Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 2 2005 Nacional 17 REFERÉNDUM EUROPEO La del referéndum no es una campaña al uso. Los dos principales partidos, PSOE y PP, se disparan con bala... pero no a matar. Y sin cruce de disparos, la asistencia a los mítines ha sido más bien escasa. Es Europa, pero casi en familia Campaña en miniatura TEXTO: C. DE LA HOZ M. MARIN FOTO: FABIAN SIMÓN MADRID. Conscientes del escaso interés que despiertan entre la ciudadanía los entresijos de una Europa visualizada aún como distante pese a su evidente cercanía, PSOE y PP han diseñado sendas campañas por el sí al Tratado de la Constitución Europea de perfil bajo. El temor- -posiblemente más que justificado- -a no llenar grandes polideportivos o plazas de toros de fervientes defensores del texto europeo les ha llevado a plantear una suerte de campaña en miniatura con la pretensión de hacer prevalecer los aspectos didácticos de los valores del Tratado sobre el fragor de la batalla característico de una cita electoral al uso. PSOE y PP se hacen la zancadilla... pero no pasan de ahí. En su campaña, el PSOE cuenta con las ventajas que le ofrece su doble condición de partido y de Gobierno. En el primero de los casos, para plantear una campaña de partido, aunque con mensajes más constructivos que hirientes porque en esta, no hay enemigo en el segundo, porque se aprovecha el manto institucional que recubre a la figura del presidente del Gobierno para fomentar las bondades del texto europeo, como ocurriera el lunes pasado en Alcalá de Henares, con José Manuel Durao Barroso; en Barcelona, con Jaques Chirac. El PSOE ideó su campaña con la intención de olvidar la confrontación con el PP y tratar de incidir en la mayor pedagogía posible para instruir al ciudadano en las claves- los principios y valores ha repetido Zapatero con insistencia- -del Tratado. Ello, más allá de que los socialistas censuren al PP su frialdad al reclamar el sí La mayor parte de los actos de campaña del PSOE se celebran en polideportivos y auditorios con capacidad no superior a 2.500 ó 3.000 asistentes. Pero son sin duda los actos a los que acude Zapatero los que más tirón tienen. El mitin de apertura de campaña, el jueves día 3, en el Teatro de la Casa de Campo de Madrid, contó con la asistencia de no más de 1.500 personas. Esta vez no hay mítines en grandes escenarios. El efecto de ver cemento en las gradas no es bueno y el PSOE apuesta a ganador. Por ello, no es extraño que en los actos- -de partido, no institucionales- -en los que ha intervenido Zapatero se haya visto un lleno completo: Valencia, Albacete, Vigo, Sevilla, Mérida... Eso sí, con al menos una veintena de autobuses esperando a la puerta a los militantes, pertrechados de banderas azul marino con las estrellas europeas y de carteles rojos con el lema vota sí y encantados de ver al presidente del Gobierno- guapo tío bueno le gritaron varias mujeres en Albacete- -en su tierra. Lo que no ha conseguido el PSOE es que al menos entre los hombres que acuden a los mítines, prevalezca bajo El temor a las sillas vacías en la campaña ha movido a los partidos a convocar actos, como ayer, en lugares de escasa capacidad el brazo el texto del Tratado constitucional sobre los diarios deportivos. Y es que aquello de me gusta el furbo sigue pitando más que la Constitución Europea. Este extremo lo pudo comprobar en carne propia el líder del PP, Mariano Rajoy, que hubo de esperar al partido que enfrentó a España con San Marino en Almería para verse rodeado, por vez primera durante esta campaña, por el calor de las masas. Vaya por delante que el PP no ha buscado grandes espacios. Ha preferido el calor de los pequeños salones de hotel y de los almuerzos- mitin. También ha cursado visitas curiosas difíciles de encajar en lo que son los formatos habituales de campaña. Así, inauguró junto al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, la feria de pavimentos cerámicos Cevisama o visitó en compañía del presidente del PP andaluz, Javier Arenas, algunos invernaderos de Almería afectados por el temporal. Entre medias, suspendió un acto en Lérida para escapar a solidarizarse con los damnificados por los terremotos de Murcia. Valencia y Santiago de Compostela han sido sus dos actos más concurridos, al que habrá que sumar, con toda probabilidad, el de cierre de campaña en Madrid mañana. El escenario elegido ha sido el palacio de Exposiciones y Congresos de la Castellana, cerca, muy cerca, de la mole carbonizada del Windsor. Un poco más y los populares tienen que cobijarse en otro salón de bodas. PSOE y PP sabían que no llenarían las plazas de toros de defensores del Tratado Condoleezza Rice tampoco prevé viajar a España para la cumbre terrorista del 11- M ABC NUEVA YORK. La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, no tiene previsto acudir a la conferencia sobre Terrorismo y Democracia que el Club de Madrid organizará en Madrid coincidiendo con el primer aniversario de los atentados del 11 de marzo. Según informaron a Europa Press fuentes del Departamento de Estado, actualmente no hay ningún plan de que la jefa de la diplomacia estadounidense viaje a España en marzo. No obstante, las fuentes añadieron que siempre es posible un cambio de agenda. Rice hará tres viajes a Europa en un plazo de menos de un mes, y acu- dir a la cita de Madrid supondría un cuarto desplazamiento. Rice hizo la semana pasada su primera gira europea, acompañará la semana que viene al presidente George W. Bush en la suya y viajará el 1 de marzo a Londres, para participar en la Conferencia sobre los territorios palestinos. Encarrilar relaciones A esa cita está también invitado el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, que coincidió ya brevemente con Rice el pasado 9 de febrero en Bruselas. Este contacto y la reunión que tuvo en Niza el ministro de Defensa, José Bono, con su colega norteamericano, Do- nald Rumsfeld, han llevado al Ejecutivo a defender la idea de que las relaciones con Washington están encarrilándose, después del malestar causado por la abrupta retirada de las tropas españolas de Irak. De hecho, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica, Bernardino León, auguraba el martes un próximo contacto entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el mandatario norteamericano, George Bush, durante la cumbre con la UE que se celebrará el martes en Bruselas. Mientras, la Embajada norteamericana en Madrid no sabe aún quién será el encargado de representar a Estados Unidos en la Conferencia de Madrid. El Club de Madrid, la organización formada por ex jefes de Estado y Gobierno que organiza el evento, ha cursado invitación tanto a Bush, como a Rice. Quién sí ha confirmado su asistencia es el secretario general de la ONU, Kofi Annan.