Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 2 2005 Deportes 105 Un diario alemán incluye el partido de Liga Zaragoza- Celta (1- 1) jugado en abril de 2001, en la corrupción de las apuestas de aquel país. Los jugadores niegan que pactaran el resultado ¿Amañado? Si los dos necesitábamos ganar TEXTO: TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Juanfran (Celta) Antes del partido el 1- 1 no valía a nadie. ¡Pero si ellos estaban tan tensos que Esnáider vio la roja al principio! Aragón (Zaragoza) Debíamos vencer; en el descanso dije que perdía el Oviedo y el 0- 0 valía ¡y va Catanha y marca el 0- 1! Giovanella (Celta) ¿Cómo iba a estar comprado si el Zaragoza salió a la desesperada? binaciones de resultados. Esnáider fue expulsado y en el descanso dije que el Oviedo perdía por goleada en Mallorca y que el 0- 0 valía Al recordarle a Aragón que en aquella situación su compañero Aguado pidió a Catanha, en el descanso, que no forzara la máquina, pues el resultado era óptimo para los dos responde: ¡Y va Catanha (m. 52) y marca el 0- 1! Pronto (m. 59) empató Jamelli y nos salvamos El Oviedo cayó 4- 2 en Mallorca y descendió a Segunda, con 41 puntos, uno menos que el Zaragoza. Karpin, entonces jugador del Celta, incidía en el beneficio que otros resultados propiciaron: El 1- 1 valía para los dos porque durante el partido sabíamos los resultados de otros campos, pero antes del encuentro no podíamos conformarnos con el empate Giovanella desconocía las apuestas Hoy implicado en un caso de dopaje, Giovanella (Celta) también fue protagonista de aquel día feliz: ¡Si no sabía ni que la Liga española entrara en apuestas internacionales! ¿Cómo iba a estar comprado un partido si el Zaragoza salió a la desesperada porque tenía que ganar para salvarse? No tiene sentido. Recuerdo que no jugamos bien, pero fallaron otros (Villarreal y Málaga) y entramos en la UEFA Aguado, central del Zaragoza, también rechazó un posible pacto: Todos conocemos partidos en los que un resultado beneficia a dos equipos y ninguno ataca, pero en aquella ocasión debíamos vencer porque el Oviedo podía hundirnos Y añadió: Es difícil creer que en un partido pactado un jugador- -Esnáider- -propine un codazo a un rival y sea expulsado La Federación Española y la Liga Profesional negaron que el campeonato español haya sufrido resultados amañados. La Liga expresó que existen suficientes mecanismos de control para asegurar la limpieza de la competición La Federación indicó que los árbitros son sometidos a examen y son lo suficientemente profesionales para no enredarse en asuntos oscuros MADRID. Día 17 de abril del año 2001. Última jornada de la Liga española. Zaragoza y Celta empatan a un gol y consiguen sus objetivos. El club aragonés se salva del descenso. El vigués se clasifica para la UEFA. Ahora, ese partido ha sido puesto en sospecha en Alemania por la investigación de la corrupción en las apuestas futbolísticas. El Frankfurter Allgemeine publicó ayer que un apostante- el gran jugador -se embolsó 7,5 millones de euros por una apuesta que incluía cuatro partidos del campeonato italiano y uno del español, el Zaragoza- Celta, arbitrado por Pérez Burrull. Juanfran, jugador del Celta aquella temporada, hoy profesional del Besiktas, es conciso: Recuerdo perfectamente aquella última jornada porque todos nos jugábamos mucho ¿Cómo se iba a amañar un resultado si los dos necesitábamos ganar? ¡Pero si ellos es- taban tan tensos que Esnáider fue expulsado muy pronto (m. 16) Vio dos tarjetas. La primera, por una dura entrada, y la segunda, por protestar El transcurso del marcador consolida su opinión: Catanha, además, marcó el 0- 1 y el Zaragoza no estaba salvado. Jamelli logró el 1- 1. Lo que sí sabíamos, por medio de los que escuchaban la radio, es que ese empate valía. Incluso habría valido la derrota. ¡Pero el Zaragoza creó dos ocasiones al final! La derrota del Villarreal (4- 0 en Montjuic) y del Málaga (4- 0 en Riazor) dejó al club castellonense en séptima posición, con 57 puntos, y al Málaga en octava, con 56, mientras el Celta sumó 59. Santi Aragón, entonces centrocampista del Zaragoza, fue uno de los informadores radiofónicos: Era suplente en aquel partido. No podía arreglarse un resultado. El 1- 1 sirvió para los dos porque coincidieron una serie de com-