Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 2 2005 Nacional 19 Un narco- kamikaze mata a una pareja al provocar un choque frontal en la A- 8 Huía de la Guardia Civil en un todoterreno cargado con una tonelada de hachís S. N. SAN SEBASTIÁN. Jesús María Trujillo, vecino de San Sebastián de 33 años, y María Teresa Ruiz, de Azagra (Navarra) de 35, murieron en la madrugada de ayer en la A- 8 (autopista Bilbao- Behobia) en un choque frontal provocado por un narco- kamikaze El criminal, magrebí, circulaba con su todoterreno a gran velocidad y en sentido contrario para intentar huir de la Guardia Civil. En su fuga provocó otro accidente, pero por fortuna el ocupante del vehículo implicado, aunque resultó herido, pudo salvar la vida. Los hechos ocurrieron sobre la una menos veinte de la madrugada. Según las investigaciones realizadas por el Instituto Armado, una caravana de cuatro vehículos, uno de ellos el todoterreno cargado con unos mil kilos de hachís, viajaban en dirección a Francia por la A- 8, al parecer procedentes de Marruecos. Los tres primeros vehículos, a tenor de los indicios disponibles, hacían las veces de coches lanzadera, de modo que circulaban algunos kilómetros por delante del todoterreno de lujo del narcotraficante, un Volkswagen Touareg. Precisamente fue el ocupante de uno de los tres primeros turismos, un Renault Laguna, -los otros dos eran un Citröen C- 5 y Peugeot 406- quien alertó al compinche de la presencia de un control rutinario de la Guardia Civil, en concreto de los Grupos de Acción Rápida. Estos controles preventivos se han intensificado en las últimas semanas en el País Vasco ante los intentos de la banda terrorista ETA de poner muertos encima de la mesa se trasladan a Francia desde Marruecos con importantes alijos de droga o bien son interceptados a su regreso con importantes cantidades de dinero. Los traficantes, según se ha podido comprobar, no conocen las carreteras y se les han intervenido planos viarios con los que tratan de orientarse. tura de Elgóibar, el turismo chocó frontalmente contra el todoterreno y sus ocupantes, Jesús María Trujillo y Teresa Ruiz, murieron en el acto. Los trabajos para recuperar los cuerpos resultaron muy complicados, ya que el vehículo de las víctimas quedó convertido en un amasijo de hierros a causa del brutal impacto. Por su parte, el criminal, al parecer de origen magrebí- -iba indocumentado y al cierre de esta edición se desconocía su filiación- sufrió algunas fracturas y permanece en un centro hospitalario de San Sebastián. En su vehículo fueron encontrados 30 fardos de hachís, que en total pesaban cerca de mil kilos. No es la primera vez que se detiene en el País Vasco a personas que o bien Antecedente en Granada Se da la circunstancia de que no hace mucho tiempo se produjo un suceso similar en Granada, si bien en aquella ocasión la víctima mortal fue un guardia civil. En concreto, un individuo, según todos los indicios traficante de drogas, arrolló con su coche al agente y logró huir de la zona. Hasta el momento no ha podido ser detenido. Coches lanzadera El narcotraficante, al ser avisado de lo que sucedía, no lo dudó: giró 180 grados y comenzó a circular a gran velocidad y en sentido contrario para huir de la Guardia Civil. Los agentes del control no salieron en persecución del delincuente, ya que todas las entradas y salidas de la autopista estaban vigiladas en un radio de 50 kilómetros, por lo que se limitaron a transmitir la novedad a sus compañeros a través de la emisora. Eso sí, abortaron el intento de fuga de los ocupantes de los otros tres turismos sospechosos, que quisieron huir con maniobras temerarias. En pocos minutos estos individuos fueron neutralizados: en el Laguna viajaban un francés y un marroquí, que al parecer fueron quienes alertaron al narco; en el Peugeot 406 un turco y en el C- 5 otro francés de origen árabe. Mientras, el conductor del todoterreno proseguía su fuga. A la altura de la localidad guipuzcoana de Deba obligó a un turismo a salirse de la calzada para esquivarle. Su conductor resultó herido y fue trasladado al Hospital de Mendaro, pero al menos pudo salvar la vida. Peor suerte corrió una pareja que circulaba a bordo de un Rover. A la al-