Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 JUEVES 17 2 2005 ABC Gente EN GLOBO Cibeles 2005 Las faldas y vestidos abullonados, o en su defecto, de vuelo, serán lo más trendy del guardarropa femenino del próximo invierno. La boda de mis mejores amigas, en versión Montesinos La diosa, en carne mortal Amaya Arzuaga, en su esperado regreso a Cibeles, y Andrés Sardá fueron los protagonistas de la jornada TEXTO: SILVIA CASTILLO FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO xo en Cibeles. Tras dos jornadas tirando a pacatas, y en espera de lo que hoy enseñen los jóvenes talentos, ayer las entretelas de la pasarela madrileña encerraban puntadas de erotismo. A primera hora de la mañana, Francis Montesinos rindió homenaje a la mujer española de mantilla y con montera, y al último grito en bodas. El valenciano no mostró una sino dos novias, Bimba Bosé y María Reyes, que se dedicaban lúbricas miradas. Al cierre, Locking Shocking nos condujeron a Loveless una colección inspirada en el hambre de compañía, en la búsqueda de afecto en un momento de desamor, muchas veces por el camino del sexo Y claro, la exquisita provocación del desfile de Andrés Sardá. Una vez más las diosas descendieron del Olimpo y se hicieron carne. El pase del diseñador catalán, el único que presenta moda íntima en Cibeles, fue de nuevo un Se canto al lujo decadente y al glamour tan desgastado por otros de tanto pretenderlo y tan auténtico en su caso. La tentación, moldeada en transparencias y ligueros nada procaces, irrumpió sobre la pasarela en neglillés, bodies- triquini y conjuntos de tops y braguitas en todas las versiones posibles. Sostenes escotados de balconet y de triángulo se combinan con tangas, culottes y, como novedad, boxers- tanga. La materia de los sueños es de seda, tul, raso, encaje Leavers, guipur, que por primera vez se presenta también estampado... y brilla con cuentas de cristal Swarovski. Primorosas propuestas que fueron premiadas con una cerrada ovación por parte del público, y de mis compañeros de la Redacción. Del realismo mágico de Sardá al mundo de Amaya Arzuaga. El desfile de la creadora burgalesa, que ayer regresó a Cibeles después de ocho años de repartir su talento La tentación ya no vive arriba gracias a Andrés Sardá