Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión SÁBADO 19 2 2005 ABC Mañana en Cartas al director Precisiones de Peces- Barba En relación con la información- opinión que recoge su diario en la página 5 de hoy (por ayer) viernes día 18 de febrero, debo realizarle las siguientes precisiones: En primer lugar, es absolutamente falso que no estuviera en los actos de homenaje de la Fundación Jiménez Becerril en Sevilla, no sólo estuve presente, sino que pronuncié las palabras de clausura. En segundo lugar, en cuanto al Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo que se celebra en Colombia, no acudo porque debo comparecer el jueves 24 de febrero, coincidiendo con la celebración de dicho Congreso, en la Comisión del Congreso de los Diputados. El respeto que me merece un diario del que he sido colaborador me lleva a realizarle estas puntualizaciones y los desmentidos que recoge. Parece que, cuando era colaborador de esa casa, tenía más talla de la que ahora me reconocen. Atentamente, Gregorio Peces- Barba, alto comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo. Madrid. N. de la R. Confunde, quizá deliberadamente, Gregorio Peces- Barba la entrega de los premios de la Fundación Jiménez Becerril con el homenaje tributado al concejal popular del Ayuntamiento de Sevilla, al que no acudió. Como tampoco lo hizo al realizado en San Sebastián en memoria de Gregorio Ordóñez, análogos ambos al celebrado el pasado jueves para recordar la figura de Fernando Buesa, en el que, acertadamente, sí estuvo presente. En cuanto a la justificación de su no asistencia al Congreso de Colombia, se podría aceptar que su apretada agenda le impida realizar tan largo Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es Gestionar la catástrofe Deloitte Touche, la mayor auditora de nuestro país, se quedó en apenas unas horas sin los 17.000 metros cuadrados que ocupaban sus oficinas en el edificio Windsor. A pesar de la magnitud del incendio, la maquinaria de la auditora volvía a ponerse en marcha en poco más de 24 horas. viaje (aunque el congreso tenga dos jornadas) habida cuenta de la dificultad que ha tenido para desplazarse a Sevilla o San Sebastián. Para finalizar, recordarle que, sin duda, cuando era colaborador de esta Casa demostró tener más talla de la que en estos meses ha exhibido como alto comisionado. Gregorio Peces- Barba mengua en un cargo que parece venirle grande. en hacer el referéndum sobre la Constitución Europea, y ahora prisa por aprobar la Ley de la Televisión Digital. ¿Por qué tanta prisa? La precipitación no suele ser aconsejable cuando se desean estudiar bien las cosas y que no haya rectificaciones posteriores; cosa que por desgracia ya ha tenido que hacer varias veces este Gobierno. No creo que estas urgencias favorezcan el diálogo y el consenso, ni que los ciudadanos tengan oportunidad de manifestar su parecer. Pero, aunque al país no le convienen estas prisas, quizá sí al partido en el Gobierno. Especialmente si por su precariedad teme no poder llegar al final de la legislatura. Josep M. Vall- llosera Costa. Aiguaviva (Gerona) ¿Mucha prisa? Cuando accedió al poder el Gobierno actual, Zapatero prometió gobernar con nuevo talante, escuchando a los ciudadanos, buscando el diálogo y prurando el consenso. Pero lo que ha caracterizado la acción de gobierno ha sido la prisa. Prisa por salir de Irak, por derogar el PHN, por paralizar la aplicación de la LOCE, por modificar el sistema de elección del CGPJ, por ser los primeros Fraude a la Seguridad Social Con motivo de la regularización de inmigrantes he escuchado declaraciones de cargos públicos en las que destacaban, entre las razones para poner en marcha este proceso, evitar el fraude a la Seguridad Social que cometen los empresarios al contratar inmigrantes ilegales. Para estos señores los empresarios no deben cometer fraude a la S. S. Sin embargo, las Administraciones Públicas sí están legitimadas para emplear a trabajadores sin contribuir a la Seguridad Social. A no ser que esto sea así, no entiendo que decenas de miles de jóvenes investigadores trabajen en las Universidades y los organismos públicos de investigación españoles y extranjeros, con salarios procedentes de las Administraciones central, autonómicas o de las distintas instituciones públicas y se permita que la mayoría de ellos no coticen. Y es que, entre los jóvenes investigadores, sólo cotiza una minoría cuya convocatoria de becas está incluida en el registro creado por el Estatuto del Becario y, aún en estos casos, se defrauda a la Seguridad Social, puesto que, según dicho Estatuto, las distintas entidades que otorgan las becas sólo cotizan por el salario mínimo interprofesional, a pesar de que la mayoría cobra más de mil euros mensuales. Las Administraciones deben dar ejemplo al sector privado. Por tanto, es urgente que dejen de ahorrar a costa de los derechos de estos investigadores y de los ingresos de la Seguridad Social que, al fin y al cabo, benefician a todos los españoles. Si de verdad quieren que los empresarios regularicen a sus trabajadores ilegales, empiecen por legalizar a los que el sector público tiene a su cargo. María José Serván Núñez. Málaga. Violencia de pandillas El Semanal hace una radiografía de las principales bandas juveniles latinoamericanas que empiezan a organizarse en nuestro país. Algunos de sus miembros explican sus normas, sus costumbres y cómo integrarse en ellas. De Primera Mano Como cada domingo, nuestro periódico ofrece este suplemento, en el que el lector encontrará todo lo que necesite. Todos los anuncios en su mano.