Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 16 2 2005 Economía 93 España creció un 2,7 en 2004, tras un ligero repunte en el último trimestre Cuatro países de los Doce, entre ellos Alemania, contrajeron su PIB entre septiembre y diciembre b El diferencial de crecimiento Evolución del crecimiento económico en España y Zona Euro Variación anual 4,5 4,0 3,5 3,0 2,5 4,3 4,0 4,4 4,2 España Diferencial de crecimiento 2,9 2,3 2,8 3,5 2,8 2,5 2,2 2,7 entre nuestro país y la zona Euro se redujo el año pasado a 0,7 puntos, según las cifras avanzadas ayer por Eurostat Y. GÓMEZ MADRID. La economía española creció un 2,7 en 2004, dos décimas más que un año antes, y una décima por encima de las últimas previsiones oficiales del Ejecutivo, según el indicador avanzado del Producto Interior Bruto (PIB) difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) Esta cifra es también una décima superior a la avanzada en los primeros días del mes por el Banco de España. El aumento del PIB del 2,7 durante el pasado año fue el resultado de un crecimiento de este mismo nivel, del 2,7 en el primer y último trimestre, y de un 2,6 en el segundo y el tercero. Según Estadística, la cifra del último trimestre de 2004 muestra un perfil suavemente acelerado de crecimiento de la economía española, resultado de una aportación menos negativa del sector exterior y de una demanda interna virtualmente estabilizada Por su parte, la variación intertrimestral del Producto se situó en el 0,8 dos décimas más que en el trimestre precedente. Tras conocer los datos provisionales facilitados por el INE, el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, aseguró que el crecimiento de 2004 refleja que la economía española se mantuvo estancada y careció de expectativas en ese período. En su opinión, el pasado año mostró un escaso dinamismo y un ciclo muy plano que demuestra la falta de ilusión y de buenas expectativas de la economía española Por su parte, el diputado socialista Francisco Fernández Marugán consideró que el crecimiento de la economía española en 2004 demuestra la notoria estabilidad de la actividad y la suave aceleración del último semestre. Para el diputado socialista, el problema más preocupante es la falta de competitividad, un viejo problema que debe corregirse entre el Gobierno, los agentes sociales y los ciudadanos, advirtió. A la espera de conocer las cifras definitivas, que el INE hará públicas el próximo miércoles, 23 de febrero, los datos hechos públicos ayer en nuestro país, que coinciden con el avance de Eurostat sobre el crecimiento en las principales economías europeas, ponen de manifiesto que el diferencial de crecimiento de la economía española con el resto de la zona euro se estrechó en 2004, para situarse en siete décimas, frente a los dos puntos del ejercicio anterior. Sin embargo, en el último trimestre las cifras españolas son mucho mejores que las de las principales economías europeas, donde, según el citado avance de Eurostat se produjo un importante e inesperado frenazo de la actividad. 2,0 2,0 Zona Euro 1,6 1,5 1,0 0,5 0,9 0,5 1997 Avance 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 Infografía ABC De acuerdo con las cifras provisionales de la Oficina de Estadísticas Europea el PIB de la Eurozona sólo creció un 0,2 en el cuarto trimestre de 2004, tras un ya débil 0,3 en el tercero. Comparado con el mismo trimestre del año anterior, el PIB de los Doce avanzó un 1,6 mientras la media del conjunto de 2004 fue del 2 En Alemania, cuyo peso económico equivale a un tercio del PIB de la zona euro, el crecimiento fue incluso negativo en el último trimestre del año pasa- do -0,2 Pero no sólo se trata de Alemania. Según el avance de Eurostat, de los siete países de la Unión Monetaria de los que hay datos sobre el cierre del ejercicio, cuatro- -Italia, Grecia, Holanda y la ya citada Alemania- -registraron una contracción de su actividad en estos tres últimos meses del año. Esta situación de fuerte desaceleración, excluye cualquier subida de las tasas de interés por parte del BCE en 2005, según coinciden en señalar los analistas. El déficit exterior creció un 82 hasta noviembre y alcanza el 4,3 del PIB Y. G. MADRID. La balanza por cuenta corriente, que mide el intercambio de bienes, servicios, rentas y transferencias con el exterior, acumuló un déficit de 33.827,9 millones de euros en los once primeros meses del año pasado, lo que supone un incremento superior al 82 respecto al mismo periodo de 2003, según los datos hechos públicos ayer por el Banco de España. Esta cifra eleva, por tanto, los números rojos del sector exterior español hasta el 4,3 del PIB. Esta negativa evolución del sector exterior se debe fundamentalmente al fuerte incremento del déficit comercial, al menor superávit de los servicios, por el peor comportamiento del turismo, y al aumento del déficit en la balanza de rentas. Así, el déficit acumulado de la balanza comercial se elevó en los once primeros meses del año hasta 46.481,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 35,8 Según estas cifras, las exportaciones crecieron un 5 menos de la mitad que las importaciones, que aumentaron a un ritmo del 11 En la balanza de servicios, el superávit acumulado se redujo hasta los 23.930,1 millones de euros, casi un 7,4 menos que el año anterior. Esta cifra es consecuencia, fundamentalmente, de la caída del superávit acumulado por la rúbrica de turismo y viajes, que disminuyó un 3,8 en términos interanuales. Esta caída se produce porque mientras los ingresos por turismo subieron un 1 los pagos de los españoles por los viajes al exterior crecieron más de un 17