Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 2 2005 109 EL IMPERIO DE LOS SENTIDOS CON LAS BOTAS PUESTAS POR LOS SUELOS Las faldas de capa, con mucho vuelo y hasta los pies, inundaron ayer la pasarela en todas sus versiones: vaqueras, en tweed y de satén. El talle imperio es el rey de los vestidos de noche y de abrigos en todos sus largos. La envidia de Josefina Bonaparte. De mosquetero, de montar, de tacón de aguja, camperas y por encima de los pantalones... las botas siguen siendo un must del invierno. EN CARNE Y HUESO (MUCHO) MANUEL DE LA FUENTE Beatriz de Orleáns presenció el desfile de Jorge Vázquez junto a Paloma Lago Cuca Solana: Cibeles no se mueve Juanjo Oliva exploró la versatilidad de las camisas y mereció premio TEXTO: CARLOS GALINDO FOTO: A. A. al igual que el creador, 6.010 euros. Las formas acampanadas, en faldas y abrigos de vuelo marcado incluso por cancanes, y las camisas largas como abrigos, reinaron en una muestra de tintes victorianos, casi monacales de puro austeros, que terminó con una escasa muestra de vestidos de noche. Una lástima, ya que suele ser su mejor carta de presentación. Bajo el título de Naked (Desnudo) la propuesta de Ion Fiz fue una evolución de la luz a las tinieblas, del enséñalo todo al tápame. Un batallón de frías barbies con pestañas postizas sirvió de percha a camisetas como una segunda piel con incrustaciones de plata y cristal, capas, leggins a diestro y siniestro, vestidos romanos, chaquetas de napa blanca para domadoras sin látigo... en fin, un circo con león y todo, que también lo hubo. De la pista central al increíble mundo de la sudadera de la mano de Carlos Díez Díez. El bilbaíno ha sacado de su taquilla la prenda más arrastrada para explorar toda su versatilidad: de la torera al abrigo pasando por el bombacho. Todo en un estampado óxido y negro. Monos de esquiador en blanco y amarillo y el fondo de armario de la novia del Yeti dieron paso al negro más siniestro, ideal para Halloween. En oro y brocados transcurrió el desfile de Rocabert, de líneas futuristas y militares y una parte final de aires japonenes. Antonio Alvarado mostró lo efímera que es la moda con su colección Motel un trabajo de sastrería y volúmenes en hueso, azafrán y negro. Si las cosas no cambian, se avecina un nuevo capítulo en la guerra Gaudí- Cibeles, ya que el próximo mes de septiembre los dos certámenes se solaparán en fechas: del 5 al 9. Las fechas de la Pasarela Cibeles están programadas con mucha antelación y siempre según la disponibilidad con que cuenta Ifema. Por eso no podemos cambiar el calendario de nuestros desfiles comentaba Cuca Solana, directora del certamen madrileño, haciendo referencia a la coincidencia de fechas que ahora acaban de hacer públicas los responsables de la Pasarela Gaudí. Por fechas, y porque queremos contar con las mejores modelos que desfilan en Nueva York, sobre todo las españolas, programamos Cibeles a continuación de la semana neoyorquina comenta Cuca Solana, quien no ha tenido ningún contacto con la organización del certamen barcelonés. Hasta entonces, ayer fue día de clausura de la XLI edición de Cibeles, y el día en el que entraban los jóvenes diseñadores, con doblete de desfiles para acoger a todos los seleccionados. Hubo pocas sorpresas y si muchas repeticiones de rostros que habían estado el día anterior, como Bibiana Fernández, que se abonó toda la mañana para presenciar los desfiles de amigos como David Delfín, José Miró, Rocabert, Jorge Vázquez y Juanjo Oliva, entre otros. Y si en el primero de la mañana estuvo acompañada por la peletera Elena Benarro- ch, al final se sentó al lado de Natalia Figueroa. En esta ocasión acudió en compañía de su hijo pequeño, Manuel Martos, quien nos comentó que está en marcha la grabación de su primer disco- -con su grupo- y que espera, si encuentra editora, sacar el álbum para después del verano, aunque esto no es una competencia con mi padre comentó. Por allí también se vieron rostros como los de Paola Dominguín (cerró el desfile de Delfín su sobrina Bimba Bosé) la galerista Soledad Lorenzo, siempre amante de la moda; el restaurador Sergi Arola, que también repetía, o Cyra Toledo. Aunque la representante de Christian Dior en España, Beatriz de Orleáns, acudió a la pasarela madrileña para apoyar a los creadores españoles, según declaró, respecto a la posible polémica suscitada en torno al nombramiento de su hijo como Duque de Anjou, dijo: En nuestra familia no entramos en polémica sobre eso. Siempre lo hemos tenido muy claro que el título era nuestro Beatriz de Orleáns se sentó junto a Paloma Lago, y muy cerca de Gonzalo Miró. Lo que no conseguimos es ver juntos a la presentadora gallega y a su paisano, el campeón de natación Felipe López, con el que mantuvo un corto romance, pero allí estaban. También vimos a Mila Ximénez o a la viuda de Jesús Gil, María Ángeles Marín; y los actores Pepón Nieto, Nacho López, Fernando Andina, Pablo Rivero, Laura Pamplona... uién sabe si en seis meses vuelve a ponerse de moda Tiziano, incluso Botero, y se consigue que las modelos llenen y rellenen los vaqueros (y lo que no son los vaqueros) al menos como hacían Thelma y Louise. Pero la pasarela tiene estas cosas y tiene, por supuesto, muchas otras. No crean los profanos que el público es siempre el mismo. Es más, seguro que las clientas de Elio Berhanyer se cruzarían de acera si se encontraran con el público pelín hooligan de Ion Fiz y Carlos Díez, dos de los diseñadores que más punta le sacan al lapicero de nuestra moda, y que son capaces de vestir a un chavalote de pandillero con la misma gracia (ni mucha ni poca, la misma) con la que a una adolescente le visten de Lady Halcón con su capuchón y todo. También son capaces, esto ya es un alarde, de convertir el chándal de andar por casa y por el todo a 100 en una prenda de vestir (y casi bien) Sus mujeres pueden ir recubiertas de pieles y, sin embargo la verdad es que van en cueros, pueden parecer sacerdotisas del mal, y sus chicos personajes secundarios, pero muy secundarios, de El señor de los Anillos Otros, sin embargo, como Juanjo Oliva, se inclinan por el modelo hermanas Bronte (si las hermanas hubieran tenido posibles) y otros apuestan por la ciencia, por la ficción, por el cine (malo) y por el cómic (peor) Mientras, entre los asistentes alguien pasea muy ufano con una camiseta caqui con el escudo y el lema de la Legión. Y es que a alguno, ante estas trazas y estas osamentas, y esta sobredosis de anorexia y de teatro (puro teatro) ya sólo le deben quedar ganas de ser un novio de la muerte. Q