Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad JUEVES 17 2 2005 ABC Comunicación SIGEFREDO De izquierda a derecha, de pie, Javier González Ferrari (Onda Cero) Víctor Viguri (Punto Radio) Maurizio Carlotti (Antena 3) Mauricio Casals La Razón y Antonio Fernández- Galiano El Mundo Abajo, de izquierda a derecha, Alejandro Echevarría (Telecinco) Jaime Castellanos (Recoletos) José Manuel Lara Bosch (Planeta) José María Bergareche (Vocento) Alfonso de Salas (Unedisa) y Catalina Luca de Tena (ABC) Los medios privados se plantan ante la indefinición y el favoritismo del Gobierno en el sector audiovisual Denuncian que el proyecto de ley de TV digital beneficia a un único grupo afín a los intereses del Ejecutivo F. ÁLVAREZ MADRID. Los principales editores de los medios de comunicación privados de España se unieron ayer en una iniciativa inédita en el sector: denunciar la política del Gobierno en materia audiovisual y advertir a la opinión pública de que se está jugando la partida del pluralismo con ases en la manga y cartas marcadas en favor un único grupo empresarial. Vocento, ABC, Planeta, Recoletos, Telecinco, Antena 3, El Mundo La Razón Onda Cero, COPE (su consejero delegado, Rafael Pérez del Puerto, se retrasó y no aparece en la foto) y Punto Radio lanzaron ayer un mensaje común de repulsa ante la indefinición y el favoritismo demostrado por el Gobierno con respecto a los planes que afectan al futuro del sector en España. Desde la oposición, los actuales mandatarios se comprometieron a resolver el problema de medios públicos como RTVE o la Agencia Efe y a contar con el consenso del sector se recoge en el comunicado conjunto difundido ayer. Sin embargo- -añade- su primera medida, antes de conocerse cualquier solución sobre los medios controlados por el Estado, se dio a conocer un 30 de diciembre, en el último Consejo de Ministros del año en alusión al polémico proyecto de ley de TV Digital y Radio que se tramita en el Congreso. Los medios privados aseguran que lo más inquietante es que el Gobierno, al no manifestar sus intenciones con claridad, genera desconcierto y alarma en las empresas del sector Ante la hipotética decisión del Ejecutivo de permitir la apertura de Canal el mencionado grupo de medios privados dijo que hasta el momento el Gobierno ha eludido negar de forma tajante que esté dispuesto a conceder a Canal una autorización para emitir en abierto. Una duda que debería despejar cuanto antes si quiere evitar que sus decisiones sobre el sector de medios sean entendidas como actos de amiguismo con un grupo de comunicación concreto La nota emitida recoge que resulta evidente que cualquier modificación del actual sistema de televisión analó- Prisa y Godó, promotores de la fusión SER- Antena 3 Radio, salen en defensa del plan del Ejecutivo F. Á. MADRID. Horas después del plante de la gran mayoría de los medios de comunicación privados, Prisa y Godó hicieron pública su particular interpretación de la política audiovisual del Gobierno. Ambos grupos, promotores de la concentración de la SER con Antena 3 Radio, declarada ilegal por el Tribunal Supremo y que se vería legitimada con el proyecto de ley ideado por el Ejecutivo, aseguraron que la sentencia se ha cumplido en sus propios términos, como exigía el Tribunal Además, pese al rechazo de CO- PE, Onda Cero y Punto Radio, adujeron que la modificación normativa responde a la demanda unánime del sector radiofónico Estas compañías calificaron de tergiversación la respuesta mayoritaria del sector y mostraron su preocupación por la reacción de algunas empresas españolas e italianas que operan en el sector de la comunicación en España. En su opinión, al margen de quiénes sean los nuevos operadores, con la concesión de nuevas licencias de televisión analógica se verán potenciados el pluralismo informativo y la competencia gico no haría más que retrasar el necesario impulso a la digitalización que necesita España para caminar hacia la modernidad, al mismo ritmo que sus pares europeos En el caso del proyecto de ley en trámite, se retiró el actual límite de tres cadenas analógicas nacionales, una decisión innecesaria desde el punto de vista jurídico, que ha generado una fuerte incertidumbre sobre su verdadera motivación insisten los medios privados. Y para abundar en la falta de seriedad- -continúan- un momento antes de enviar el proyecto a las Cortes se agrega un artículo que eleva el límite de licencias de radio que puede agrupar un medio en una misma localidad, también sin una necesidad aparente más que la de favorecer a un grupo de comunicación que tuvo problemas judiciales en el pasado por su elevada concentración de frecuencias El sector, en conclusión, requiere del Gobierno una clarificación urgente de sus intenciones y hace hincapié en que el proyecto de ley audiovisual en lugar de impulsar el desarrollo y resolver los problemas generados por los medios públicos, sólo siembra incertidumbre sobre el futuro y desconfianza ante la posible aprobación de próximas medidas que benefician a un único grupo de comunicación considerado afín a sus intereses