Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 17 2 2005 ABC Nacional ETA ordena a más francotiradores sabotear las elecciones vascas con muertos sobre la mesa La banda busca un asesinato a la desesperada tras convencerse de que Batasuna no será legalizada b Entre la documentación incautada al etarra Pérez Aldunate, a quien el juez envió ayer a prisión, figuran anotaciones sobre el colegio de hijos de responsables políticos D. M. J. P. N. V. MADRID. Boicot a las elecciones vascas A través de esta consigna el cabecilla del aparato militar Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki ha ordenado a sus comandos que asesinen a dirigentes del PP y del PSE para que se suspendan los comicios autonómicos, una vez que la banda ha perdido la esperanza de que puedan concurrir Batasuna o plataformas satélites. Mientras, la Guardia Civil sospecha que, además de Aldunate, ETA dispone de otros comandos integrados cada uno por un pistolero adiestrado en el uso de rifles con mira telescópica para sabotear las elecciones. En una nota hallada en el piso del liberado había una anotación de Txeroki ordenando poner muertos encima de la mesa lo que refleja Garzón en el auto en el que dictó ayer prisión para Aldunate, Ieltxun López de Aberasturi, Txeroki y Pablo Aperribay- -los dos últimos en paradero desconocido- Los expertos advierten de que ETA ha entrado en la tercera fase de la estrategia que emprendió con la llegada del PSOE a La Moncloa, con la que trata de sondear la disposición de Zapatero a negociar con la banda y, en el caso de que no haya claudicaciones, tensar progresivamente la cuerda LOS AVISOS QUE LANZÓ BATASUNA RAFAEL DÍEZ USABIAGA ARNALDO OTEGI JOSEBA ÁLVAREZ Si a la izquierda abertzale no se le permite participar en los comicios del 17 de abril, el día después el conflicto estará abierto en toda su dimensión advirtió el pasado 14 de febrero Las fuentes consultadas subrayan que ETA Batasuna no se siente satisfecha por la actitud que mantiene Zapatero, pues la coalición ilegalizada interpretó que éste respondió sólo con buenas intenciones a la carta que le envió Otegi. A la exigencia de ETA para que se dé una solución al problema de sus presos, representantes del Ejecutivo han contestado que sigue vigente la política de dispersión. Y, por último, frente a las exigencias de que derogue la Ley de Partidos para que la coalición pueda concurrir a las autonómicas, el Gobierno mantiene como exigencia que se desmarque de ETA. El proceso de paz de momento no existe ya que el conflicto se mantiene abierto adelantó el portavoz de la coalición poco antes de la explosión de un coche bomba en Guecho A la vista de que Zapatero no pasa del buen talante a los hechos según los propios batasunos, Txeroki ha ordenado a sus comandos que ejecuten ya la tercera fase De hecho, dijo al etarra Aldunate que si no podía atentar contra los políticos, lo hiciera contra un uniformado de cualquier Adelantar la elecciones vascas sin la presencia de Batasuna no va a suponer un avance en la resolución del conflicto y creará problemas amenazó el 4 de febrero color Esa acción habría que cometerla antes del 19 de marzo, según consta en uno de los textos intervenidos en el domicilio del liberado donde también se hallaron anotaciones sobre el colegio de los hijos de responsables políticos e incluso sobre el médico de Aznar. El jefe de los comandos llegó a reprochar a este etarra por qué no había cometido ya ningún asesinato pese a disponer de un rifle con mira telescópica y una pistola. Aldunate respondió que se sentía descolocado por las informaciones periodísticas que hacían referencia a contactos entre el Gobierno y la izquierda abertzale. Txeroki María San Gil, también objetivo La primera fase incluía atentados de escasa potencia, a modo de presentación ante Zapatero, la segunda contemplaba atentados de mayor envergadura, aunque más o menos medidos para evitar víctimas mortales, al menos entre la población civil. La tercera, prevista para ser aplicada si los terroristas consideran que Zapatero no responde satisfactoriamente a sus exigencias, supone una vuelta de tuerca más, con la pretensión de acumular muertos encima de una hipotética mesa de negociación para forzar al Gobierno a que se pliegue. En esta fase, el listado de posibles víctimas lo encabezan los políticos del PSOE y del PP, tal y como adelantó ABC, pero lo siguen conformando también los objetivos tradicionales, como miembros de las Fuerzas de Seguridad y del Ejército. Junto con Leopoldo Barreda, dentro del primer grupo también son víctimas potenciales María San Gil, Alfonso Alonso, Rodolfo Ares o Nicolás Redondo, según el auto de Garzón. La banda considera que Rodríguez Zapatero no ha respondido satisfactoriamente a sus exigencias El jefe, al pistolero: Poned patas arriba a un uniformado El jefe del aparato militar de ETA, Garikoitz Aspiazu, apremió a Javier Pérez Aldunate a que cometiera de inmediato atentados al comprobar que el liberado no llevaba a cabo ninguna de las acciones terroristas que le había ordenado. Por ello, Txeroki instó al criminal que había que dar caña poner muertos encima de la mesa y poner patas arriba a un enemigo uniformado expresiones que constan en sendas cartas dirigidas al francotirador, interceptadas al jefe militar de la banda y que recoge el auto del juez Garzón. En la primera de ellas, expresa textualmente: quedamos en que si no cogíais nada gordo, y teniendo en cuenta la situación política, las hostias que nos han dado, y que íbamos a hacer un año sin tirar a nadie, una Ekintza (atentado) vendría mejor que bien. Teniendo en cuenta que el hecho de que fuera un uniformado tendría mucha importancia. Más aún cuando el enemigo se estaba regocijando una y otra vez en la debilidad de la organización y cuando la confianza de nuestra gente estaba en crisis... La cita entre nosotros: Día 19 de marzo (sábado) En el segundo de los textos, dice el jefe etarra: ...comprendo lo que comentáis del clima político y que por eso no hayáis cometido Ekintzas (parece aludir a la expectativa de diálogo con la banda) pero aunque el ambiente está enrarecido NO HAY NADA, y tenemos que poner muertos sobre la mesa cuanto antes. Siendo esto así, vuestra planificación será de mes y medio más o menos (hasta que tengamos cita) y en ese periodo de tiempo tendréis que poner patas arriba a un enemigo uniformado (da lo mismo qué uniforme y dónde) Quedará de la hostia y nos dará mucha fuerza Cuidaros, manteneros firmes y ya sabéis, ¡CAÑA AL ENEMIGO!