Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 2 2005 101 Deportes El Pamesa desnuda al Barcelona WINTERTHUR BARCELONA PAMESA VALENCIA 76 83 Copa de la UEFA. El Villarreal empata en Kiev (0- 0) y el Zaragoza se impone (0- 1) en su visita al Fenerbahce ETOSA ALICANTE UNICAJA MÁLAGA 62 79 Le echó de la Copa y puso en evidencia sus carencias de esta campaña Winterthur Barcelona (21+ 17+ 17+ 21) Ilievski (2) Bodiroga (10) De la Fuente (4) Zizic (12) Fucka (6) -cinco inicial- -Navarro (26) Davis (7) Grimau (9) y Sada. Pamesa Valencia (20+ 24+ 18+ 21) Llompart (8) Rakocevic (23) Yebra (11) Oberto (20) Tomasevic (4) -cinco inicial- -Montecchia (5) Julian (6) Kammerichs (4) y Luengo (2) Etosa Alicante (18+ 11+ 17+ 16) Rodríguez (6) Quincy Lewis (25) Angulo (4) Larry Lewis (11) De Miguel (13) -cinco inicial- Weigand, García, Hernández y Junyent (3) Unicaja Málaga (23+ 19+ 23+ 14) Cabezas, Bremer (2) Risacher (15) Vázquez (6) Garbajosa (9) -cinco inicial- Tabak (8) Herrmann (19) Sánchez (9) Berni Rodríguez (7) Pietrus (4) y Lázaro. DOMINGO PÉREZ ZARAGOZA. El Pamesa será el rival del Unicaja en semifinales de la Copa. Los valencianos eliminaron con cierta comodidad- -sólo sufrieron cinco minutos- -al Barcelona (76- 83) y ni siquiera puede considerarse una sorpresa. Los azulgrana son en la actualidad un equipo roto, casi unos desconocidos para sus seguidores y para ellos mismos. Los otrora intocables eran un grupo acostumbrado a sembrar el terror en la zona, pero sin Dueñas y Marc Gasol, lesionados, ni Femerling, despedido, su juego interior resulta en estos instantes bastante vulgar. Componían un conjunto que se apoyaba en la genialidad de Bodiroga, pero el serbio se encuentra muy lejos de su mejor forma. Era un colectivo que siempre confiaba en alguna acción perversa de Navarro para desequilibrar, pero el escolta anda con las mechas de sus bombas bastante mojadas. Formaban un grupo que exhibía una de las defensas más terroríficas de Europa. Se la conocía como karatepress y basaba su intensidad, al margen de en un gran trabajo táctico, en la tranquilidad que otorga el poseer un banquillo lleno de grandes jugadores, pero ayer los que esperaban para salir se llaman Espuña, Van de Hare, Sada- -proyectos de jugadores- un olvidado Drejer o un extraviado Grimau. Vivían, en fin, sus hombres sometidos al látigo de Pesic, pero ahora disfrutan del diálogo de Joan Montes y no acaban de acostumbrarse a las nuevas ¿buenas? maneras. Paseo de un Unicaja con hechuras de equipo grande D. P. ZARAGOZA. La ACB anunció a bombo y platillo unos marcadores nuevos con cuatro caras y situados encima de las canastas. Deben ser maravillosos, pero ayer no funcionaron. Ni esos ni los principales, colocados en las esquinas. Por eso, para seguir los tanteos hubo que estirar el cuello para enterarse de algo en los viejos marcadores de la primera Copa, la de 1984... Tal vez se notó más el inconveniente porque el encuentro entre el Etosa y el Unicaja tuvo poco interés. Los hombres de Sergio Scariolo llegan a esta competición muy finos. El bloque se ha conjuntado y el técnico italiano se pudo permitir el lujo de ver buena parte del partido tranquilamente sentado dada la superioridad de su colectivo sobre el de Trifón Poch. Navarro entra a canasta ante Rakocevic el que acabó el primer cuarto) Incluso despertaron a la afición culé, silenciosa hasta ese instante. Pero ahí también ha cambiado el Barça. No hace tanto, unos pocos meses, semejante reacción hubiera significado el entierro del Pamesa. Al Barcelona del año pasado no se le escapaba un partido así ni aposta. De hecho ganó EFE Una zona de ajustes decidió montones jugando de pena tres cuartos y rematando en el definitivo. Pero eso está reservado sólo a los mejores y el Barcelona, ahora mismo, no forma parte de ese club. El Pamesa sí, por eso tras el susto, y pese a jugar bastante mal en el tramo final, supo reconducir la situación y puso en evidencia a su rival. El Unicaja fue más equipo, pero también posee más individualidades o al menos ayer funcionaron mejor. En el esquema táctico la zona de ajustes malagueña acogotó a los alicantinos. Y en el aspecto personal al Etosa se le atragantó la mala noche de Larry Lewis, reiteradamente superado por Garbajosa. En esta dinámica no fue extraño que pese al inicial 11- 7 del Etosa el control del partido recayera muy pronto en el Unicaja. Fue una labor relajada, pero constante, de desgaste. Scariolo movió el banquillo. Ahorró cansancio a sus hombres y encima vio cómo las diferencias crecían sin pausa hasta el 62- 79 final. Los de Málaga dejaron su tarjeta de presentación. Son un grupo muy serio que lleva tiempo aspirando a ganar su primera Copa. Tal vez en esta edición se encuentren más cerca que nunca. Lo tienen todo: un gran técnico, un equipo equilibrado con músculo y clase por dentro y defensa y puntería por fuera y ya están en semifinales por tercer año consecutivo. Destellos, orgullo... y nada más De vez en cuando algunos destellos del adormilado Bodiroga, algunos arrestos del antiguo ímpetu defensivo, algunas diabluras del ahora casi angelical Navarro, pero, sobre todo, ráfagas de un orgullo aún no perdido del todo le permitían disimular su inferioridad. Por eso, después de ir perdiendo hasta por doce (30- 42, m. 18) un rato con el cuchillo en los dientes, una filigrana de Bodiroga, un mate de Devin y un triple y un par de robos de Navarro, más un enceste de Fucka, colocaron a los barcelonistas por delante en el marcador (66- 65, m. 34) por segunda vez en el encuentro (la primera fue el 21- 20 con La Copa se lanza a la calle para promocionar el baloncesto La ACB quiere que este fin de semana todo gire en Zaragoza en torno al baloncesto. En el Príncipe Felipe se podrán presenciar los encuentros más emocionantes pero, si no tanta calidad, al menos sí mucha más ilusión se reunirá en el Pabellón de la Granja, donde se disputará la mini- copa entre los equipos infantiles de los ocho clasificados. Pero la oferta lúdica no se acaba ahí. En el Parque Grande se ha instalado el Village Los que se acerquen podrán probar el nuevo Fiat Panda 4 x 4 y subir con él hasta cuatro metros y medio (experiencia no apta para los que padezcan vértigo) o sentirse guapos con las nuevas gafas Indo especialmente diseñadas para los aficionados a la canasta; probarse algunos de los productos ACB (camisetas, zapatillas, gorras... incluso apuntarse a la urna de cristal de San Miguel, donde se juega en tres dimensiones: o sentarse tranquilamente a ver la Copa del Rey en una pantalla gigante.