Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional JUEVES 17 2 2005 ABC GERRY ADAMS Presidente del Sinn Féin No he venido a dar lecciones a Ibarretxe y a Otegi El líder del Sinn Féin dice que no pretende inmiscuirse, pero deja caer que hay una oportunidad para la paz en el País Vasco. Eso sí, el rechazo a condenar la violencia no le parece un problema TEXTO ALBERTO SOTILLO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Adams se encuentra en España para presentar sus Memorias políticas (Editorial Aguilar) en las que relata el tortuoso camino del proceso de paz en el Ulster. Insiste en que ése es el único objetivo de su viaje. Sabe callar y escurrir el bulto. Al margen de sus posiciones, no parece un hooligan sino un político. Y eso ya marca ciertas diferencias. -Usted ha conocido una larga historia de violencia. ¿Cree que ha valido la pena? ¿Cree que en una democracia está justificada la violencia? -Nosotros no tenemos una democracia. Tenemos una Irlanda partida. El objetivo del proceso en el que estamos implicados es la construcción de una democracia. No me interesa justificar si fue o no una guerra. Lo importante es que hemos conseguido que la situación mejore en un proceso en el que también estuvo implicado el Gobierno y en el que nos ha acercado al cumplimiento de una serie de objetivos. ¿Es posible negociar si una de las partes no condena la violencia? -Sí. Blair nunca condenó la violencia de las fuerzas británicas, y nosotros negociamos con él. -El IRA ni condenó la violencia ni dejó de matar. -El IRA paró la violencia, aceptó un alto el fuego, y todo el proceso de paz se desarrolló a partir de esa iniciativa. -Pero durante la negociación el IRA no detuvo la violencia... -Quiero aclarar que yo nunca he representado al IRA. Nosotros tuvimos un mandato para negociar por parte de nuestro electorado republicano. Y en el curso de esas negociaciones, pudimos presentar una fórmula de negociación que persuadió al IRA para que adoptase iniciativas que impulsaron el proceso. Entre todos presentamos una alternativa. Y todos contribuyeron en ese proceso, también el laborista John Hume y el Gobierno irlandés. -En España parece muy difícil alcanzar un acuerdo si una de las partes no renuncia a la violencia. -Yo no he venido a inmiscuirme en lo que ocurre aquí. He venido para presentar un libro sobre mis memorias políticas. Y a hablar de mi experiencia. Pero creo que hay una serie de principios comunes en la construcción de un proceso de paz. Y confío en que su Gobierno, sus líderes políticos y los líderes del País Vasco puedan aproximar posiciones y acercarse a una solución. Aunque no son más que deseos. ¿Cuáles son los principios básicos aplicables a un proceso de paz? ¿Se podrían aplicar en España? Gerry Adams, durante la entrevista que mantuvo ayer con ABC -La experiencia en Irlanda es que las condenas, los aislamientos, la marginación y la prisión no son eficaces. Funcionan el diálogo, la búsqueda del respeto mutuo y una agenda abierta. ¿Pero hay alguna similitud entre Irlanda del Norte y el País Vasco? -Hay principios que pueden ayudar a una solución, aunque las situaciones no sean las mismas. No hay paralelismos ni vínculos entre unos conflictos y otros. El proceso de paz en Suráfrica también fue muy útil para nosotros. Su experiencia fue diferente, pero útil. -En el País Vasco hay un bando que es el que mata y otro que es el que pone las víctimas. -No quiero que haya suspicacias. Yo no he venido a España como representante del Sinn Féin. He venido a hablar de mi experiencia personal en la construcción de un proceso de paz en Irlanda. He venido para intentar convencer a la gente de que lea mi libro, en el que El irlandés Reid comenzó a ejercer como intermediario entre ETA y el PNV antes de Estella ABC MADRID. El 24 de mayo de 2003 ABC reveló las labores de mediación que el sacerdote redentorista irlandés Alec Reid estaba realizando entre dirigentes del PNV y el entorno de ETA con el fin de plantear al Gobierno una negociación con la banda terrorista. En estos contactos el interlocutor por parte del nacionalismo vasco fue Gorka Agirre Arizmendi, responsable de relaciones externas del PNV. Las opiniones del sacerdote redento- rista fueron tenidas muy en cuenta por los nacionalistas, hasta el punto de que se pensó que algunos de los postulados recogidos en el pacto de Estella fueron inspirados por Alec Reid. Los contactos entre el sacerdote y los nacionalistas comenzaron a finales de 2001 y se intensificaron en 2002 cuando Ibarretxe puso en marcha el plan soberanista. El redentorista irlandés, identificado con las tesis más radicales del nacionalismo, opinaba que todas las formaciones políticas naciona- Reproducción de la información publicada por ABC el 24 de mayo de 2003 sobre la intermediación del sacerdote Alec Reid listas, sindicales y ETA debían llegar a un gran acuerdo de unidad para plantear una negociación definitiva ante el Gobierno español a fin de que reconozca el derecho de autodeterminación de Euskalherria Asimismo, era partidario de que en el País Vasco se llevara a cabo una consulta popular. Alec Reid tuvo un alto protagonismo en el Ulster y abogó en todo momento por la unidad entre los partidarios del IRA para mostrar ante el Gobierno británico una postura única, según la información que publicó ABC.