Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional REFERÉNDUM EUROPEO RATIFICACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN EUROPEA MIÉRCOLES 16 2 2005 ABC ARACELI MANGAS Catedrática de Derecho Internacional Público de la Universidad de Salamanca SEGURIDAD E INTERIOR El proyecto europeo es más necesario en España que en otros países A. M. -F. MADRID. La profesora Araceli Mangas Martín lleva casi 30 años estudiando el funcionamiento de la Unión Europea. Pocas personas conocen, como ella, los entresijos de las instituciones europeas y toda esa maraña de tratados que ha desembocado en el texto que el próximo domingo será sometido a referéndum. Consciente de la enorme complejidad que esta cuestión entraña, la profesora Mangas acaba de publicar un libro, La Constitución Europea (editorial Iustel) en el que responde con toda claridad a las dudas del ciudadano y analiza, de forma sencilla, lo que el jurista debe conocer. En su opinión, gracias a este nuevo Tratado europeo, la UE ganará en proximidad a los ciudadanos y será más democrática y más eficaz. Explica la profesora Mangas que, aunque la Constitución Europea simplifica los tratados anteriores- antes había casi una veintena y eso sí que era farragoso es inevitable que el nuevo texto también sea complejo por su propia naturaleza. No puede compararse con una Constitución nacional. Aquí se hace la cuadratura del círculo, porque por un lado conservamos los Estados soberanos independientes, pero al mismo tiempo compartimos la soberanía Afirma que la Constitución va a beneficiar a todos los ciudadanos y Estados europeos, pero destaca que en España el proyecto europeo es mucho más necesario que en otros países porque aquí hay unas fuerzas centrífugas muy fuertes y el anclaje europeo es algo que interesa a todas o a la gran mayoría de las fuerzas políticas Asimismo, subraya la importancia de Europa como unidad económica. En este sentido, advierte que ni las grandes potencias europeas hubieran resistido tan fácilmente el impacto de la globalización: Gracias a la UE, Estados medianos, como España, o pequeños, como Luxemburgo, hemos afrontado mucho mejor la globalización y contamos en el mundo dentro de la UE. Somos un país fuerte políticamente porque pertenecemos al ente político más importante del planeta Un agente de la Policía Nacional vigila en la frontera hispano- francesa de La Junquera ABC Una Constitución que borra las fronteras, también para las policías Los delincuentes hace tiempo que se pueden mover libremente por la Europa sin fronteras. El Tratado pretende que los agentes tampoco tengan obstáculos para perseguirlos ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Constitución europea consagra un espacio común de libertad, seguridad y justicia y asume como una parte de su articulado la llamada carta de Derechos Fundamentales. Además, termina con la fastidiosa división en Pilares el tercero de los cuales estaba dedicado desde el Tratado de Ámsterdam a los asuntos que en los países miembros ocupan a los ministros del Interior y los convierte en una política comunitaria a la altura de las del mercado interior o la moneda única. La Carta de Derechos y Libertades, que fue redactada el año 2000, se ha convertido en un texto constitucional y ha ganado la solidez legal que no tenía cuando era poco más que una declaración de intenciones. Es en este documento donde ha sido incluido como Parte II el que contiene aspectos tan fundamentales como la garantía de la libertad religiosa y es por sí sola un resumen del espíritu de la civilización europea. Sólo por esto, la Constitución representa ya un avance fundamental que afecta a la vida de todos los ciudadanos. cha la euroorden de detención y ni todos los países ni todos los jueces están preocupados por aplicarla. La letra dice una cosa y la práctica pasa luego por el filtro de la política. Delincuencia y terrorismo Pongamos por ejemplo el caso de Europol, que aparece en el artículo II- 273 de la Constitución, como un organismo cuya función es apoyar y reforzar la actuación de las autoridades policiales y de los demás servicios con funciones coercitivas de los Estados miembros, así como su colaboración mutua en la prevención de la delincuencia grave que afecte a dos o más Estados miembros, del terrorismo y de las formas de delincuencia que lesionen un interés común que sea objeto de una política de la Unión, así como en la lucha en contra de ellos Sobre el papel está bien descrita la agencia y aparecen todas las reglas para hacer posible su funcionamien- to. Sin embargo, desde julio de 2004, al frente de esta institución está un director en funciones, el español Mariano Simancas, porque una disputa entre Francia y Alemania mantiene bloqueado el proceso de elección del responsable de esta agencia de coordinación policial. La Constitución no dice nada de lo que sucede cuando dos ministros del Interior, como el alemán Otto Schily y el francés Dominique de Villepin, literalmente no se pueden ni ver. Todo lo que se presenta como un sólido eje franco- alemán se deshincha en cuanto se llega a este capítulo en el que no pasa la corriente. Cuatro candidatos De modo que así las cosas la elección del director de Europol está bloqueada entre un candidato alemán, un francés, un italiano y el español, que, dado que ha realizado una buena gestión como director en funciones, también es un candidato al puesto. Los delincuentes hace tiempo que se pueden mover libremente por Europa, desde que se hicieron desaparecer las fronteras. La Constitución pretende que la acción de la policía no tenga obstáculos en perseguirlos. Pero siempre hará falta que los Gobiernos se pongan a ello, La euroorden de detención Pero la Constitución no tiene por si sola la solución de todos los problemas. Hace tiempo que está en mar- Hace tiempo que existe la euroorden pero algunos países no están preocupados por aplicarla