerda no admitir la querella de estos dos afectados en lo que este aspecto se refiere. La querella apunta como culpables a los responsables de la empresa Gestión de Infraestructuras, S. A. encargados de la dirección y ejecución de las obras de la Línea 5 del Metro de Barcelona en el tramo Horta- Vall d Hebron. Acusan igualmente a los responsables de la Unión Temporal Constructora formada por Fomento de Construcciones y Contratas, S. A. Comsa y Copisa Constructora Pirenaica, S. A. que han ejecutado la obra; los responsables de la empresa Te- Cuatro, S. A. encargados de la elaboración de diferentes informes del proyecto y de la dirección facultativa de la obra; y los responsables de la empresa Geocontrol, S. A. encargados de los estudios geológicos. La juez no descarta tampoco señalar a todos aquellos que a lo largo de la instrucción aparezcan como responsables penalmente por su participación en los hechos Como responsables civiles subsidiarios, la querella señala a la Generalitat de Cataluña, Gestión de Infraestructuras, S. A. la UTE, Geocontrol S. A. y Tec- Cuatro, S. A. El responsable civil directo serían las compañías aseguradoras de las entidades acusadas. En el mismo auto se deniega parte de las diligencias que los querellantes han aportado, entre ellas la que recoge la inspección ocular. En cambio, la juez acuerda recabar del departamento de Política Territorial y de Obras Públicas de la Generalitat un informe sobre la actividad subterránea inmediatamente desencadenante de los hundimientos y los datos identificativos de las personas físicas concretas que la querella describe como querellados No duda el texto, además, en dirigirse a las Universidades Politécnica de b El tripartito Cataluña y Politécnica de Madrid para que con la mayor urgencia remitan al juzgado un listado de catedráticos o, en su caso, de máximos expertos, que dispongan de cualificación como ingenieros de caminos, ingenieros geólogos e ingenieros de minas De esta forma, se hará con un elenco de posibles peritos judiciales del caso del Carmel. El fiscal jefe de Cataluña, José María Mena, dijo estar en absoluta conformidad con el texto del auto y felicitó a la magistrada por la calidad técnica de la resolución Comparte la inadmisión de la querella por delito de encubrimiento: Se ha puesto hormigón para que no se hundiera, no por mala fe Paralelamente, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, formalizó la petición de un Pleno extraordinario en el que el conseller de Política Territorial (PTOP) Joaquim Nadal, intentará acallar el cruce de acusaciones en el que ya participan abiertamente instituciones, técnicos y empresas constructoras y en el que CiU espera que anuncie su dimisión, según afirmó ayer el portavoz nacionalista, Felip Puig. Maragall aseguró que todo se sabrá en el pleno, que en su opinión aclarará las cuestiones más importantes de este hecho y si tiene que haber ceses, los habrá Sin embar- Obras que se realizaban ayer en el barrio del Carmelo go, también insistió en sus elogios a la gestión de la crisis tanto por parte de Nadal como del alcalde, Joan Clos. Paralelamente, la consejería de Obras Públicas y las empresas constructoras de la Línea 5 se enzarzaron en un cruce de acusaciones en el que la Gene- ELENA CARRERAS ralitat señaló que la dirección de la obra es absoluta responsable técnica y facultativa de velar por el cumplimiento de las prescripciones del proyecto, mientras las constructoras advertían que ha seguido en todo momento las directrices de la dirección de la obra. CARLOS RODRÍGUEZ BRAUN DE PRONTO, LIBERALES on ser siniestra, prefiero la consigna de Alfonso Guerra: el que se mueve no sale en la foto. Al menos tiene la virtud de exhibir su totalitarismo. En cambio, ahora los socialistas se mueven y no hay manera de fotografiarlos. De pronto, son liberales. Esto es tan confuso que reconfortan los disparates más tradicionales de las figuras del PSOE. Por ejemplo, Felipe González acusa de amiguismo al PP, nada inocente, por supuesto, pero tiene guasa que el reproche venga de González. O Fernández de la Vega asegura que las empresas propician su interés particular y el Gobierno defiende los intereses generales. Al ser ridículo y falso es inocuo, carece de sinuosidades y dobleces, y por tanto nos partimos de risa y seguimos cada cual con nuestros menesteres. Pero veamos el actual rifirrafe mediático. Este Gobierno se opuso hace poco a la libertad de comercio, y alegó que lo bueno era que los ciudadanos C tuvieran menos libertad y menos opciones, porque la libertad no es una demanda social, no fomenta la riqueza y el empleo, y favorece la concentración de la oferta... en un proceso que ha reducido la competencia y ha disparado el poder de los grandes operadores como dijo Montilla en el Senado el pasado 16 de junio. Y ahora va Montilla y dice lo contrario. Con los mismos argumentos utilizados para reclamar menos libertad en el comercio, pide más libertad en la radio y la televisión, porque asegura que como no hay libertad, entonces hay concentración y monopolios. Los mismos socialistas que afirmaban que la mayor libertad reduce la competencia, hoy proclaman que la menor libertad reduce la competencia. El mismo Gobierno que ignoró las peticiones ciudadanas a favor de la libertad de horarios, ahora dice que el pueblo ampara sus estratagemas a propósito de la televisión y la radio. Que hablen los ciudadanos, sentenció la misma Fernández de la Vega que los desatendió antes. Los argumentos del Gobierno y sus secuaces fueron coartadas, como editorializó ABC, y su demagogia ya ha sido denunciada. En algunos casos tuvieron un toque xenófobo, revelador en estos presuntos progresistas, tolerantes y tan europeístas que recelan de los empresarios italianos. Me irritó especialmente que presumieran de liberales: como habrá más canales, habrá más oferta, y por tanto más libertad. Falso. La libertad se conseguiría si los políticos no tuvieran ni protagonismo ni arbitrariedad en estos asuntos (se puede, como probó Ronald Coase hace décadas) Estos socialistas liberales son voraces a la hora de intervenir en este mercado y su antiliberalismo queda demostrado no sólo por su patente favoritismo hacia grupos privados. Hay algo más contra lo que se protesta menos: su proyecto amplía considerablemente el campo de acción de la política (del Estado al municipio) en la televisión. Estos amigos de la competencia y el pluralismo, que ni piensan en retirarse de las televisiones mal llamadas públicas, saben muy bien, de puro solidarios que son, dónde empieza la caridad bien entendida.