Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional SÁBADO 19 2 2005 ABC Una grabación doméstica captó dos figuras paseando por el rascacielos a las 3.30 de la madrugada. Los Bomberos ya lo habían desalojado horas antes. Nadie encuentra explicación lógica a un asunto que complica la investigación Los fantasmas del Windsor TEXTO: S. ALLER M. OLIVER MADRID. Al incendio que el pasado sábado devastó el rascacielos Windsor ya sólo le faltaba un ingrediente, el de las dos siluetas fantasmagóricas que supuestamente se pasearon por plena planta 16 con las llamas crepitando sobre sus cabezas. De momento, nadie ha encontrado una explicación lógica al suceso, que bien podría suponer un vuelco a la investigación. ¿Verdad o mentira? Ayer la Policía examinaba minuciosamente las imágenes de la videoaficionada en las que también aparece una potente linterna al estilo Watergate tal y como recogía la película de Todos los hombres del presidente No son pocos sin embargo los que apuntan ya a un fiasco similar a las caras de Bélmez. Un videoaficionado catalán de visita en Madrid grabó las imágenes y decidió difundirlas después para asombro generalizado. La película doméstica capta con bastante precisión la presencia de dos personas en el interior de la torre siniestrada. Una ventana del rascacielos es el escaparate para distinguir el trasiego de las dos sombras, que ciertamente se mueven de un lado a otro de la sala. El edificio sólo está iluminado por el resplandor de las llamas, salvo en ese pequeño espacio, donde se puede apreciar la potente luz de una linterna. ¿Bomberos? ¿sombras confundidas con una figura humana? ¿alguien que se coló o que ya estaba en el edificio incendiado y que soportara esas temperaturas? o ¿imágenes reflejo de un edificio contiguo? La pareja autora de la grabación, un abogado de Reus, Carlos Just, y su esposa, Enriqueta, se había planteado un fin de semana turístico en la capital. Él tenía un juicio el martes, así que se alojaron en casa de un familiar que reside en la calle Orense. El resultado de esa visita ya se conoce. Desde el inmueble en el que estaban alojados lograron captar el incendio que arrasó el Windsor y, de paso, complicar la investigación con sus sorprendentes visualizaciones, que nadie sabe muy bien a qué o a quiénes atribuir. el interior de la torre. Después de visualizar el sorprendente hallazgo, el Ayuntamiento aseguró en un comunicado que los dos perfiles que aparecen en las imágenes no se corresponden con ningún bombero, ya que éstos salieron del rascacielos alrededor de la una de la madrugada Según declararon fuentes del Gobierno municipal, los vigilantes de seguridad y los encargados de mantenimiento del Windsor manifestaron a los bomberos a su llegada que el edificio estaba completamente desalojado, puesto que ellos eran los que llevaban el control de entradas y salidas del rascacielos. Además, indicaron que no se han encontrado cadáveres en el edificio ni se había recibido en el Ayuntamiento ninguna notificación de desaparecidos Si había alguien en el interior del rascacielos en el momento del incendio- -señalaron fuentes municipales- -lo determinará la investigación policial y judicial El Consistorio, que de momento no pone en cuestión la credibilidad de las imágenes obtenidas, recomendó al videoaficionado poner las cintas a disposición del juzgado que instruye la causa Fuentes de la investigación no descartan sin embargo que pueda tratarse de un bombero, dada la dificultad que hubiera supuesto acceder al edificio a alguien ajeno a los servicios de extinción- -el cordón policial se había cerrado horas antes- Si eran bomberos cometieron una gran imprudencia, además de jugarse el puesto Verificar la grabación Mientras tanto, la Policía invirtió el día de ayer en comparar la grabación con las imágenes a tiempo real realizadas por los agentes la misma noche del siniestro. El objetivo es averiguar si la hora exacta que marcaba la cámara doméstica se corresponde cronológicamente con el estado del edificio que ellos tienen recogido en sus propias grabaciones. En el caso de la Policía Científica, la labor se centró en recoger nuevas evidencias en el centro de control de la torre, en la planta baja, para comprobar si alguien entró al margen de Bomberos y vigilantes. Desde Deloitte, la auditora que ocupaba la planta 16, no encuentran explicación al suceso. En ese piso trabajaban habitualmente el personal de logística e instalaciones y una parte del departamento de auditoría. No había nada extraño en esa zona Los propietarios del Windsor tampoco se explican quién pudo estar en sus oficinas a esas horas. Un portavoz de la familia Reyzábal afirmó ayer estar ojiplática después de ver las dos sombras en el rascacielos. El vídeo muestra luces (en el recuadro) en el interior del Windsor Los bomberos estaban fuera Lo asombroso, sin embargo, no es tanto el que detectaran presencia humana en el inmueble- -los bomberos penetraron en el rascacielos y ascendieron planta a planta- -sino en la hora aproximada en que la pareja dice haberlas captado. El reloj de su cámara apuntaba las 3.31 de la madrugada. Pero a esas horas, la torre de oficinas ya se había dado totalmente por perdida y los efectivos de bomberos hacía tiempo que habían desalojado el edificio, pasto ya de un incendio incontrolado. Según la versión de los videoaficionados, nada más comprobar que el inmueble no estaba vacío mientras ardía, llamaron al teléfono de Emergencias 112. Eran las 3.45 horas. Al otro lado del teléfono les tranquilizaron. Son los bomberos Para completar su relato, el matrimonio insiste en que el paseo de las sombras se prolongó hasta las cinco de la madrugada. La llegada de la grabación a las televisiones fue también un tanto rocambolesca. La mujer asegura que ofreció la cinta a varios cámaras de televisión que esa noche se habían desplazado hasta el Windsor para cubrir el incendio. Nadie prestó atención al ofrecimiento, puesto que ya disponían de material suficiente. Fue al regresar a Reus cuando el matrimonio entregó la cinta a un cuñado, JAVIER PRIETO TELE 5 propietario de una productora. Entonces, se dieron cuenta de que en sus manos tenían un documento revelador, que apuntaba presencia humana cuando ni un solo bombero debería estar en ¿Bomberos? ¿Sombras que parecen humanas? ¿Algún temerario? ¿un reflejo del edificio contiguo? Un nuevo frente se abre en la investigación Más información en páginas de Madrid