Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Espectáculos VIERNES 18 2 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO Bruno Ganz ofrece una impresionante encarnación de Adolf Hitler El Hundimiento es uno de los filmes más elogiados de la temporada. Olivier Hirschbiegel, su director, llamó poderosamente la atención con su primer largo, El experimento Cinco millones de espectadores ya han visto la película sobre Hitler Una deuda del cine con la Historia JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. Olivier Hirschbiegel está con la mente puesta en los Oscar. Su película El hundimiento es una de las cinco candidatas (junto a la española Mar adentro a la mejor película en lengua no inglesa. Se trata de un trabajo de envergadura, en el que se relatan los últimos doce días de Adolfo Hitler sin ningún hueco para la dramatización. Todo es verdad: la de una persona esquizoide escondida en un búnker berlinés, que castigaba a Alemania por no lograr sus expectativas, y lo hacía con la misma indolencia con la que había matado a millones de personas en los campos de exterminio. La película está desde hoy en las pantallas y es una de las más esperadas de la temporada, aunque hay otras como Mar adentro o Los chicos del coro que son rivales muy fuertes comenta a ABC. Su satisfacción por los resultados del filme es evidente, aunque mantenga en su rostro los signos de lo que ha sido vivir dos años inmerso en un tema tan doloroso y cruel asegura. El que El hundimiento tenga un planteamiento distinto favorece la comparación con otras grandes obras que han creado gente como Spielberg o Polanski. La cinta podría cerrar el círculo sobre Hitler y el Holocausto. El cineasta casi se ruboriza, porque esa comparación es un honor. La diferencia es que yo hablo sólo de asesinos. En un marco global, los filmes están relacionados. Las otras historias son ficcionadas, mientras que ésta, aunque tiene guión, se basa en la realidad. Es el reflejo de lo que pasó en el búnker de Hitler en Berlín durante sus últimos días, cuando les cercaban la tropas rusas Se basa en el libro de igual título, escrito por Joachim Fest. Al final del filme aparece la que fuera secretaria del Führer narrando sus vivencias. Ella se duele de haber llevado esta losa durante toda su vida, pese a que a los veinte años no era consciente de lo que ocurría, y tenía una obediencia absoluta La actriz que la interpreta- -explica Hirschbiegel- -representa la adversidad, la ingenuidad de la mayor parte del pueblo alemán, que se movía así en el Nacional Socialismo. Había ignorancia, pero sabemos que era mentira; una buena parte había escuchado que se estaban utilizando gases en los campos de concentración y veían cómo desaparecían los judíos, homosexuales, gitanos, políticos y adonde les enviaban Comenta que no se siente bien con las minorías que hacen actualmente apología del nazismo. En Alemania son algo insignificante, aunque en Sajonia tienen varios escaños, pero deseo creer que fueron elegidos como una forma de respuesta a la corrupción, porque los políticos tradicionales no solucionan los problemas. En Alemania no hay nadie que no crea en la existencia de los campos de concentración, excepto ellos. Lo malo es que cuando se publica en el extranjero, se ve de otra manera. El antisemistismo, como tal, ya no existe en Alemania. Los judíos viven hoy bien y cómodos en el país. Más peligroso es lo que pasa en Austria. Yo vivo en Viena y Haider