Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 18 2 2005 ABC Nacional 1 2 3 4 Agentes de Información identifican a los sospechosos junto al Ayuntamiento El terrorista huye por la calle de la Sangre y empuja a varios funcionarios Antes de girar hacia la calle de San Vicente encañona a los agentes Ya en esta céntrica vía sigue a pie y una patrulla de la Policía Local lo detecta Los dos etarras detenidos en Valencia iban a atentar contra un teniente coronel del Ejército Los terroristas también tenían como objetivos una oficina de Turismo y una Comisaría de Policía de la Policía Nacional detectaron a primera hora de la mañana la presencia de los sospechosos en las inmediaciones del Ayuntamiento M. SANZ VALENCIA. Con la detención en Valencia de los etarras Mikel Orbegozo y Sara Majarenas, la Policía frustró ayer el atentado que con una bomba lapa iban a cometer en vísperas del referéndum europeo contra un teniente coronel. Asímismo, pensaban atacar una comisaría de Policía y una oficina de turismo, también en la capital del Turiam y contaban con un amplio listado de objetivos: políticos del PP y PSOE, jueces, empresarios, militares y miembros de las Fuerzas de Seguridad. La operación comenzó a las ocho de la mañana, cuando varios agentes de Información de la Policía Nacional sospecharon de la presencia de dos individuos, un hombre y una mujer, junto a la Casa Consistorial y procedieron a su identificación. La mujer, muy nerviosa, exhibió una placa falsa de Guardia Civil, mientras que el hombre sacó de la riñonera que llevaba una pistola Browning e hizo ademán de disparar a los agentes, que se apartaron de la posible línea de tiro. Comenzó entonces una frenética persecución por las calles adyacentes que acabó con la casi inmediata detención de la mujer. El terrorista, por su parte, logró unos metros de ventaja y en su carrera se adentró en la calle San Vicente, donde fue avistado por una patrulla de la Policía Local que estaba en el lugar, y cuyo vehículo logró cortar el paso al huido en el cruce con la calle Linterna. Uno de los agentes vestido de paisano que le perseguía se abalanzó sobre él, evitando que usara su pistola, que estaba cargada y con una bala en la recámara. b Agentes de Información lapa junto a un paquete con un circuito homologado para montarla, 350 gramos de dinamita y 25 cartuchos de Titadyne (de 100 gramos cada uno) Además, halló otra pistola, una Sig Sauer, y munición de 9 milímetros parabellum, así como cordón detonante y cuatro detonadores. Rita Barberá, en el punto de mira Al terrorista que redujeron en plena calle se le intervino también abundante documentación guardada en su riñonera. En estos papeles se encontraron nombres y vehículos de políticos del PP y el PSOE, aunque en muchos casos se trataba de listas de internet desfasadas hace tiempo. También se hallaban en la lista jueces y empresarios de la Comunidad Valenciana principalmente, y asimismo figuraban de otras partes de España, como el País Vasco. Según fuentes de la lucha antiterrorista, lo más relevante de la documentación hallada era la relación de tres objetivos, que identificaron como los prioritarios para este comando y contra los que se iba a atentar de forma inminente Los dos etarras tenían en su punto de mira a un teniente coronel del Ejército con el que pretendían utilizar la La etarra es conducida por la Policía tras el registro judicial en el hostal Rápidamente llegaron al lugar más policías y redujeron al sujeto, mientras que parte de ese contingente se dirigió al hostal Tartessos, donde los dos terroristas habían pasado la noche. Esta pensión de dos estrellas está situada en el pasaje de la calle de la Sangre, contigua al Ayuntamiento, y se procedió a un meticuloso registro. En pleno corazón de la ciudad de Va- MIKEL PONCE lencia, la Policía decidió acordonar la citada calle y desalojó a los vecinos de los edificios colindantes y a los funcionarios del Ayuntamiento. Estas medidas se justificaban por el hallazgo de material explosivo en el interior de la habitación, que los Tedax revisaron para comprobar si estaba preparado para estallar. La Policía se incautó de una bomba Estaban en los papeles de Susper y huyeron a Francia en 2003 ABC MADRID. Mikel Orbegozo Etxarri, de 36 años, y Sara Majarenas Ibarreta, de 25. figuran en el listado incautado a Ibón Fernández Iradi, Susper quien, cuando fue detenido en Francia en diciembre de 2002, era jefe del aparato militar de la banda. En septiembre de 2003 Orbegozo y Majarenas huyeron juntos de sus domicilios en San Sebastián para esconderse en Francia. Sus nombres se suman a la ya larga lista de etarras que, sin haber pasado por la escuela de la kale borroka la dirección de la banda se ve obligada a integrarlos en comandos operativos ante la escasez de militantes con experiencia. Orbegozo, antes de de huir a Francia, sólo participó en un acto de violencia callejera. Fue en el ataque contra la casa del pueblo del PSEEE en el barrio donostiarra de Alza que tuvo lugar el 26 de septiembre de 1998. Junto a él intervinieron Eneko Osamblea González, Iñaki Bengoa Barrio, Aitor Elizaran Aguilar y Jon Joseba Troitiño Ciria. Este último, hijo y sobrino de los presos etarras Domingo y Antonio Troitiño, es en la actualidad lugarteniente de Garikoitz Aspiazu, jefe del aparato militar de ETA. En la documentación intervenida a Susper junto al nombre de Orbegozo aparece la palabra captable Sara Majarenas, que pertenecía a Segi, no tenía reclamaciones judiciales.