Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 VIERNES 18 2 2005 ABC Internacional George W. Bush y John Negroponte, durante la rueda de prensa celebrada ayer en la Casa Blanca para presentar al nuevo director nacional de Inteligencia REUTERS Bush advierte a Siria de que tiene el paso cambiado con respecto a sus vecinos Washington se plantea una batería de sanciones contra el régimen de Damasco de EE. UU. considera inaceptable que la teocracia iraní se haga con armas nucleares, pero cree que la situación no es comparable al desafío de Sadam PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. El presidente Bush confirmó ayer el empeño de Estados Unidos por conseguir un pronto final a las injerencias de Siria en el Líbano, prolongadas durante tres décadas. En vísperas de su esperada gira europea, donde buscará respaldo para lograr la retirada siria de territorio libanés y la celebración de elecciones libres, George W. Bush advirtió de que el régimen de Damasco tiene el paso cambiado con respecto a las otras naciones de Oriente Próximo que intentan avanzar por la vía de la democracia, la pacífica coexistencia y el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas. En una de sus típicas ruedas de Prensa sin aviso previo, el presidente respaldó una investigación internacional para determinar los responsables del asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri. Sin embargo, el Gobierno de Beirut rechaza por el momento la posibilidad de ayuda exterior en estas pesquisas. A la espera de conocer todos los hechos Bush declinó atribuir directamente a Siria la autob El presidente ría del atentado perpetrado este lunes. El ocupante del Despacho Oval también reprochó a Damasco que el territorio sirio sea utilizado como base de operaciones por parte de terroristas extranjeros y seguidores de Sadam Husein empeñados en descarrilar el proceso democrático de Irak. Según Bush, Washington espera que Siria termine con su tradición de refugio para terroristas. En ese contexto, el presidente indicó que la llamada a consultas de la embajadora de Estados Unidos en Da- masco, Margaret Scobey, debe considerarse como un signo de que la relación bilateral no avanza Gira europea de Bush Con vistas a su gira por el Viejo Continente, prevista para la semana que viene, el presidente Bush confirmó su deseo de formar un frente común con los aliados europeos para convencer a los sirios de que tomen decisiones racionales El presidente también expresó su interés por una estrategia co- mún con Europa frente al reto de proliferación nuclear planteado por Irán. A juicio de Bush, el escenario de la teocracia de Teherán con armas nucleares es inaceptable Aunque en su opinión, tanto el caso de Irán como el de Corea del Norte no son todavía comparables al desafío que representaba Irak bajo Sadam Husein. Según Bush, la cuestión iraní no ha llegado aún al Consejo de Seguridad y todavía quedan más esfuerzos diplomáticos por hacer. Y para ello vamos a trabajar Irán apoya a Siria en su lucha por recuperar el Golán, y a los grupos radicales que combaten a Israel ABC TEHERÁN. Veinticuatro horas después de la propuesta siria al régimen iraní de formar un frente común ante las amenazas de los Estados Unidos, el presidente de la República Islámica de Irán, Mohamed Jatamí, manifestó ayer su apoyo a Siria y a las organizaciones radicales que combaten a Israel. Respetamos a los sirios, que se encuentran en primera línea de combate contra el régimen sionista, y salu- damos su lucha legítima para recuperar sus territorios ocupados (en referencia a los Altos del Golán, ocupados por Israel en la guerra de los Seis Días, en 1967) Respaldamos a la resistencia libanesa y a todos los que combaten la ocupación. Teherán y Damasco tienen posturas claras y afines sobre las cuestiones regionales aseguró Jatamí tras entrevistarse con el primer ministro sirio, Mohamed Naji al- Otari, de visita oficial en Teherán. En este clima de tensión, Rusia no deja de adquirir protagonismo en el eje del mal encarnado por Siria e Irán. Ayer, Moscú anunció que Rusia e Irán firmarán un acuerdo para el suministro de combustible nuclear y otro protocolo adicional para la devolución a Rusia del material usado, informó ayer Alexander Rumiántsev, jefe de la Agencia Federal de la Energía Atómica. El desarrollo de un programa nuclear iraní está en el centro de las preocupaciones occidentales. Además, Moscú ha confirmado las negociaciones con el régimen sirio para la venta de sistemas de misiles de defensa antiaérea. Un negocio que Israel considera muy peligroso para su seguridad y que la oposición rusa condena por crear tensiones con EE. UU.