Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad MIÉRCOLES 16 2 2005 ABC Tecnología La aplicación SIMAP (Sistema Inteligente de Monitorización de Alertas Personales) primero muestra a la operadora el mapa de Galicia para tener una referencia visual La operadora visualiza después la posición exacta del paciente. Si éste se mueve, indica el recorrido, a qué velocidad camina y el sentido del desplazamiento Galicia activa un dispositivo vía satélite para localizar en tiempo real a las personas que sufren demencia Una llamada del cuidador acciona el GPS, que transmite la ubicación exacta ÉRIKA MONTAÑÉS SANTIAGO DE COMPOSTELA. En pleno siglo XXI, la tecnología se pliega reverente como bastón social al servicio de quienes más lo necesitan y concede a sus vidas el tan ansiado plus de sosiego y bienestar. A sabiendas del brutal proceso de sobreenvejecimiento que vive la Comunidad gallega, la Xunta acaba de alentar un programa pionero en el conjunto estatal en virtud del cual las personas que padecen algún tipo de demencia (que afecta de manera acuciante a la tercera edad) y, sobre todo, los familiares y cuidadores volcados en su atención las 24 horas del día, se beneficiarán de las ventajas de un nuevo dispositivo que, vía satélite, permite ubicar en tiempo real y en cada instante al enfermo, sin más esfuerzo que el de ha- Al amparo tecnológico La tercera edad encuentra cobijo en otros servicios informáticos: Teleasistencia. Es el más extendido entre las personas mayores, a quienes (por 22,24 euros al mes) les comunica con un centro atendido por profesionales que acudirán a su domicilio con sólo pulsar el botón de un medallón o relojero que llevan permanentemente puesto. Telegerontología. Galicia, a través del Centro de Supercomputación (Cesga) es también pionera en esta aplicación aún en ciernes, cuyo receptor es la televisión. Mediante una pasarela, la pantalla se convierte en una página web y el paciente accede a sesiones de rehabilitación personalizadas. Con el uso de periféricos y webcam se consigue hacer un seguimiento físico y monitorizar al usuario. cer una llamada telefónica. De sobra conocido es que, tanto moderada como aguda, la demencia senil es una de las dolencias que más preocupación generan en el entorno del anciano, con el agravante de que se trata de un trastorno que experimenta una evolución progresiva, a veces muy lenta, de modo que los pacientes ven mermada su autonomía con el paso del tiempo. Por otro lado, aseveran los expertos que la facultad que más degenera con esta patología es, precisamente, la capacidad de orientación espacial. Minimizar la dependencia Uno y otro factor han conducido a la Consejería de Familia del Gobierno gallego a pergeñar una sencilla ecuación, consciente del yugo que tienen que so- EL BLOG JOSÉ MANUEL NIEVES NO ME CHILLES, QUE NO TE VEO U n pasito tecnológico más y, de inmediato, un problema menos. Otro asunto resuelto por el ingenio humano a golpe de microchip. Se acabaron los ancianos perdidos, y con sólo pulsar unas teclas. En un mundo en que las limitaciones físicas están cada vez más limitadas (valga la redun- dancia) y tienden a convertirse en meros inconvenientes, los avances científicos y tecnológicos se consideran como algo natural, incluso rutinario. Ah, cómo, ¿que todavía no hay hombres en Marte? Pues no sé a qué esperan... Vivimos en la idea de que todo es posible, y a menudo no nos damos cuenta de lo difícil que resulta avanzar sólo un poquito más... Las fronteras del conocimiento se mueven despacio, pero con paso firme. Y dejan tras de sí sólidos agarraderos alrededor de los cuales la tecnología ensaya múltiples soluciones. Bienvenida sea la que presentamos hoy. portar quienes rodean a un enfermo: la solución pasa por minimizar la dependencia que el aquejado de demencia tiene de terceras personas de forma directamente proporcional al incremento de tranquilidad en sus allegados. El resultado de la fórmula se iguala a un terminal inteligente que integra un módulo de localización geográfica vía satélite (GPS) Según explicó a ABC Juan Carlos Suárez, director general de la empresa Level Telecom, adjudicataria del proyecto junto con Arteixo Telecom, el equipo se le entrega al encargado del cuidado del paciente, con unas instrucciones concretas para su buen uso, mientras el enfermo porta, en todo momento, el aparato de GPS mediante un sistema tipo arnés. Ante la incertidumbre sobre el paradero del demente, el cuidador acciona el sistema con una sola llamada al centro de control y, al segundo, tiene en su poder el informe de ubicación más preciso, con detalles que comprenden desde la posición exacta del paciente hasta el sentido de su desplazamiento, pasando por la velocidad que lleva el mismo y hasta el camino recorrido. Exhaustivo, certero y completo. Todo. Ni que decir tiene que con este abanico de indicaciones en su mano el cuidador se pondrá en marcha ante la detección de cualquier riesgo o, de no existir ninguno, apaciguará su intranquilidad El paciente porta un arnés que sostiene de forma segura el equipo de localización de inmediato. Se logra así atentar directamente contra el corazón de la enfermedad y sus efectos. Apenas 58 personas disfrutan ya en Galicia de este innovador sistema, por sólo 28 céntimos diarios, si bien el Ejecutivo autonómico prevé que el número de peticiones para adherirse al eficiente programa se multiplique a lo largo del presente 2005. A la espera quedan también las peticiones por parte de otras Autonomías españolas, entre las que, según reconoció Suárez, se ha disparado el interés por un sistema que concede un respiro a un sector otrora desprotegido, nuestros mayores.